SOCIEDAD › UNA MUJER EMBARAZADA RESULTO QUEMADA Y YA PERDIO AL BEBE

Un drama con origen aún incierto

Una joven que estaba embarazada de siete meses sufrió quemaduras en más del 70 por ciento de su cuerpo y perdió a su bebé en gestación tras prenderse fuego con alcohol durante una discusión con su pareja en su casa de la periferia de la ciudad de La Plata. Fuentes judiciales informaron que se investiga si la mujer, Paula Sofía González (21), fue víctima de un accidente, de un ataque o si ella misma se lesionó.

Las fuentes precisaron que la víctima alcanzó a decirle a la médica, que llegó en una ambulancia para asistirla, que ella se había autolesionado. “Me quemé, me quemé”, le repetía a la emergentóloga, según consta en la causa. Además, esta versión fue corroborada por el esposo de la mujer, quien declaró que ella le dijo “mirá lo que me hago”, y por los padres de éste, quienes viven en una casa adelante.

Los tres detallaron en sus declaraciones en el expediente que la joven resultó quemada al arrojar alcohol al suelo, recostarse encima y prenderse fuego.

No obstante, una hermana de la víctima, que dijo llamarse Patricia, dijo a la prensa que no cree en esa hipótesis, que Paula había denunciado a su pareja tiempo atrás “por golpes” y que “tiene tres hijos a los que ama”, además de cursar un embarazo de siete meses.

Las fuentes aclararon que “por el momento” la pareja de la víctima no está detenida en la causa que lleva adelante el fiscal platense Marcelo Romero, ante quien prestó declaración.

El hecho sucedió en una casa en la calle 141, entre 530 y 531, de la periferia de La Plata, desde donde la joven quemada fue trasladada de urgencia al Hospital Alejandro Korn. En estado gravísimo, González fue luego derivada al Hospital San Martín, de La Plata, donde se determinó que su embarazo se había detenido.

Voceros del Ministerio de Salud bonaerense informaron que la mujer se encuentra en estado crítico y con pronóstico reservado, internada en la sala de terapia intensiva del pabellón de quemados y sin “viabilidad fetal” para el embarazo de 30 semanas que cursaba.

De acuerdo con el parte médico, González ingresó al hospital con intubación traqueal y asistencia respiratoria y “actualmente su estado es crítico”. “Esta mañana (por ayer), una ecografía confirmó la inviabilidad fetal del embarazo como consecuencia de las quemaduras”, detalla el parte. La hermana de la joven confirmó que Paola fue inducida a un parto, ya que la bebé que gestaba estaba muerta, mientras que añadió que los médicos le dijeron que las posibilidades de vida de ella “son mínimas”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared