SOCIEDAD › UN NUEVO PARQUE DE 7 HECTAREAS EN PUERTO MADERO

Más verde en la Costanera

En octubre estará terminado el parque Micaela Bastidas, entre el Dique 2 y la Costanera Sur. Tendrá un rosedal, una plaza de juegos y un solárium, 2500 árboles y 40.000 plantas de todo tipo.

 Por Eduardo Videla

En la primavera que viene, Buenos Aires estrenará un nuevo espacio verde. Serán algo más de 7 hectáreas de parque frente a la Costanera Sur, uno de los lugares más elegidos por la gente para pasar el fin de semana al aire libre. Como Parque Lezama, en el sur, o Barrancas de Belgrano, en el norte, el nuevo parque Micaela Bastidas está constituido por grandes colinas, de unos cinco metros de altura respecto del nivel de la vereda. Pero a diferencia de aquéllos, las barrancas no son naturales sino que están sostenidas por murallones de granito. Parte de los nuevos espacios verdes de Puerto Madero, el parque contará con un rosedal, un sector de juegos no convencionales, para niños y adolescentes, y un solárium.
El nuevo parque está ubicado entre los boulevares Azucena Villaflor y Rosario Vera Peñaloza (prolongaciones de la avenida Belgrano y la calle Estados Unidos) y frente a la plaza Haroldo Conti, un espacio arbolado frente a la Costanera Sur que los domingos de sol es pasión de multitudes. Hacia el oeste, está el complejo de edificios del Dique 2 de Puerto Madero. En el extremo norte se levanta El Faro, la torre más alta de Buenos Aires, y hacia el sur, el teatro griego que está frente a la Fuente de las Nereidas.
El nuevo parque no será disfrutado sólo por los porteños: como parte del área verde de la Costanera Sur, será también escenario para el miniturismo proveniente del sur del conurbano.
Para los arquitectos que lo proyectaron, la construcción de las barrancas tiene razones puramente estéticas. “Los mejores parques de Buenos Aires están construidos en barrancas, orientadas hacia el norte o el este”, argumentó Irene Joselevich, integrante del equipo de arquitectos que diseñaron el parque.
El proyecto es el resultado de un concurso nacional de anteproyectos realizado en 1996. Incluyó, además la recuperación y puesta en valor de la Costanera Sur y los boulevares de Puerto madero –obras ya realizadas–, y los futuros parque Mujeres Argentinas, que tendrá una superficie de 10 hectáreas, y las plazas Virginia Volten y Raquel Forner.
La marca que caracteriza al nuevo espacio verde son los murallones de piedra que recorren en zig zag la parte oeste del parque. Se denominan gaviones y sirven de contención para la tierra que conforma las barrancas. Las piedras –granito de Olavarría– fueron colocadas una por una en canastos de alambre por obreros especialmente traídos desde la provincia de Catamarca. “Están habituados a trabajar con piedras en obras viales”, explicó a este diario el arquitecto Néstor Magariños, otro de los miembros del equipo.
Las colinas dividen el parque en dos grandes áreas: una alta, hacia el centro de la ciudad. otra baja hacia la Costanera. El zig zag de las murallas divide el sector oeste, a su vez, en tres: la Plaza de los Niños, hacia el sur, reservada para juegos; la Plaza del Huerto, en el centro, con 3700 rosales divididos en cinco canteros, cada uno de un color diferente, y la Plaza del Sol, hacia el norte, donde habrá camastros de madera fijados al césped, orientados hacia los rayos solares. Como detalles novedosos, se instalarán sillas en círculo, como para tomar mate en rueda de amigos, y troncos de árboles para utilizar como asientos.
Hacia el río, la parquización incluye la plantación de 2500 árboles nuevos, en su mayoría, especies de la flora rioplatense y pampeana: álamos, tipas, jacarandás y fresnos, entre otros. También crecen ejemplares de lapacho, ceibo, palo borracho e ibirapitá.
Para acceder a las partes altas fueron construidas escaleras y tres rampas. El sector más elevado tiene una extensa plaza seca de baldosas graníticas, también en zig zag. La parte baja es la más poblada por plantas y arbustos: los lirios, lavandas y jardines, ya florecidos, le dan color a ese sector del parque. Allí, el césped está surcado por senderosde conchilla, en línea con cada una de las bajadas de la Costanera, diseñadas a principios del siglo pasado por el arquitecto Benito Carrasco.
El proyecto y la dirección de obra están a cargo de los arquitectos Joselevich, Magariños, Novoa, Garay, Sebastián y Vila. La construcción la realizan las empresas Caputo-Planobra-Salvatori. Sin contar el equipamiento, la inversión es de 4,2 millones y está a cargo de la Corporación Puerto Madero. La obra, se estima, finalizará en octubre, pero aún no tiene fecha de inauguración.

Compartir: 

Twitter
 

Vista aérea del nuevo parque Micaela Bastidas, todavía en obra pero a punto de finalizar.
Las barrancas están sostenidas por murallones de piedra. Al fondo, la Costanera y el río.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared