EL PAIS › OPINION

Macri es un decálogo de contradicciones

 Por Delia Bisutti *

En la búsqueda de diferentes estrategias oportunistas para victimizarse ante la opinión pública y huir de sus responsabilidades ante los ciudadanos, el jefe de Gobierno Mauricio Macri se convirtió en los últimos tiempos en un decálogo de contradicciones.

En julio de 2009 nombraba a Jorge “Fino” Palacios como jefe de la Metropolitana enumerando sus “calidades” y argumentando que “es el policía de la Federal más condecorado de los últimos 20 años”. Claro, no recordó que en 1994 Palacios fue imputado por la Justicia federal por encubrimientos en el caso AMIA; en el 2001 estuvo vinculado con la masacre de Plaza de Mayo, y en el 2004 fue destituido de la Policía Federal por su mal desempeño en la causa de Axel Blumberg.

Además Macri parece haber olvidado desde cuánto hace que lo conoce. Reiteradas veces aseguró haberlo conocido cuando Palacios entró a trabajar en Boca en 2006, omitiendo que el ex comisario fue quien lo acompañó durante el reconocimiento del lugar en el que estuvo secuestrado en 1991.

A poco más de un mes de haber ratificado a su policía estrella en el cargo, ante la presión pública y política, Macri le aceptó la renuncia y dijo que se había “equivocado” en la designación y que había cometido un error. La renuncia se adujo basada en temas personales pero, casualmente, días después Palacios fue procesado por la Justicia.

Con respecto a Ciro James, vinculado con él en la investigación judicial, negó haberlo conocido, olvidando que trabajó en Boca cuando él era dirigente, Fino Palacios se desempeñaba como jefe de seguridad del club y el gerente general era su amigo Andrés Ibarra. A su vez, Ibarra fue subsecretario en el Ministerio de Educación en el tiempo en que Ciro James fue contratado en esa cartera.

Respecto de los jueces que lo están juzgando en el caso de “las escuchas”, primero consideró que Oyarbide “responde a los intereses de Néstor Kirchner” y que era todo un operativo político. Luego de que la Cámara Federal ratificara su procesamiento, extendió esa supuesta maniobra política a todos los camaristas que votaron el fallo por unanimidad, cuestionando no sólo a un juez sino a la Justicia.

Macri dice querer que se sepa la verdad de los hechos, pero a través de sus legisladores bloqueó el pedido de toda la oposición de que la Legislatura pida a la Justicia la remisión de la causa, en la sesión especial del 20 de julio. Declara que defiende las instituciones pero indica a sus diputados que traben en la Legislatura todos los proyectos presentados para avanzar en la investigación sobre sus responsabilidades en las políticas de seguridad de su gobierno.

Asegura que no hay ninguna crisis institucional, mientras que anuncia con bombos y platillos, en conferencia de prensa, que promoverá su propio juicio político. ¿Irresponsabilidad, hipocresía, especulación, manotazo de ahogado?

Macri cree que maneja todos los piolines. Que pone las piezas en el tablero y juega por todos los jugadores, que gana el partido pero también saca el segundo lugar. “Estoy muy tranquilo”, suele declarar por consejo de su constructor de imagen, como si con sólo decirlo desaparecieran mágicamente todos los hechos que involucran su responsabilidad en el escándalo de las escuchas ilegales.

Que la Justicia siga su camino y avance en las responsabilidades penales. Por su parte, la Legislatura debe seguir el propio y profundizar las investigaciones para poder dilucidar las responsabilidades políticas sobre los hechos acontecidos. No es un tema menor que se esté investigando si desde el Estado se permitió el montaje de un sistema de seguridad que utiliza escuchas ilegales.

Hay algo que no se puede soslayar y es que la ciudad de Buenos Aires hoy tiene un jefe de Gobierno procesado. Macri pretende desconocerlo. Pero la única verdad es la realidad. Y parece ser que de esa realidad Macri no se quiere hacer cargo. Nadie elige a su familia, pero un jefe de Gobierno elige a sus funcionarios. Que se haga cargo.

* Legisladora porteña del partido SI, en Proyecto Sur.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.