ESPECTáCULOS

El ex presidenciable que se sumó al bajo perfil

En noviembre llegó a la presidencia de la UCR y parecía que se lanzaba en el camino a la Rosada. Después vino la debacle y el gobernador chaqueño Angel Rozas simplemente se esfumó.

 Por Fernando Cibeira

La situación de Angel Rozas es, cuando menos, curiosa. Luego de reunir voluntades durante un buen tiempo, el gobernador del Chaco consiguió en noviembre del año pasado alzarse con la presidencia de la UCR y atender en parte sus deseos de convertirse en un dirigente nacional con aspiraciones presidenciales. Pero no asumió en tiempos sencillos, por lo que las apariciones de Rozas como jefe radical se volvieron cada vez más esporádicas hasta llegar al punto en que hay días que nadie sabe dónde está. La situación comenzó a generar críticas en sectores radicales que consideran al partido paralizado y huérfano de liderazgo. “La verdad es que nuestra conducción no existe”, resumió un dirigente bonaerense.
A principios de año, Rozas fue a la Casa Rosada para entrevistarse con el presidente Eduardo Duhalde. Le expresó que la UCR se comprometía a respaldar al Gobierno en el Congreso y que permitiría que sus dirigentes se sumen al Gabinete, aunque tomarían esa responsabilidad a título personal. Pero lo más significativo de aquella aparición fue la frase que dijo cuando salió: “Nuestro partido tiene que pedirle perdón al pueblo”.
Aquélla fue la última vez que Rozas actuó como presidente de la UCR y fue testimonio del medio tono que intentó imprimirle a su gestión. Ni siquiera concretó nunca un varias veces postergado congreso partidario en el que se haría una autocrítica por la caótica gestión de Fernando de la Rúa. Rozas –al igual que Raúl Alfonsín– no quiere que prosperen los pedidos de expulsión contra De la Rúa, por lo que el congreso de catarsis quedó en el limbo.
Para algunos, el bajo perfil de Rozas se entiende por la angustiosa encrucijada económica que atraviesa Chaco, que lo obliga a permanecer en su provincia. Esta situación ya había sido anticipada en ocasión de su elección, cuando desde varios sectores se cuestionó que los principales lugares de la nueva conducción del Comité Nacional quedaran en manos de los gobernadores que habían salido airosos de las elecciones. Lo que se dijo en aquel momento fue que los problemas en sus provincias no le iban a dejar tiempo para conducir la UCR.
Gracias a ese argumento, y luego de renunciar al cargo de embajador en Montevideo, Juan Manuel Casella quedó a cargo de la vicepresidencia. Hoy, Casella conduce al radicalismo conectado vía telefónica con Rozas. Igual, no son pocas las veces que no consigue engancharlo ni por teléfono. “Fuimos el partido del gobierno hasta hace un par de meses”, respondió Casella consultado por Página/12 sobre la inmovilidad de la UCR. “Nos corresponde una alta cuota de responsabilidad por la actual crisis.” Rozas le habría pedido a Casella que se haga cargo de hecho del Comité Nacional hasta tanto no consiga algo de aire en el Chaco.
Pero quienes siguen de cerca la política chaqueña sostienen que desde hace tiempo Rozas maneja la provincia a control remoto y que no es de los gobernadores que se quedan mucho en sus despachos. Así que hay una segunda hipótesis que argumenta que la baja exposición del chaqueño tiene como principal motivo su indefinición ante la gestión de Duhalde, una postura bastante alejada de la alianza estratégica que armó Alfonsín y parte del radicalismo bonaerense. “No quiere quedar pegado al Gobierno, pero al mismo tiempo es vulnerable porque por la situación de su provincia tiene que venir a pedirle a Duhalde todo el tiempo”, analizaba un ex ministro radical. En la apertura de las sesiones legislativas chaqueñas, Rozas dio su respaldo al gobierno nacional, pero es cierto que lo hizo como gobernador y no como jefe radical.
Una tercera posición que tiene amplia aceptación dentro de la UCR asegura que Rozas no hace más que seguir el consejo de sus asesores, quienes le recomendaron guardarse hasta que aclare. “Los íntimos le dicen que si se borra se preserva, pero en esta situación eso es un disparate”, respondía un encumbrado dirigente. En este esquema, Rozas tendría prácticamente resuelto no disputar la candidatura presidencial radical del2003 y concentrarse en la provincia para conservar su amplio dominio sobre el distrito hasta que sienta que llegó su momento.
Pero en la actual situación de crisis la falta de debate y de definiciones dan pie a la rebeldía. Al asumir la conducción de la FUA, Franja Morada criticó duramente a la dirigencia partidaria. Por otro lado, para el sábado 23, un sector de dirigentes que se consideran “el ala progresista” de la UCR –el presidente del Comité provincia, Federico Storani, y los diputados Leopoldo Moreau y Jesús Rodríguez– preparan un congreso de su sector en una suerte de lanzamiento interno.
Este grupo sostiene que ante los cuestionamientos generalizados a la clase política la actitud correcta no es esconder la cabeza sino salir a dar respuestas. Por eso plantean como medida indispensable la caducidad de todas las fichas de afiliados y proceder a un reempadronamiento, cuestión de blanquear el verdadero padrón partidario, notoriamente inflado. Todavía en el terreno de la indefinición, este polo progresista podría plantear más adelante el apoyo a la candidatura presidencial de Rodolfo Terragno, quien también participaría de la reunión del sábado.
Para los más cínicos, el borrón de Rozas se justifica sin muchas vueltas: es el presidente de un partido en plena diáspora y sin un discurso definido. En el radicalismo, hoy, nadie puede mandar a nadie, y el paisaje más común dentro del Comité Nacional son los despachos vacíos. Y ponen un ejemplo: Rozas todavía no decidió quién será el Auditor General de la Nación, el cargo que ampulosamente Rodolfo Barra renunció para dejarlo en manos de la oposición un par de días después de que asumiera como presidente Adolfo Rodríguez Saá, el breve.

Compartir: 

Twitter
 

Rozas se reconcentró en su provincia, pero a más de uno le cuesta encontrarlo hasta en su territorio.
 
ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.