SOCIEDAD › PELEA DE TRIBUS ADOLESCENTES FRENTE AL ABASTO

Otra de floggers, emos y cumbios

Otra batalla de tribus urbanas en el Abasto Shopping. Ocurrió en la tarde del domingo y se enfrentaron dos bandos. Floggers y emos unieron fuerzas contra hiphopperos y cumbios. Fueron separados por la policía y los guardias del centro comercial. Hubo unos veinte adolescentes demorados, que ayer recuperaron la libertad. En lo que va del año, ya se habían enfrentando en varias oportunidades en el shopping.

La pelea comenzó el domingo alrededor de las 16, en las escalinatas del Abasto. Allí se enfrentaron a puñetazos y puntapiés unos diez minutos. Roberto M., empleado del shopping, dijo ante la prensa que “lo grave del hecho es que se repite cada vez con mayor frecuencia”. Los adolescentes, de entre 13 y 17 años, estaban demorados en la comisaría 9ª y fueron liberados por disposición del Juzgado de Menores Nº 1. Estaban detenidos bajo los cargos de “riña callejera y gresca”.

“Fue una pelea entre los cumbios de Almagro y Caballito. Nosotros y los emos quedamos en el medio”, dice Braian, administrador del fotolog.com/sho_rubio. Sin embargo, su flog deja entrever otra versión. “El término flogger como insulto me cansó. Tolerancia cero, me cansé de hacerme el boludo. Me cansaron todos, ahora voy a responder el insulto. Esto va a traerme consecuencias, pero bueno, se vienen vientos de guerra, ya lo saben”, posteó ayer.

En la comunidad fotolog, el problema son los cumbieros. Del lado de los cumbios también apuntan contra los otros, floggers y emos. “No soy glam ni flogger ni cumbiera, sino cheta. Con los cumbios no tengo problemas, pero el problema es que ellos nos discriminan, porque nos vestimos en tal o cual lado, no tenemos sentimientos según ellos”, dice Maru, fotologuera de 13 años. Aclara que ya “superó” la etapa de flogger. “En el Abasto los floggers se juntan a caminar, se llaman por el nombre del flog, o sea ves a alguien que vos sabés que es cumbio y la llamás y te sacás fotos con ella”, explica Maru.

A los floggers se los ve en el Abasto, en la flor mecánica de la avenida Del Libertador y en la matinée de Ku. Son andróginos, visten pantalones chupines, remeras de escotes v, All Stars o zapatillas deportivas (Nike, sobre todo) y flequillo peinado hacia el costado, tapando la cara. Y siempre se fotografían para subir sus imágenes al flog para que sean posteadas. Cumbio, una adolescente de 17, es su referente y reina en el Abasto. Detrás del nick Cumbio está Agustina Viveros, una de las caras de la campaña publicitaria de Nike.

Mientras, en la galería Bond Street, los shoppings Caballito y Abasto, el Palacio Pizzurno y en el Cementerio de la Recoleta pululan los emos. Tribu integrada por adolescentes de look asexuado, mezcla de neogóticos y hardcore melódico, alisados permanentes, piercings, delineador y caras de sufridos. Son chicos tristes: Emo Morales, el personaje de parodia de Peter Capusotto, es el emo más celebre.

En el otro bando están los blakies (hip-hopperos y cumbios). En la zona oeste (Ramos Mejía y San Justo) riman morochos hip-hopperos. Visten ropa deportiva holgada, zapatillas (llantas, les dicen) Nike y viseras, como un “gangsta” neoyorquino. Además de rimar sin repetir frases, pintan graffitis, bailan break-dance y disfrutan de las riñas de gallos. Los cumbios comparten las mismas cualidades esenciales del hip-hoppero, salvo que escucha cumbia y habita en todo el Gran Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared