SOCIEDAD › SEIS DETENIDOS POR EL ROBO AL BANCO PROVINCIA; ESTá PRóFUGO EL CHOFER DE UN DIRECTIVO DE LA ENTIDAD

Un boquete que terminó llevando al calabozo

Son tres hombres y tres mujeres, todos acusados por el asalto a las cajas de seguridad de la sucursal de Belgrano. Dos de ellos estaban por viajar a Estados Unidos. La ministra de Seguridad, Nilda Garré, dijo que el caso “está esclarecido”.

Seis personas fueron detenidas por el robo boquetero a la sucursal del Banco Provincia en el barrio de Belgrano y el chofer de un alto funcionario de la entidad está prófugo por el mismo delito. Dos de los detenidos tenían pasajes para viajar a Estados Unidos y uno se disponía a huir a Paraguay. Así lo reveló la ministra de Seguridad, Nilda Garré. Las detenciones se produjeron en el marco de una veintena de allanamientos dispuestos por la jueza a cargo de la causa. En ellos se encontraron joyas, relojes de marca e incluso habrían aparecido cofres y cajas de seguridad destruidos, presumiblemente de la sucursal saqueada. Según la ministra, el caso “está esclarecido”. Uno de los detenidos, Héctor Marín, estuvo preso por secuestro extorsivo; él mismo y otro de los apresados estaban ya bajo investigación por otros dos robos a sucursales del mismo banco. Los sospechosos serán indagados hoy por el fiscal y la jueza.

Los detenidos son Héctor Esteban Marín, su esposa Raquel Nair Puñales Riera; su hijo Gastón Maximiliano Marín Puñales, Roberto Sudemer Pesca Hernández, Dora Haydée Puleiro y Nélida Delia López. Su captura había sido requerida por el fiscal Martín Niklison y ordenada por la jueza María Gabriela Lanz. Estos funcionarios dispusieron también los veinte allanamientos, que fueron efectuados ayer por agentes de la División Robos y Hurtos de la Policía Federal.

Nilda Garré, ministra de Seguridad de la Nación, reveló que “un chofer de un alto funcionario del Banco Provincia de Buenos Aires” se halla prófugo en la causa. Este diario pudo saber que se trata de Adrián Castillo, chofer adscripto a la gerencia del banco. La ministra señaló además que Marín y su mujer “habían adquirido pasajes para viajar a Estados Unidos”. Contó también que en los allanamientos se secuestraron “elementos que constituyen pruebas claras” y destacó la aparición de “cofres y cajas de seguridad destruidos”, además de “herramientas de construcción, agujereadoras de mano, documentación y escrituras de clientes del banco asaltado, teléfonos celulares y tarjetas personales”. También se encontraron joyas y relojes de marca. En el operativo la policía incautó dos automóviles marca Audi. Según la funcionaria, en poder de los detenidos se halló también “documentación de vehículos y escrituras de distintas propiedades” a nombre de una persona que “resultaría ser testaferro” de Marín y Puleiro.

Garré contó que el análisis de “mil horas” de grabaciones de cámaras de seguridad permitió establecer “que Marín conducía y estacionaba la Kangoo blanca” en la que se llevaron el botín, y que Pesca Hernández “hasta el tres de enero ingresaba y egresaba de la oficina” de Cabildo 1979 desde donde se excavó el boquete. Pesca Hernández, nacido en Uruguay, sería el hombre a quien las cámaras de seguridad de una confitería registraron, en la madrugada del 3 de enero, cargando bolsas de consorcio en la Kangoo. Los investigadores advirtieron que Pesca Hernández se proponía viajar hacia Paraguay por la provincia de Misiones.

Según una fuente policial, las pistas que condujeron a las detenciones tuvieron dos puntos de partida: por una parte, “se pudo rastrear la identidad de una de las garantes en el alquiler del local comercial desde donde hicieron el túnel; el otro camino fue “la investigación de todas las personas que, en los seis meses anteriores al robo, habían contratado cajas de seguridad en esa sucursal del Banco Provincia”.

Está casi confirmado que los ladrones instalaron en la caja un localizador satelital, similar a los que se utilizan para rastrear autos robados. Ese dispositivo los orientó para perforar el túnel en la dirección adecuada.

Los veinte allanamientos se efectuaron en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano. En la Capital fueron allanadas una vivienda en César Díaz al 5200, barrio de Vélez Sársfield, y otra en Liniers. En esta última se encontraron algunas joyas y dólares que podrían provenir de las cajas robadas en el Banco Provincia. Los demás procedimientos se realizaron en las localidades de Morón, Haedo, San Martín y San Justo.

Héctor Marín cumplió ya una condena por el secuestro extorsivo de María Virginia Pascual, hija de un cuidador de caballos de carrera, delito cometido en julio de 1996; la secuestrada fue rescatada por la policía en un operativo donde fueron detenidos tres hombres y otros dos murieron baleados.

Además, Marín y Pesca Hernández ya estaban siendo investigados por la Justicia en relación con dos robos a sucursales del Banco Provincia, ocurridos en 2008. En uno de éstos, el 8 de octubre, un hombre vestido de policía y dos que simulaban ser ciegos, con bastones y anteojos oscuros, irrumpieron en la sede de avenida Santa Fe al 3900, barrio de Palermo, y robaron 300.000 pesos de los cajeros automáticos. En el otro, el 14 de agosto del mismo año, cinco hombres armados, que habían conseguido copia de la llave de una puerta lateral, entraron en la sucursal de Esquiú al 900, barrio de Nueva Pompeya, y robaron el dinero del tesoro. De hecho, el 14 de diciembre del año pasado la fiscal Estela Andrades de Segura solicitó sus detenciones y las de otros tres hombres, con relación con el robo en la sucursal de Palermo, si bien el juez Alberto Baños estimó que aún no había suficientes elementos de prueba.

El abogado Diego Storto, que representa a dos de los detenidos ayer, es a su vez defensor de Mario Vite-tte Sellanes, considerado cerebro del “robo del siglo” al Banco Río de Acassuso. El letrado aseguró que su representada, Dora Puleiro, quien fue detenida en su vivienda, en Floresta, “trabaja bajo relación de dependencia, no tiene ningún antecedente, es argentina y tiene 45 años”.

El robo en la sucursal del Banco Provincia situada en Cabildo y Echeverría, barrio de Belgrano, tuvo lugar durante el fin de semana de Año Nuevo por medio de un túnel de 30 metros de largo. Según pudo establecerse a partir de las cámaras de seguridad, los boqueteros ingresaron a las 5.30 del 31 de diciembre y salieron a las 5.20 del 3 de enero, luego de saquear 143 cajas de seguridad.

Compartir: 

Twitter
 

El robo en la sucursal del Banco Provincia situada en Cabildo y Echeverría tuvo lugar durante el fin de semana de Año Nuevo.
Imagen: Bernardino Avila
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.