EL PAíS › PRECANDIDATOS DEL KIRCHNERISMO CUESTIONARON LA NUEVA ALIANZA DE LA UCR CON EL PRO

“Son acuerdos entre dirigentes oportunistas”

Sellado el acuerdo de la Unión Cívica Radical con el macrismo para concretar una alianza electoral en la que también está incluida Elisa Carrió, los precandidatos a presidente del Frente para la Victoria salieron al cruce. “Es un espacio de alianzas que se van configurando con contradicciones”, señaló el gobernador bonaerense Daniel Scioli y agregó que “la mayoría del pueblo argentino no quiere retroceder”. El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randa-zzo, destacó que “seguramente muchos radicales admiradores de (el ex presidente) Raúl Alfonsín hoy estarán lamentando la decisión de la cúpula partidaria de la UCR”, aludiendo directamente a las líneas históricas del radicalismo y contraponiéndolas con la decisión de la convención radical de inclinarse a la derecha y aliarse al PRO. El gobernador entrerriano Sergio Urribarri señaló que se trataba “de la misma Alianza pero con distinto olor”, en alusión al gobierno de Fernando de la Rúa, que terminó en la debacle de 2001.

“Yo siento la enorme responsabilidad de llevar al peronismo a la victoria frente a esta alianza que se ha configurado en el día de ayer (por el sábado), y que sea una competencia democrática y respetuosa con propuestas, que en mi caso están muy coherentes y claras con respecto al trabajo nacional y la industria argentina de cara al futuro”, sostuvo Scioli, haciendo foco en la decisión partidaria e intentando mostrarse ya como el candidato del FpV, a pesar de no haber pasado aún por las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias. “Esta alianza ha tenido posiciones ‘en contra de’ YPF, de los acuerdos con China, la recuperación de los fondos de la Anses”, recordó Scioli y destacó que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, “que es el jefe de todos ellos, dijo que a los fondos buitre había que pagarles o el país volaba por los aires, incrementó el endeudamiento en dólares en el Gobierno de la Ciudad, se opuso al Fútbol para Todos y la Asignación Universal por Hijo”, enumeró, mostrando el ideario macrista.

En la misma línea, el gobernador apuntó contra las políticas que el macrismo desplegó en la Capital, al destacar “la posición de la Ciudad respecto de la deuda, que tuvo un avance en endeudamiento en millones de dólares”. Scioli señaló que el frente del PRO, la UCR y la Coalición Cívica, es “un espacio de alianzas que se van configurando con contradicciones” y que “cuando se unen ‘en contra de’, las cosas nunca salen a favor”. Así, planteó que “la mayoría del pueblo argentino no quiere volver para atrás”, a la vez que destacó que “el pueblo tiene muy claras las alternativas con respecto a las propuestas de país que se presentan”.

Otro precandidato del FpV que criticó la nueva alianza fue Randazzo. En su cuenta de Twitter, el ministro apuntó que “los acuerdos entre dirigentes oportunistas siempre son decepcionantes para la militancia y perjudiciales para el pueblo”, y a la vez reflexionó que “los verdaderos dirigentes políticos tenemos la obligación de poner siempre las ideas y las convicciones en primer lugar”, descalificando a los dirigentes radicales que impulsaron el acuerdo. Randazzo continuó apuntando contra el nuevo frente que dirimirá la candidatura presidencial entre el senador radical Ernesto Sanz, Macri y Carrió en las PASO de agosto, al señalar que “seguramente muchos radicales admiradores de Raúl Alfonsín hoy estarán lamentando la decisión de la cúpula de la UCR”. Unas horas antes, el ministro del Interior había tuiteado sobre el mismo tema que sus “aliados son los millones de argentinos que defienden a CFK y no están dispuestos a volver atrás”.

Urribarri no se quedó atrás. “Lo que le pasa al radicalismo de hoy con Macri es lo que le pasó al peronismo de los ’90 con (el histórico dirigente de el partido liberal UCeDé, Alvaro) Alsogaray”, tuiteó, emparentando el corrimiento a la derecha del peronismo bajo la conducción del expresidente Carlos Menem con la actualidad radical. “La militancia va a recuperar la UCR”, se esperanzó. El gobernador entrerriano acotó también que se trataba de “la misma Alianza con distinto olor, sólo que en el ’99 la UCR fue cabeza de lista. Sanz es menos hábil que De la Rúa”, sentenció, recordando también la unión alcanzada en 1999 por el radicalismo y el Frente Grande, que llevó al primero a la presidencia, en un proceso que concluiría con la renuncia de De la Rúa y su salida en helicóptero de la Casa Rosada. “Nosotros nos unimos a la mayoría por más derechos, más jubilados, YPF, AUH, Progresar, Aerolíneas y mucho más. Ellos se juntan contra nosotros”, finalizó el reelecto gobernador de Entre Ríos, uno de los precandidatos presidenciales del kirchnerismo.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • “Son acuerdos entre dirigentes oportunistas”
  • Otras Voces
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.