EL PAíS › LOS GOBERNADORES DEL PJ ANALIZAN NUEVOS AJUSTES

Un guiño a Duhalde y al FMI

 Por Diego Schurman

Los gobernadores justicialistas se reunirán para avanzar con el plan de ajuste exigido por el presidente George W. Bush y el Fondo Monetario Internacional. Así lo confirmaron ayer a Página/12 cuatro mandatarios provinciales, en lo que se tradujo como un nuevo y fuerte respaldo a la gestión de Eduardo Duhalde.
El encolumnamiento político será una extensión de aquel demostrado el último fin de semana, en Misiones, durante una cumbre en la que sólo faltó el santacruceño Néstor Kirchner. La confirmación del nuevo encuentro trascendió ayer, en una jornada atiborrada de versiones sobre cambios de gabinete y llamado de elecciones anticipadas. ¿La razón? Aun los más díscolos sospechan que no hay margen para desplazar al Presidente.
–Si se cae Duhalde nos caemos todos –fue la confesión de uno de los mandatarios a este diario.
Un par norteño transitó por el mismo andarivel: “Después de De la Rúa hubo cuatro presidentes del PJ: Puerta, Rodríguez Saá, Camaño y ahora Duhalde. Si todo se va al carajo, el que sigue no va a ser peronista”.
Cerca del jujeño Eduardo Fellner el análisis fue aún más lapidario: “Si esta crisis no la pueden manejar los bonaerenses no la puede manejar nadie. Hay que apoyar”, dijeron. En las huestes del santafesino Carlos Reutemann, el candidato con mayores chances entre los justicialistas, también creen en que hay que “sostener” a Duhalde contra viento y marea. Y hasta el propio cordobés José Manuel de la Sota dejó de exigir elecciones y se sumó decidido al lote de gobernadores que “apuntalan” a Duhalde.
Ni hablar de Rubén Marín. El pampeano rechazó en la última semana un ofrecimiento para hacerse cargo de la jefatura de Gabinete. Sin embargo, ratificó ayer que le pondrá el hombro, y que avanzará con los ajustes que requiera el FMI, pese a pregonar que su provincia no es deficitaria y que la Nación le adeuda 120 millones de pesos. Y lo mismo haría Felipe Solá, aunque la situación de los bonaerenses es peor: el déficit anual supera los 2000 millones de pesos anuales.
Sólo Kirchner, quien ahora se cuida de no pedir elecciones anticipadas, muestra en público sus diferencias con el Gobierno. Y aunque no descartó esta vez sumarse a la reunión con sus pares del PJ hizo una advertencia a las exigencias de ajuste de Estados Unidos. “Bush no me tiene que enseñar nada a mí”, le dijo a Página/12.
El compromiso con Duhalde es tal que el plan inicial de los mandatarios de reunirse esta semana quedó postergado para “no hacer olas” durante la ausencia del Presidente, de gira en México. Ahora buscan ponerle fecha al nuevo encuentro. Si no se concreta en la próxima semana –a raíz de los feriados de Semana Santa– será, a más tardar, en la otra.
De todos modos, los ministros de Economía provinciales continúan con las rondas para ver la manera de frenar la emisión de bonos y retocar el Presupuesto, ya que –sostienen– la reforma política propiciada por la Casa Rosada no cumple con las expectativas del FMI.
Claro que temen que una nueva reducción de la plantilla de agentes públicos –que en muchos distritos funciona como un seguro de desempleo encubierto– termine produndizando los conflictos sociales a punto de volverlos incontrolables. La decisión está en sus manos.

Compartir: 

Twitter

SUBNOTAS
  • Un guiño a Duhalde y al FMI
    Por Diego Schurman
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.