SOCIEDAD › CARRASCOSA AGUARDA LA PRESENTACIóN DEL HáBEAS CORPUS QUE, DE SER APROBADO, LO LIBERARá

A la espera en la taquería

Los anunciados pasos de la defensa de Carrascosa. Hoy presentaban un hábeas corpus para liberarlo. No está clara su aprobación. También estudiarán la sentencia que lo condenó a perpetua. Sigue en la DDI de San Isidro aguardando por su destino.

 Por Horacio Cecchi

Para dar vuelta el timón que sorprendió a la defensa del detenido Carlos Carrascosa, los abogados del viudo célebre apelarán a un mecanismo técnico que ya dio sus resultados a lo largo de los siete años de presunto misterio que lleva el caso: a la sorpresa de un fallo adverso le opondrán una apelación. Lo harán a la Casación en apelación a la Suprema Corte provincial. Este diario ya había anticipado la estrategia que, como parecía obvio, era previsible. El resultado de dicha presentación no es inmediato por lo que, para intentar evitar mayores sinsabores al condenado, hoy –de acuerdo con lo anunciado por la propia defensa y también anticipado por Página/12–, presentarán un recurso de hábeas corpus ante la Cámara de Garantías de San Isidro. En este caso, la respuesta no demora más de 24 horas, sea favorable o rechazada.

El recurso de hábeas corpus se presenta cuando el Estado comete arbitrariedades sobre una persona a la que mantiene en privación de libertad. El recurso implica la interrupción inmediata de la arbitrariedad por la presentación del detenido ante la presencia del juez y constituye una garantía de los derechos humanos de los presos. La garantía de presentar el hábeas corpus corresponde tanto a Carrascosa como a cualquiera de los miles de presos de las cárceles argentinas.

Entretanto, Alberto Cafetzoglus y Diego Ferrari, los defensores, se dirigirán a La Plata para notificarse ante Casación y comenzar a analizar la sentencia que condenó a Carrascosa a prisión perpetua. Ya habían hecho reserva de la apelación la semana pasada, con la expectativa de que la sola reserva les permitiera evitar la detención del viudo, aunque no ocurrió así. La intención es apelar el fallo por “arbitrario”, que “modificó un fallo anterior sin agregar nuevas pruebas”, y que lo “realizaron jueces que no presenciaron los testimonios”, al menos según lo que fueron informando al periodismo. Lo curioso, por dos partes, es que Casación no atiende nuevas pruebas sino que analiza lo actuado, por lo que jamás podría presenciar los testimonios en forma directa durante el juicio (estaría invadiendo jurisdicciones y su fallo sería inmediatamente tachado de nulo por la misma defensa). Por otro lado, el funcionamiento de Casación (no participación en el juicio, no observación de los testigos) ya es conocido por las partes antes de cualquier apelación, con lo que reclamar después de un fallo negativo pareciera una estrategia procedente pour la gallerie, pero al menos dudosa para los papeles estrictamente judiciales.

A todo esto, anoche Carrascosa permanecía en su lugar de detención, la DDI de San Isidro, y aguardaba alguna definición del Tribunal Oral Nº 6, encargado de determinar el penal (aunque sutilmente pareciera aguardar la resolución del hábeas corpus).

Compartir: 

Twitter
 

Carrascosa, cuando fue trasladado, esposado, desde la comisaría de Escobar hacia la DDI de San Isidro.
Imagen: Sandra Cartasso
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.