SOCIEDAD › UN EFECTIVO DE LA ARMADA, PRESO POR PRODUCIR MATERIAL PEDóFILO

El capitán que sacaba fotos

El acusado se desempeñaba en la sede del Estado Mayor Conjunto, que fue allanada. Según la investigación, pagaba a adolescentes para fotografiarlos desnudos y en poses sadomasoquistas. Su presunto cómplice trabajaba en una santería.

 Por Emilio Ruchansky

Un técnico en sistemas de la Armada, con rango de capitán de fragata, y un empleado de una santería porteña fueron procesados por producir materiales pornográficos con menores de edad. Según informaron ayer fuentes del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, además de requisar las casas de los dos sospechosos, también fue allanada la oficina del Estado Mayor Conjunto donde trabajaba el técnico, sobre quien se dispuso la prisión preventiva. Al parecer, los acusados, que tenían armas no declaradas, pagaban a los menores 250 pesos para hacerles “desnudos artísticos”, cincuenta más si conseguían tener una erección y “hasta 500 pesos por hacer poses sadomasoquistas”, agregó Martín Nessi, director del Cuerpo de Investigadores Judiciales porteños, quien aseguró que podría caberles hasta 50 años de prisión.

El caso involucra directamente a dos menores, mientras se investiga la identidad de otras tres personas que aparecen en las fotos y montajes distribuidos en DVD, CD, videos, computadoras, cámaras y memorias. El denunciante es un terapeuta que trataba a un chico de 14 años “con depresión, fantasía suicida e inhibición del lenguaje”, según consta en el expediente del caso. Tras dos años de terapia y varios tests, aparecieron los indicios de abuso. Luego supo que su paciente iba con un profesor particular de matemáticas, que con la excusa de estar estudiando fotografía le pidió que posara desnudo.

El chico accedió tres veces al pedido remunerado, hasta que se asustó cuando su profesor le ofreció 50 pesos extra si tenía una erección. Luego, el joven contó que otro amigo suyo también había accedido. El profesor es empleado de la Armada y fotógrafo profesional, tiene 50 años, vive con su madre y fue detenido el martes pasado, día en que se realizaron cinco allanamientos simultáneos. También fue arrestado el empleado de una santería porteña, de 30 años, que sería su socio, aunque al momento de la declaración el técnico de la Armada trató de desligarlo.

“En el allanamiento al Estado Mayor Conjunto secuestramos la computadora del sospechoso y también pedimos toda la información de su perfil de usuario para determinar si compartía esas fotos o las vendía, algo que todavía no está probado pero se sospecha. Para empezar, descubrimos que estaba escaneando varias fotos que tenían en papel”, comentó a este diario Nessi, quien contó con el apoyo de la División de Telemática de la Policía Metropolitana. Aún falta analizar el contenido de cuatro computadoras y varios pendrives. En el material revisado, hay otras tres personas posando, presuntamente menores.

El empleado de la santería, según los investigadores, podría ser un ex alumno del profesor de matemática y también víctima de éste en el pasado. La fiscal Claudia Barci pidió para ambos la prisión preventiva, aduciendo que podrían entorpecer la investigación e incluso fugarse, debido al elevado monto de la pena. Si se toman las sesiones fotográficas –algunas realizadas cuando una de las víctimas tenía 12 años– como delitos aislados, las penas, que van de dos meses a seis años, podrían sumarse hasta el tope de 50 años.

A los dos acusados se les dictó la prisión preventiva. El integrante de la Armada quedó alojado en la cárcel de Ezeiza y a su supuesto socio se le concedió la prisión domiciliaria. La decisión fue tomada un día después del pedido de la fiscal por Natalia Molina, titular del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas 8 de la Ciudad. Aún falta determinar la existencia de videos pornográficos, ya que se secuestraron cámaras de video. El análisis del material restante podría incluir más damnificados.

Según surge de una audiencia judicial previa al dictado de las prisiones preventivas, la fiscal cree que hay “algo más grande”, una organización paralela con más integrantes. Por el momento, el caso se encamina a un rápido juicio oral, en el que las víctimas declararían a través de la Cámara Gesell, asistidas por especialistas, para aminorar lo máximo posible el trauma que implicará el proceso judicial.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

La Justicia allanó el Estado Mayor Conjunto en busca de la PC del acusado.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.