EL PAíS

Un curasaurio amigo de Priebke suma su espíritu a la marcha de hoy

El dominico Aníbal Fosbery, quien dio cobijo a Cecilia Pando, reivindicó y agradeció el apoyo que recibiera su institución universitaria del nazi Erich Priebke. Es un activo convocante a la marcha de Blumberg.

 Por Sergio Moreno

“Permítanme que de modo personal exprese en nombre de Fasta nuestro recuerdo y gratitud al entonces presidente de la Asociación Germano Argentina en Bariloche, señor Erich Priebke.” La frase fue pronunciada el viernes 11 de abril de 2003, en la ciudad patagónica, por la máxima autoridad de la Universidad Fasta, el presidente de la Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomás de Aquino, Aníbal Ernesto Fosbery. El cura es uno de los apoyos espirituales y algo más de la Asociación de Familiares y Amigos de los Presos Políticos Argentinos (Afyappa) presidida por Cecilia Pando, la cara más famosa del grupo de militares retirados y en actividad que reivindica el terrorismo de Estado, y que hoy participará de la marcha convocada por el ingeniero Juan Carlos Blumberg.

Fosbery, un cura ultranacionalista, no guardó empacho en ensalzar al criminal de guerra nazi, extraditado de la Argentina y condenado en Italia por su responsabilidad en la masacre de las Fosas Ardeatinas –donde grupos de asalto nazis de las SS fusilaron a 335 italianos–. Este dominico preside Fasta, en uno de cuyos establecimientos encontró cobijo Cecilia Pando, cuando su marido, el mayor Rafael Mercado, fue pasado a retiro al no tomar distancia de las reiteradas descalificaciones públicas que su mujer hizo de la autoridad presidencial. Pando llegó hasta Fosbery recomendada por el teniente coronel retirado Héctor Schwab, preso en 2003 por orden del juez español Baltasar Garzón acusado de haber cometido crímenes de lesa humanidad junto al ex dictador tucumano Antonio Domingo Bussi.

El martes pasado, Página/12 reveló que un grupo de militares retirados, pertenecientes a la autodenominada Unión de Promociones, se reunió el domingo último para coordinar su participación en la marcha de Blumberg, aportando seguridad y presencia política. También sobre la relación que estos grupos guardan con Fosbery.

El cura, titular de Fasta –que además es una universidad que cuenta con sedes en la ciudad de Mar del Plata y en San Carlos de Bariloche–, tiene una estrecha relación con algunos sectores uniformados. Entre otros, mantiene un fluido nexo con el general retirado Daniel Reimundes, conocido como el “dragoncito”, ex segundo del extinto titular del Ejército Ricardo Brinzoni, autor intelectual de la repolitización de las Fuerzas Armadas. Ambos, Fosbery y Reimundes, son miembros honorarios de la Asociación amigos del Regimiento de Granaderos a Caballo General San Martín.

Un poco de historia

“No debe quedar ninguna duda de cuál es el sentir mayoritario de la comunidad de San Carlos de Bariloche, expresada a través de los representantes que ella misma eligió para gobernarla. Es necesario por ello hacer explícita la condena de cualquier actividad autoritaria o criminal, como así a quienes fueron cómplices o a quienes la reivindican”, dice un fragmento del repudio institucional que las autoridades de Bariloche expresaron por los dichos de Fosbery. La condena fue firmada por las autoridades del Poder Ejecutivo Municipal y del Concejo Deliberante.

Fosbery había reivindicado la figura de Priebke dos días antes, al inaugurar un nuevo edificio de la Universidad Fasta en Bariloche. Además de la condena de las autoridades, el curasaurio recibió el repudio de diversas instituciones locales, incluyendo un pronunciamiento formal del obispo Fernando Maletti y de la comunidad judía local. Uno de los profesores de Fasta, el sociólogo Wladimiro Iwanow, presentó su renuncia indeclinable.

Todo esto ocurrió entre el 11 y el 13 de abril de 2003, un curioso anacronismo con aires de provocación del cura, ya que el nazi asesino Erich Priebke fue extraditado de la Argentina en 1995.

Fosbery es un dominico argentino, fundador en 1962 de Fasta, institución reconocida por la Santa Sede como de derecho pontificio –que funciona bajo el amparo de la Orden de los Predicadores (dominicos)– de la cual es actualmente presidente. En 1968 fundó la Fraternidad Apostólica Sacerdotal de Tomás de Aquino para facilitar la formación de sacerdotes. Fasta inició sus operaciones en Argentina y, desde 1993, comenzó a desarrollarse en España: Madrid, Barcelona y Pamplona.

El activo sacerdote agradecido a los nazis fundó, en 1992, la Universidad Fasta, con sede en Mar del Plata y subsede en Bariloche. Es, además, vicepresidente para América de la Sociedad Internacional Tomás de Aquino (Sita).

Ha dado todo su apoyo para la marcha de hoy. Su espíritu estará presente en la Plaza de Mayo.

Compartir: 

Twitter
 

La activista castrense Cecilia Pando encontró cobijo en Fasta.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.