SOCIEDAD › FUE DETENIDA EN UN HOSTEL DE BARRIO NORTE POR LA POLICíA DE SEGURIDAD AEROPORTUARIA

La modelo acusada de narcotráfico

Angie Sanclemente Valencia había sido acusada de liderar una banda que se encargaba de enviar cocaína a Europa vía Cancún a través de modelos. Tenía orden de captura desde el 14 de diciembre. Se ocultaba haciéndose pasar por una estudiante mexicana.

Cuando la comisión de la Policía de Seguridad Aeroportuaria ingresó a la habitación 19 del hostel K-Lodges, en Barrio Norte, no sólo interrumpió la ducha de la escultural modelo colombiana Angie Sanclemente Valencia, sino también su estadía como estudiante mexicana bajo el seudónimo Ana Lucía Valent. Investigada por el juez en lo Penal Económico Marcelo Aguinsky como presunta líder de una banda de mula-modelos, la bella Queen Coffee 2000 se encontraba prófuga desde el 14 de diciembre pasado, luego de que Aguinsky librara en su contra una orden de captura internacional. Una semana antes, una modelo que se dirigía a Cancún y fue detenida en Ezeiza con 52 kilos de cocaína había revelado los detalles del tráfico de drogas desde Argentina hacia Europa, vía Cancún. El mecanismo, según confiaron fuentes de la investigación, consistía en contratar modelos que transportaran la droga y contactos aceitados en los aeropuertos de Ezeiza y de Cancún.

El 7 de diciembre, Angie Sanclemente ingresó al país. Y nada hubiera llamado la atención más que ella misma, si no hubiera sido porque el 13 de diciembre, una joven y elegante modelo argentina fue detenida en Ezeiza cuando intentaba embarcar hacia Cancún con 52 kilos de cocaína en su maleta, colocada a simple vista como quien coloca un par de medias o un libro, porque según interpretaron los investigadores luego, quienes la contrataron le habrían dicho que no tendría problemas para pasar la vigilancia, lo que indicaría que la organización contaba con un presunto contacto facilitador. La causa recayó en el juzgado en lo Penal Económico de Marcelo Aguinsky, quien ordenó la captura internacional de Sanclemente, sospechada por los investigadores como cabeza de una organización que, bajo la cobertura de una agencia de modelos internacional, transportaría cocaína desde Buenos Aires a Europa, vía Cancún, mediante el mula-modelaje.

Sanclemente se mantuvo prófuga e intentando no llamar la atención. En principio, la ex queen hizo llegar al juez la idea de que era inocente y que no quería ir a prisión porque temía que la violaran. Según confiaron los investigadores, con el aporte de Interpol se detectaron algunas pistas que derivaron en el hostel para estudiantes K-Lodges, ubicado en Paraguay 3358, entre Coronel Díaz y Billinghurst. Primero se alojó entre el 25 de febrero y el 27 de marzo pasado, ya prófuga de la Justicia, como estudiante colombiana. Después, volvió a aparecer por el hostel, donde volvió a alojarse el 16 de abril. Esta vez ocupó la habitación 16, ya no como estudiante colombiana, sino mexicana, bajo el nombre Ana Lucía Valent. Contrató la habitación para ella sola y trató de pasar lo más distante y ajena que le permitió su porte escultural.

El dato llegó al juzgado que la investigaba vía algunos aportes de Interpol a la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Ayer, a las dos de la tarde, una comisión de la PSA se ubicó en todas las salidas posibles del hostel y se dirigió a la habitación 16. Angie no ofreció resistencia. Interrumpió su ducha y se entregó. Como único documento que acreditaba su identidad real se encontró un registro de conducir expedido por México, país donde Angie tiene su residencia legal.

Ayer, por la tarde, la madre de Angie, Jeanette Valencia, se presentó en el hostel para retirar las vestimentas de la modelo y, de paso, desmentir ante los periodistas la complicidad de su hija. El argumento era sencillo: “Hay un malentendido y un complot contra ella; se va a comprobar su inocencia, por eso estoy aquí; me vine de Colombia porque ella va a aclarar su situación”, dijo. También sostuvo que Angie permaneció prófuga porque “teme que en la cárcel la violen, que le corten la cara”. Y preguntó: “¿Acaso tengo el perfil de tener una hija que se haya casado con un narco?”. Nadie le respondió.

Compartir: 

Twitter
 

Angie Sanclemente Valencia, cuando es detenida (izquierda), ayer, y en una imagen como modelo.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.