SANTA FE › LA INTERNA SOCIALISTA PARA DEFINIR EL CANDIDATO A GOBERNADOR

"Si hay consenso, mejor"

"El año que viene será el momento de discutir candidaturas. Todos tienen el derecho de plantearlas, pero no hay que poner el carro delante de los caballos", dijo Giustiniani, quien también tomó distancia del cruce entre Carrió y Binner.

 Por Juan Carlos Tizziani

El jefe del Partido Socialista, Rubén Giustiniani, pidió ayer postergar hasta enero el debate sobre la fórmula del Frente Progresista para las elecciones de 2011. "El tiempo de las candidaturas es el año que viene", dijo en un intento por frenar las expectativas de sus seguidores, pero no se autoexcluyó en la carrera a la Casa Gris que ya tiene otros tres anotados: el ministro Antonio Bonfatti y los intendentes Miguel Lifschitz y Mario Barletta. "Las candidaturas tienen que ser el punto de llegada y no el de partida. El año que viene tenemos todo el tiempo necesario para analizar nombres. Respeto todas las posiciones, pero primero debemos acordar un programa entre las fuerzas políticas y decirle a la sociedad para qué queremos ser gobierno. Lo mismo en la provincia. Si vamos a pedir un segundo período como Frente Progresista, hay que decirles a los santafesinos para qué y en función de qué propuesta concreta", explicó.

¿Usted no se descarta como candidato a gobernador? Porque sus seguidores creen que llegó su hora -planteó un colega.

¿La hora de qué? repreguntó Giustiniani. Y siguió una carcajada general. "Tenemos por delante muchos meses de gobierno que hay que profundizar y consolidar", dijo el senador, ya en otro tono. "El año que viene será el momento de discutir candidaturas. Todos tienen el derecho de plantearlas, pero como presidente del Partido Socialista creo que no hay que poner el carro delante de los caballos. El tiempo de las candidaturas es 2011", insistió.

Giustiniani también tomó distancia del cruce entre Carrió y Binner. El gobernador había dicho que nunca compartiría una fórmula con Lilita porque "es complicada" y la líder de la Coalición Cívica retrucó que ella tampoco lo haría porque Binner es "un ambiguo". Ayer, el legislador socialista bajó el tono. "Me preocuparía si las disidencias fueran en términos programáticos. Me preocupa lo programático, no los humores de los dirigentes. Me preocupa que el Frente Progresista tenga coherencia programática para ofrecerle a la sociedad. Lo otro es absolutamente secundario", dijo.

Pero Carrió habló precisamente de eso, criticó la "ambigüedad" de Binner porque está lejos de esa "coherencia" que usted postula -señaló otro periodista.

La coherencia está a la vista: es gobernar. Ese es nuestro mayor capital para la construcción de un Frente Progresista y lo decimos con toda responsabilidad. Lo que estamos haciendo en Santa Fe lo queremos hacer a nivel nacional y habrá quienes consideren que está bien o está mal y quienes nos acompañarán y quienes no. Y en las provincias están todas las fuerzas integradas: la UCR, el socialismo, la Coalición Cívica, el PDP, el GEN.

Margarita Stolbizer le pidió a Binner que asuma un liderazgo nacional y apure el armado electoral. ¿Eso contradice lo que usted pide, que se postergue el debate de las candidaturas hasta el año que viene?

No. El armado electoral es constituir una fuerza política que hoy no existe. Esto no puede ser un seleccionado de figuras. No queremos le mejor delantera para hacer goles en el partido, eso no sirve dijo Giustiniani en jerga futbolera . Queremos una fuerza sólida que tenga coherencia programática y después, los candidatos serán el resultado de eso. Comparto con Margarita que debemos apurar el armado del Frente Progresista que también debería incluir al Proyecto Sur de Pino Solanas. Pero el tiempo de las candidaturas es el año que viene contestó.

¿Y cómo se definirán, por internas o consenso?

Las dos cosas no son contradictorias. Si hay consenso, mejor y si no, hay que ir a internas. Cuando hay candidaturas naturales el consenso es más fácil. Y si no está la legitimidad de cada fuerza política de proponer su candidato. En 2007, la candidatura de Binner reunía un consenso natural de todo el mundo y por eso no hubo internas. Lo importante son las reglas de juego.

Pero ahora hay cuatro candidatos: Bonfatti, Lifschitz, usted y Barletta.

La realidad está a la vista.

¿No hay consenso?

No sé volvió a bromear Giustiniani. "Lo bueno es que haya muchos candidatos y no ninguno", agregó la ex concejal Marta Fasino que estaba a su derecha. El diputado Miguel Barrios asintió.

¿Y cómo va a definir el candidato a gobernador del socialismo? volvió a la carga otro cronista.

Giustiniani ratificó el libreto. "Las candidaturas se definen el año que viene. Y disculpen si no pueda calmar todas las ansiedades", concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

"Cuando hay candidaturas naturales el consenso es más fácil", explicó Giustiniani.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.