EL PAíS › EN EL OFICIALISMO HACEN CUENTAS DE CUáNTAS FIRMAS NECESITAN EN LAS COMISIONES

El primer objetivo es sacar el dictamen

 Por Miguel Jorquera

El kirchnerismo trabaja arduamente para superar el primer escollo para aprobar la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual en el Senado: conseguir las firmas necesarias para el dictamen de mayoría que se debatirá en el recinto de la Cámara alta. El jefe del bloque K, el senador Miguel Pichetto, dedicó gran parte de la jornada a dialogar con los senadores de su bancada y a repasar los números para definir la estrategia parlamentaria. Aunque las cuentas todavía no le cierran, Pichetto deslizó la posibilidad de clausurar el debate en el plenario de comisiones este viernes y, con dictamen propio, convocar una semana después, el 9 de octubre, a la sesión que dirimirá si el proyecto del Gobierno se convierte en ley o sufrirá modificaciones que lo devuelvan a la Cámara de Diputados.

Los números para el kirchnerismo son ajustados y el jujeño Guillermo Jenefes –dueño de un multimedio en su provincia– se convirtió en la piedra en el zapato para el camino que quiere transitar el oficialismo. El jujeño, que cuestionó varios aspectos del proyecto oficial, no sólo preside la estratégica comisión cabecera del debate –de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión– si no que integra otras dos comisiones (Presupuesto y Asuntos Constitucionales) donde el kirchnerismo tiene una mayoría exigua: ocho sobre quince integrantes.

El oficialismo necesita mayoría de firmas para el dictamen en las cuatro comisiones que integran el plenario legislativo en la Cámara alta, y en tres de ellas la rúbrica de Jenefes es decisiva para inclinar la balanza.

Este será el primer obstáculo que tendrá que sortear el bloque K y el apuro parece conspirar en contra del objetivo que se ha trazado Piche- tto. Sin embargo, el rionegrino volvió a ratificar ayer la intención de conseguir las firmas necesarias este viernes y llevar el proyecto al recinto siete días después, para cumplir con los tiempos parlamentarios que exige el reglamento del Senado.

En medio de la pulseada, Piche-tto recibió ayer una alegría. La senadora riojana Teresita Quintela, a quien varios ubicaban en las filas rebeldes del oficialismo, dio su apoyo al proyecto oficial. “Esta ley debe ser aprobada ya, urgente”, afirmó Quintela e insistió que la iniciativa debe ser votada cuanto antes para “defender a los trabajadores de prensa”.

Quintela no es miembro de ninguna de las comisiones que participan del debate, pero será un aporte importante en el recinto. Allí, el oficialismo no duda que tendrá los números para la aprobación en general del proyecto, aunque no abandona los cálculos. Las cuentas incluyen las bajas propias, como la anunciada ausencia del cordobés Roberto Urquía y la misionera Elida Vigo, también por problemas de salud. Aunque para el oficialismo las apreciaciones sobre la presencia de ambos en el recinto no son iguales: no están seguros de cómo votaría Urquía, aunque tampoco descartan que Vigo regrese para la sesión en la que respaldaría el proyecto oficial.

Pero el oficialismo no puede mostrar el mismo entusiasmo a la hora de contabilizar la votación artículo por artículo de la ley. Igual que en Diputados, la conformación de la autoridad de aplicación y el plazo de un año para que las compañías se desprendan de algunas de sus empresas son los puntos más cuestionados, incluso por algunos oficialistas. Sin embargo, la preocupación del oficialismo está centrada en conseguir las firmas del dictamen.

Compartir: 

Twitter
 

Los kirchneristas Pichetto, Fernández y Ríos, ayer en el plenario.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.