SOCIEDAD › MARTíNEZ ESPINOZA QUIERE DEMOSTRAR QUE LA EFEDRINA NO ERA DE éL

Estrategias de un extraditable

La defensa del mexicano, acusado de ser el jefe narco, niega que vaya a incorporarse a la Ley del Arrepentido. Confía en que la acusación se caerá porque la efedrina no estaba considerada como precursor. Pero en ese caso se le imputaría contrabando agravado.

 Por Raúl Kollmann

El mexicano Jesús Martínez Espinoza aceptó los cargos que le formulan en Paraguay –asociación criminal y tráfico de estupefacientes– y por medio de una suspensión de proceso estaría en condiciones de subirse a un avión, camino a la Argentina, el próximo jueves. Sin embargo, los trámites de extradición marchan a un ritmo más lento y el viaje seguramente se demorará. En fuentes judiciales se mencionaba la posibilidad de que Martínez Espinoza se acogiera en Argentina a la Ley del Arrepentido y diera datos sobre la trama de la efedrina y el triple crimen de General Rodríguez. Sin embargo, su abogado, Francisco Ciarelli, desmintió esa versión ante PáginaI12. Martínez Espinoza sostendrá que la efedrina encontrada en Maschwitz no era de él y, por otra parte, que no existe delito alguno porque en la ley argentina la efedrina no figura en la lista de precursores químicos. El juez Federico Faggionato Márquez piensa distinto. Considera que se trata de un precursor y, por otra parte, existe el delito de contrabando agravado, ya que la efedrina se enviaba a México oculta en vino.

En su sitio de Internet, Martínez Espinoza argumenta que estando en la Argentina le presentaron a otro mexicano, Marco Aurelio Lailson Rizo, y que éste le pidió prestadas dos habitaciones de la quinta de Maschwitz para acumular cosméticos destinados a México. Después se dio cuenta de que los cosméticos no eran tales y se peleó con su connacional. Sin embargo, no hubo tiempo para que Lailson Rizo se llevara sus cosas y, justito en ese momento, se produjo el allanamiento. Como surge del pedido de captura emitido por Faggionatto, el juez no cree una palabra de esa historia y tampoco que Martínez Espinoza haya comprado la quinta de Maschwitz como simple casa de fin de semana, que haya traído a nueve mexicanos para hacer refacciones y prepararle la comida y. sumado a eso, sus contactos indirectos con Sebastián Forza, con un matrimonio de farmacéuticos y otra quinta, en Parque Irízar, Pilar, donde se sospecha que se procesaban vinos para enviar escondida la efedrina a México. Martínez Espinoza alega que es víctima de un armado policial, mientras que el juez lo considera el jefe de una organización de tráfico de efedrina con sede en la Argentina, Uruguay, Paraguay y México.

Pese a que el cuadro no parece muy favorable, Martínez Espinoza se allanó a las acusaciones de Paraguay y afirma que viene a defenderse a la Argentina. Si la Corte Suprema admite el dictamen del procurador y pone en manos de Faggionatto también la causa del triple crimen, el mexicano también tendrá que contestar preguntas sobre el asesinato de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina. Sus allegados afirman que no sabe nada de nada y no faltan en su entorno los que sugieren que hay que buscar a otros mexicanos con laboratorios en la Argentina. “Ahí puede estar la clave de todo”, afirman.

Hasta que se defina el destino de la causa, la fiscal Ana María Yacobucci sigue trabajando en el expediente del triple crimen. Más allá de lo que se dijo, fue ella la que armó el mejor entramado de cruces telefónicos y movimientos de autos el día de la desaparición de los tres jóvenes que luego fueron asesinados. En la fiscalía aseguran que en las llamadas están las claves y que empiezan a aparecer pruebas contra uno de los protagonistas del caso, al que se le detectaron llamadas en los momentos claves, pero él dice que no las hizo. Muchos especulan con que en estos días habría detenciones, pero la fiscal parece moverse con prudencia. Cree que todavía tiene unos días antes que la Corte Suprema resuelva quién se queda con el expediente y en esas jornadas tal vez tome determinaciones de importancia.

Compartir: 

Twitter
 

Martínez Espinoza inauguró un blog desde donde clama su inocencia y vende remeras a 17 dólares.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.