SOCIEDAD › RECRUDECIó LA ACTIVIDAD DEL VOLCáN CHAITéN, EN CHILE, Y AUMENTA LA LLUVIA DE CENIZAS EN EL SUR

La ceniza va en camino a Buenos Aires

Aunque no hay evacuados en Chubut, el gobierno recomienda a los pobladores no salir de sus casas. La nube de cenizas avanza en dirección nordeste y podría llegar hoy a la provincia de Buenos Aires. Picolotti volvió a viajar a la zona afectada.

La actividad del volcán Chaitén recrudeció durante la mañana de ayer y volvió a generar inquietud de este lado de la cordillera, al incrementarse la lluvia de cenizas en Chubut. No hubo evacuados en Argentina, que recibió a los refugiados chilenos, cuyo territorio es castigado por los efectos del volcán. El viento dispersó el polvo que, además de la castigada ciudad de Esquel, llegó desde El Bolsón hasta la costa Atlántica y amenaza con cubrir el cielo del sur de la provincia de Buenos Aires. Tanto Defensa Civil como médicos y bomberos voluntarios recomendaron a quienes viven en las zonas afectadas no salir de sus casas.

Luego de varias erupciones intermitentes, ayer “hubo una más importante, que generó una columna vertical de 12.000 metros de altura”, comentó Jorge Leguizamón, del Servicio Meteorológico Nacional (SMN). Y en esos niveles de la atmósfera, agregó, se registran vientos en dirección surestenoreste, a unos 30 kilómetros por hora”. Según el meteorólogo, la nube de cenizas avanzó por el noroeste y centro de Chubut y Río Negro por la tarde y anoche seguía en dirección al sur de La Pampa y Buenos Aires.

Leguizamón explicó que los componentes de la nube en cercanías del volcán son más espesos y gruesos, pero los que lleguen más lejos serán los más livianos y permanecerán más tiempo en el aire. Este último tipo de ceniza, que podría asomarse a la ciudad de Buenos Aires, consta solo de una fina capa de polvo que no reduciría la visibilidad y tiene un ligero olor a azufre.

“Va a ser apenas perceptible, mucho menos que las cenizas que llegaron del Delta”, comparó. Sin embargo, debido a su componente mineral, puede causar afecciones oculares y broncopulmonares, por lo que el vocero de SMN recomendó usar anteojos o antiparras, colirio, barbijos o filtros para evitar su ingreso a las vías aéreas y beber abundante agua.

En Chubut, “la idea es que la gente no salga de sus casas, restringir al máximo posible el tránsito de personas y vehículos dentro del pueblo”, según explicó Viviana del Agua, delegada del Ministerio de Educación en El Bolsón (130 kilómetros al sur de Bariloche). Aunque en el oeste de Chubut no dictaron clases en toda la semana, hoy abrirían los colegios de Esquel. Allí se reinstaló el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, quien aseguró: “La situación es dura e imprevisible, nosotros estamos más acostumbrados a un metro de nieve que a 10 centímetros de ceniza”.

El gobernador también aseguró que la provisión de agua “está absolutamente resguardada” en localidades menores con el aporte de camiones y equipos potabilizadores del Ejército, dado que las ciudades de Esquel y Trevelin se abastecen con recursos propios, con agua de pozos. Das Neves dijo, por otra parte, que desde el sábado analiza con el secretario de Agricultura nacional, Javier de Urquiza, la forma de ayudar a los sectores productivos afectados. La ceniza podría afectar a la mitad de la hacienda lanar, que ya viene castigada por una extensa sequía que extinguió a la vegetación de los campos. Se trata de uno de los mayores recursos productivos de la región.

Varios especialistas aseguraron que una lluvia limpiaría las zonas cubiertas de cenizas y acabaría con el material flotante en el aire, pero por el momento no hay perspectivas de que esto pase en el área alcanzada por la nube volcánica. Esta falta de buenos pronósticos, sumado a la constante actividad del volcán, puso en alerta a la vecina provincia de Santa Cruz donde ayer las autoridades pusieron en marcha un plan de emergencia preventivo, ante la posible llegada de la lluvia de cenizas. El director provincial de Defensa Civil, José Luis Gómez, indicó que “los voluntarios están dispuestos en las localidades de Las Heras, Los Antiguos, Perito Moreno, Caleta Olivia y Puerto Deseado”.

La presidenta Cristina Fernández envió ayer a Esquel a la secretaria Picolotti, acompañada por técnicos del área de Control y Fiscalización Ambiental y Prevención de Contaminación, equipos de Desarrollo Social, y a las autoridades de la Dirección Nacional de Emergencia Sanitaria (Dinesa), del Ministerio de Salud. La funcionaria mantendrá reuniones de trabajo con los intendentes de los municipios castigados por la ceniza volcánica y coordinará la asistencia del gobierno nacional. Hoy se sumará el vicepresidente Julio Cobos a la delegación.

Picolotti ya había viajado el sábado pasado para coordinar el envío de ayuda y ayer la Presidenta salió en su defensa ante las críticas publicadas por algunos diarios que aseguran que reaccionó “tardíamente” frente a la quema de pastizales en el Delta. “En realidad, esta funcionaria es la que el año pasado colocó una multa y además está obligando a invertir más de 10 millones de dólares a Papel Prensa SA –recordó–, porque hizo una intervención en la planta de San Pedro y se comprobó que contamina el ambiente, el río Baradero, y que nuestro representante del Estado en Papel Prensa ha solicitado que se lleve a cabo.”

Compartir: 

Twitter
 

La imagen satelital muestra el punto de la erupción, a la izquierda, y la dispersión del humo hacia el Atlántico.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.