EL PAIS › LA INTERNA DE FEDERACION AGRARIA FUE EL PRINCIPAL CATALIZADOR DE LA PROTESTA DE AYER

Problemas de marquesina

Alfredo De Angeli convocó primero al acto de Gualeguaychú y Eduardo Buzzi se vio forzado a replicar una movida similar en Villa Constitución para no ser opacado por su rival dentro de la entidad.

 Por Fernando Krakowiak

La interna política de Federación Agraria fue el principal catalizador de la protesta rural de ayer. El malestar de los empresarios del campo con el gobierno es público, pero las disputas dirigenciales están acelerando los tiempos. Alfredo De Angeli, presidente de la filial entrerriana que nuclea a los pequeños y medianos productores, convocó al acto de Gualeguaychú hace un par de semanas aprovechando la popularidad que logró durante el lockout. De este modo, primereó a Eduardo Buzzi, presidente de la Federación, quien se vio forzado a replicar una movida similar en Villa Constitución para no ser opacado por su principal rival dentro de la entidad. La devolución de gentilezas no se hizo esperar y ayer Buzzi criticó públicamente a De Angeli por haberse reunido con Mauricio Macri. “Me llamaron 500 productores nuestros diciendo `¿qué hacemos nosotros ahí con Macri?`, aseguró por radio. El resto de las organizaciones rurales son conscientes de este problema de cartel que existe dentro de Federación Agraria. Por eso ayer decidieron no participar orgánicamente en ninguno de los actos y esperar a una convocatoria consensuada por la Mesa de Enlace.

Desde el inicio del conflicto generado por la suba de las retenciones, De Angeli marcó los tiempos con una de las posiciones más duras. Por entonces, los principales referentes nacionales de Federación Agraria reconocían en privado que su intención era favorecer una salida negociada con el gobierno, pero afirmaban que no podían moderar su discurso ni anunciar un levantamiento de la protesta porque corrían el riesgo de que De Angeli desobedeciera la directiva y siguiera adelante por su cuenta, copándoles de hecho la conducción de la Federación. Eso llevó a una radicalización cada vez mayor de los discursos y las acciones. Ahora se está repitiendo un escenario similar con el agravante de que el mes próximo se eligen nuevas autoridades en la entidad.

Buzzi ya adelantó que tiene previsto presentarse a la reelección y sus íntimos aseguran que De Angeli le prometió no rivalizar este año por el control de la entidad. Sin embargo, el dirigente santafesino desconfía del entrerriano y mantiene la guardia alta. Lo que más le molestó fue el “operativo clamor” que organizaron algunos “autoconvocados” en la inauguración de la Exposición Rural de Palermo cuando empezaron a vivar a De Angeli hasta que lograron que Luciano Miguens, titular de la Sociedad Rural, le cediera la palabra.

También se queja por las distintas reuniones que el entrerriano organiza día por medio para salir en los diarios. Un ejemplo, es el encuentro que mantuvo con el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, que Buzzi lo crítico ayer por la mañana. Cuando le preguntaron si le había molestado respondió: “si, abiertamente sí” y afirmó que De Angeli “fue a pedirle una foto a Macri”. “Ayer (por el domingo) hablé con Eduardo Buzzi, no creo que esté enojado... qué problema va a haber, si me reuní con Macri, con Duhalde, con Carrió, con los radicales. Todos ellos representan a partidos políticos”, respondió De Angeli.

El entrerriano se mostró sorprendido por el cuestionamiento, pero él hizo algo similar cuando las retenciones se debatían en el Congreso. En ese momento criticó a Buzzi por haberse abrazado con el jefe de la bancada oficial, Agustín Rossi. “Yo no lo hubiera hecho. Vayan a preguntarle a él porque lo hizo”, respondió entonces a la prensa.

La reacción de Buzzi sólo se explica por los celos que existen entre ambos dirigentes rurales porque él no sólo se abrazó con Rossi sino que se reunió con el ex presidente Eduardo Duhalde y tiene un estrecho vínculo con el diputado de Proyecto Sur, Claudio Lozano; y el ex titular de la CTA, Víctor De Gennaro.

Además, también se las ingenió, al igual que De Angeli, para seguir apareciendo en los medios luego de la finalización del lockout. Por ejemplo, fue a cortar la cinta a la inauguración de la Exposición Rural de Palermo, algo que no había hecho ningún presidente de Federación Agraria en su historia, participó en el último Congreso de la Asociación de Productores en Siembra Directa (Aapresid), donde abrevan muchos de los pooles de siembra que él suele criticar, e incluso se abrazó con su presidente Gastón Fernández Palma. Además, se dejó fotografiar en jogging por el semanario Perfil en la lujosa Clínica Puiggari, como si fuera una estrella de televisión, cuando se internó allí hace algunas semanas para iniciar un tratamiento para dejar de fumar.

Compartir: 

Twitter
 

Eduardo Buzzi y Alfredo De Angeli se sacan chispas dentro de Federación Agraria.
Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.