EL PAíS

Un comienzo accidentado

El primer juicio por delitos de lesa humanidad de la dictadura en La Rioja comenzó ayer de manera accidentada, ya que no bien empezó el proceso por el homicidio del soldado Roberto Villafañe, ocurrido el 30 de agosto de 1976, debió suspenderse por una descompensación de uno de los jueces. La muerte de Villafañe, que cumplía el servicio militar, está relacionada con el previo secuestro, tortura y homicidio de los sacerdotes de Chamical Carlos de Dios Murias y Gabriel Longueville, hechos conectados a su vez con el asesinato del laico Wenceslao Pedernera en Chilecito y del obispo Enrique Angelelli. El Tribunal Oral Federal de La Rioja está presidido por Sergio Grimaux e integrado además por José Quiroga Uriburu y Alejandro Piña, pero Grimaux no se sintió bien y el proceso quedó suspendido, en principio, hasta hoy cuando se reanudará la audiencia.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Un comienzo accidentado
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.