SOCIEDAD

Repudio a un abusador

El cura católico José Antonio Mercau, quien está siendo juzgado por abuso sexual reiterado contra jóvenes bajo su guarda en un hogar dependiente de la diócesis de San Isidro, fue increpado ayer al grito de “violador” y “abusador” por varios de los denunciantes y sus familiares. El hecho ocurrió en la puerta del Tribunal Oral Criminal 7. Mercau, de 54 años, está detenido en la Unidad 41 de Campana del Servicio Penitenciario Bonaerense, y posiblemente la semana próxima reciba sentencia en un proceso por pedofilia. Sin embargo, no habrá juicio oral porque el cura reconoció su responsabilidad en los hechos analizados y su abogada defensora, Mariana Zárate, pactó con la Fiscalía una pena de 14 años de prisión, en un juicio abreviado, que debe ser ratificada por el tribunal. Los integrantes de la Asociación Madres del Dolor y familiares de cinco jóvenes denunciantes protestaron por el acuerdo entre la Fiscalía y la defensa, que cierra las audiencias. La denuncia fue realizada por adolescentes de entre 12 y 17 años que en el 2005 estaban a cargo de Mercau en el Hogar San Juan Diego, en El Talar de Pacheco, Tigre, donde viven decenas de chicos pobres y víctimas de maltrato o abandono.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.