EL PAíS › CLARA ROJAS Y CONSUELO GONZALEZ, EN BUENOS AIRES A FIN DE MES

Para agradecer y en busca de apoyo

Las dos rehenes liberadas hablaron con el canciller Taiana para agradecerle las gestiones que encabezó Kirchner. Vendrán a fin de mes con Piedad Córdoba. Apuntan a la continuidad de la comisión.

 Por Fernando Cibeira

Clara Rojas y Consuelo González, las dos rehenes que estaban en manos de las FARC, conversaron ayer con el canciller Jorge Taiana y le adelantaron que el 27 y 28 de enero estarán en Buenos Aires para agradecerles personalmente a la presidenta Cristina Fernández y al ex presidente Néstor Kirchner las gestiones realizadas en favor de su liberación. Fuentes de la Casa Rosada interpretaban que el viaje de Clara y Consuelo –en verdad, una gira que incluirá Ecuador, Bolivia y Brasil– servirá de alguna manera para relanzar la comisión internacional humanitaria que encabezó Kirchner, que buscará seguir adelante con su intervención en el conflicto colombiano. “Ambos coincidimos en que no vamos a olvidar a los que todavía están allá”, dijo Taiana a propósito de su conversación con Consuelo González y la situación de los rehenes que aún permanecen en la selva.

La encargada de organizar la gira es la senadora Piedad Córdoba, la pata colombiana de la mediación realizada por Hugo Chávez. Con sus turbantes tropicales, Piedad Córdoba ya estuvo en Buenos Aires acompañando a Yolanda Pulecio, la madre de Ingrid Betancourt, ambas invitadas especiales en la asunción de Cristina Fernández. Luego, Córdoba se acopló al trabajo de la comisión de garantes que encabezó Kirchner en la última semana del año en Villavicencio.

Ayer, la senadora llamó a Taiana para coordinar la visita de Clara y Consuelo en el marco de una minigira de agradecimiento a los países de la región que integraron la comisión humanitaria. Las mujeres ya tenían confirmada una visita a Bolivia el 26 de enero, donde participarán de un concierto internacional. Ayer, en principio, quedó arreglado que estarán en la Argentina al otro día y permanecerán hasta el 28.

Pero no sería la única comunicación que el canciller recibiría desde Caracas. Al rato atendió los llamados sucesivos de Consuelo González y de Clara Rojas.

Consuelo le dijo al canciller que está “inmensamente agradecida” a la Presidenta y a Kirchner “por las manifestaciones de solidaridad y preocupación por la suerte que corrimos en manos de las FARC”. En la extensa charla, conversaron sobre la situación de los rehenes que aún están en la selva y convinieron en que no olvidarían lo que están pasando.

“Argentina va a seguir contribuyendo y dando toda nuestra colaboración y apoyo de la manera que sea más efectiva”, le adelantó Taiana. “Usted nos ha dado una gran alegría a todos los argentinos. Disfrute de sus hijas y su nieta, que conocimos la semana pasada en Caracas, a sus familiares les debe mucho esta gran noticia que es su libertad”, la despidió el canciller.

Luego, Clara Rojas, además de reiterar el agradecimiento a la Presidenta, le contó a Taiana que sabía del viaje de Kirchner a Venezuela y Colombia para fin de año “preocupado por nuestra liberación”. Rojas le comentó que conoce la Argentina porque tiene parientes en el país y que quiere viajar pronto.

Taiana luego le comunicó a la Presidenta que en un par de semanas Clara y Consuelo la visitarían, noticia que –aseguraban– la conmovió. “¿En serio quieren venir?”, le preguntó Cristina.

En las conversaciones, las ex rehenes explicaron que quieren difundir su experiencia para apurar una definición sobre la situación de los 44 secuestrados “canjeables” que siguen en manos de las FARC. Clara y Consuelo pasarán a integrar el “equipo” de la senadora Piedad Córdoba que trabajará para el rescate de los rehenes, según informó ayer Telesur.

La visita apuntará a mantener vigente la comisión internacional. “El eje París-Buenos Aires-Brasilia se mantiene”, explicaban ayer en Cancillería, a propósito de la continuidad de las gestiones.

En ese sentido apuntaron ayer las declaraciones del embajador de Francia en Buenos Aires, Frederic Du Laurens, quien sostuvo que “una presión internacional es absolutamente necesaria en estos casos y por eso tenemos que decir ‘gracias Argentina’”. Según el punto de vista del embajador, las reuniones producidas en Buenos Aires durante la asunción de Cristina Fernández fueron decisivas para que se retomaran las negociaciones para la liberación de los rehenes. Sostuvo que el plan del presidente francés, Nicolas Sarkozy, es no parar hasta convencer a las FARC de liberar a todos los rehenes, incluyendo, por supuesto, a Ingrid Betancourt.

Cómo seguirán las gestiones aún no está claro, pero en lo que no hay dudas es en que Hugo Chávez es quien tiene la llave para resolver la cuestión. “La interlocución la tiene él, eso no se puede negar”, sostenían. En eso había pros y contras. Por ejemplo, había causado cierto fastidio en la Cancillería que el venezolano saliera ayer mismo a proclamar la necesidad de declarar fuerza insurgente en vez de terrorista a las FARC, una cuestión que necesariamente va a provocar la irritación del gobierno de Alvaro Uribe. En la Cancillería definían que ese planteo en público es meramente político, porque quien califica a las organizaciones son las Naciones Unidas y las FARC son allí una guerrilla. Mientras despunta la próxima negociación por rehenes liberados, el gobierno argentino apunta a mantener aceitados los contactos con los miembros de la comisión internacional. Para eso, Taiana mantiene periódicos contactos con los comisionados mientras que Rafael Follonier, el otro funcionario que participó de las negociaciones para fin de año, tiene agendadas para los próximos días reuniones en Ecuador, Venezuela y Bolivia para retomar las conversaciones ya con un temario concreto.

Compartir: 

Twitter
 

La senadora colombiana Piedad Córdoba habló ayer también con el canciller Jorge Taiana.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.