EL PAIS › EL EMPRENDIMIENTO DE LAS MADRES

Sueños Compartidos

El emprendimiento bautizado como Misión Sueños Compartidos, desarrollado por la Asociación Madres de Plaza de Mayo, encabezada por Hebe de Bonafini, tiene varios ejes, uno desarrollado en el barrio Los Piletones, donde 432 viviendas estaban prácticamente terminadas para ser ocupadas por sus mismos constructores.

El emprendimiento forma parte de un total de 2610 viviendas en que la Fundación de las Madres se ha embarcado para su construcción, lo que la transforma en la mayor empresa constructora de vivienda social de la Ciudad Autónoma. La obra de Los Piletones, en particular, fue licitada por la Corporación del Sur en 2007 y la Fundación de las Madres ganó el concurso con comodidad a empresas privadas.

Pero la iniciativa de las Madres no sólo se ocupa de la construcción de viviendas, sino que además es acompañada de un proyecto social: “Cuando las mujeres empezaron a trabajar en la obra nos dimos cuenta de que no tenían con quién dejar a sus chicos. Primero empezamos en una casa, con una madre cuidadora, pero después empezamos a habilitar salas en el Elefante Blanco (otra de las iniciativas de las Madres, la recuperación del edificio del frustrado hospital que hubiera fundado Perón si la Revolución Libertadora no se hubiera entrometido)”, explicó en 2009 Hebe de Bonafini.

El excedente del dinero obtenido por la obra es reinvertido para la gente del barrio: levantar paredes para nuevas salas del jardín maternal.

Además, los emprendimientos se extienden en el barrio Castañares, en Villa Lugano, y las que se planifican en la Villa 20.

El sistema de construcción consiste en paredes de cemento, alambre y telgopor. Una plancha de telgopor, protegida por dos mallas de alambre y cubiertas por dos delgadas capas de cemento. La placa de no más de quince centímetros de ancho es capaz de sostener un edificio de tres plantas. Las planchas se fabrican en una planta inaugurada en septiembre del año pasado en el barrio de Barracas, gestionada por la Fundación y la Corporación Buenos Aires Sur. El bloque de poliestireno expandido es un prisma de un metro cincuenta de ancho y tres de alto. Una máquina la corta en fetas de ocho centímetros con un alambre caliente. Otro equipo arma las mallas a partir de alambre de acero de dos milímetros de espesor. Una tercera maquinaria une mediante soldaduras las dos mallas, una a cada lado del telgopor, dejando listo el panel para ser colocado como pared o techo.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.