ESPECTáCULOS

“El arte no es inocente, tiene que ver con lo político-ideológico”

Facundo Carman conducirá junto con Nadia Copquin Cultura cero, el ciclo de Canal 7 que trabajará con la diversidad cultural argentina.

 Por Emanuel Respighi

Facundo Carman vive en la Boca desde que nació, hace 35 años. “Frente a la cancha”, aclara inmediatamente. Se lo ve agotado, pero alegre. No es para menos: la noche anterior a la entrevista con Página/12, Boca se clasificó a la final de la Copa Libertadores luego de vencer a River en la definición por penales. “¿Si estoy contento? Mirá”, dice, levantándose el pulóver que oculta una vieja casaca del club de su amores. “Todavía me dura la borrachera de los festejos. Lo vi en un bar, frente al Riachuelo, en el que paramos con unos parroquianos del barrio. Y cuando terminó el partido, sacamos los bombos de la murga a la calle hasta tarde. Casi no puedo abrir los ojos”, confiesa. Y declara, como si hiciera falta, su amor por la Boca: “Jamás dejaría el barrio. Estoy seguro de que no me sentiría cómodo en otro lugar, no me hallaría: en la Boca se respira arte y hay muy buena gente”.
Carman es uno de los conductores de Cultura cero, el nuevo programa que Canal 7 estrenará mañana a las 20. El ciclo, coconducido por Nadia Copquin, intentará mostrar de martes a viernes la diversidad de ámbitos en que nace, se crea y se desarrolla la intrincada cultura de los argentinos, a través de informes y entrevistas. Carman, aclara, no sabe sobre TV, pero desde hace años dedica buena parte de su vida a la actividad social. “Por eso me habrán convocado”, piensa. Licenciado en Ciencia Política, el joven es además bibliotecario, uno de los creadores de la murga “Los amantes de la Boca” y fundador de la Biblioteca Popular de la Boca. “En el barrio -cuenta– siempre me conecté con todo tipo de actividades culturales. Armé la biblioteca hace 9 años, y es una propuesta muy piola porque trabajamos mucho con los vecinos ya que, además del rol cultural, la biblioteca es también una manera de contener los problemas sociales del barrio. El taller de encuadernación, por ejemplo, sirve para aprender ciencias artesanales, pero también para que la gente salga a laburar y se gane unos mangos.”
–¿Cómo le llegó la propuesta de hacer Cultura cero?
–Ana de Skalon, la directora de programación periodística y no ficción, me conoce desde hace tiempo por los laburos que hacía en la Boca, y me tiró la propuesta. Y desde esa idea fuimos armando un equipo. Para mí, la cultura no es un acto inocente sino que todo tipo de hecho cultural tiene un contexto histórico, social y político que lo enmarca. La idea es abrir el ciclo a todo el espectro cultural, desde el arte piquetero hasta el que circula en las galerías de arte, pero alejándonos de la mirada académica.
–¿La idea del ciclo es hablar sobre la cultura desde la cotidianidad?
–Vamos a intentar no subestimar al público, porque con los ciclos culturales sucede que explican todo demasiado, y desde un altar. Vamos a mostrar el proceso de creación artística, que casi nunca se hace. Mostraremos las murgas, pero no poniéndolas a cantar 5 minutos en pantalla: la idea es analizar el lugar que ocupa la murga en lo social y su componente histórico. Porque, te guste o no te guste, la murga es la expresión más genuina del barrio. Lo mismo con las xerografías que pintaban con las imágenes de Kosteki y Santillán en el último gran corte del Puente Pueyrredón. Hay que hablar de esos hechos porque van a tener incidencia a futuro. Hoy el sistema rechaza el arte piquetero, de la misma forma que hace décadas rechazaba a La hora de los hornos o a Tucumán arde y ahora se presenta en el Malba.
–¿Este es un momento especial para mostrar las expresiones artísticas argentinas?
–Sí, porque se ve que hay un auge de las creaciones artísticas populares después de lo que ocurrió en el 2001. Por eso digo que el arte no es inocente: el hecho artístico tiene que ver con lo ideológico-político. Y hoy está potenciada esa relación. La cultura está reuniendo lo que no pueden unir otras secciones de las sociedades. La idea del programa es romper con la hegemonía del discurso cultural y mostrar las distintas expresiones de la cultura como un todo, como una identidad nacional que se está formado luego del terrorismo cultural ideado por el menemismo.

Compartir: 

Twitter
 

Carman dedica buena parte de su vida a la actividad social.
El programa empezará mañana, e irá de martes a viernes, a las 20.
 
ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.