SOCIEDAD › EL BEBé QUE NACIó EN LA INDIA MEDIANTE ALQUILER DE VIENTRE, HIJO DE UN MATRIMONIO DE VARONES

Tobías ya puede tener DNI argentino

El matrimonio gay argentino logró el aval para inscribir a su hijo como ciudadano, tras un acuerdo de autoridades nacionales y porteñas. Harán el trámite en el consulado de Nueva Delhi.

 Por Mariana Carbajal

El matrimonio gay argentino que recurrió al alquiler de vientre en la India para tener un hijo, finalmente podrá volver al país con el bebé recién nacido. Ayer, la Cancillería y el gobierno porteño acordaron la inscripción de Tobías en el Consulado argentino en Nueva Delhi, como ciudadano argentino, hijo de dos papás, Carlos Dermgerd, de 41 años, y Alejandro Glinblat, de 35, según informó a Página/12 el abogado del matrimonio igualitario Andrés Gil Domínguez. De esta forma, una vez que el niño tenga el DNI y el pasaporte argentino expedido por la representación diplomática en la India, la pareja y su hijo podrán emprender el regreso al país.

“Estamos muy contentos por las novedades”, comentó ayer a este diario Glinblat, desde el apart hotel en el que están viviendo los tres, a la espera de poder tramitar la documentación necesaria para poder sacar a Tobías de la India y viajar a la Argentina. Se trata de un caso testigo: es la primera pareja gay argentina que apela la maternidad subrogada para tener un hijo.

A pesar de haber recurrido a la Justicia hace casi un año para poder tener allanado el camino de la obtención de la documentación del niño una vez que naciera, en la que se garantizara la copartenidad, el matrimonio se encontró en los últimos días con la sorpresa de que el Consulado argentino en Nueva Delhi les ponía trabas para inscribir al bebé como hijo de ambos. Hasta llegaron a alegar que no tenían formularios aggiornados, para anotar a dos papás, en lugar de una mamá y un papá, según apuntó Gil Domínguez. Pero luego de la repercusión que tuvo el caso –publicado por este diario– y gestiones de la Federación LGTB, ayer hubo una reunión clave que destrabó el asunto. Según informó Gil Domínguez, el subsecretario de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires, Javier Buján, y José Alberto Vitar, subsecretario de Asuntos Institucionales de la Cancillería, acordaron que no habrá obstáculos para inscribir a Tobías como hijo de los dos papás, según ya lo estableció un fallo judicial. Fue un acuerdo entre los dos poderes ejecutivos, el Nacional, del cual depende el Consulado, y el de la Ciudad de Buenos Aires, del que depende el Registro Civil.

“El acuerdo resguarda el interés superior del niño, el derecho a la no discriminación y a la protección integral de la familia”, subrayó Glinblat, en diálogo con este diario. La idea de la pareja es tramitar los documentos para poder volver a la Argentina, donde los esperan sus familiares y amigos.

Glinblat trabaja en una empresa de entretenimientos para teléfonos celulares. Dermgerd es gerente de operaciones en un laboratorio de procesos industriales. En sus trabajos acordaron tomarse licencia para viajar y esperar la llegada del bebé en la India. Hace poco se mudaron de un departamento en el barrio porteño de Villa Urquiza a una casa en un barrio privado en San Fernando, para recibir al nuevo integrante de la familia. Se conocieron hace 12 años y desde entonces conviven. Se casaron el 20 de octubre de 2011. Pero empezaron a soñar con la idea de formar una familia hace más de un año y después de analizar distintas alternativas para tener un hijo decidieron alquilar un vientre en la India, como hizo Florencia de la V en los Estados Unidos. Optaron por llevar adelante el complejo proceso en ese país porque los costos son menores que en los Estados Unidos. En la India la maternidad subrogada está reglamentada. Por medio de una empresa de turismo médico, recibieron diversas alternativas de clínicas que ofrecían ese procedimiento. Al final, eligieron una ubicada en Nueva Delhi. En julio de 2011 viajaron por cinco días para definir, firmar el contrato y dejar sus muestras de semen. Los dos las dejaron y delegaron en el equipo médico la selección de quién sería el donante de gametos en función de la calidad del esperma. Una vez firmado el contrato con la clínica tuvieron que elegir quién sería la mujer que les donaría los óvulos. Se contactaron con varias compañías y optaron por una situada en California. La elegida fue una joven universitaria de 27 años oriunda de un pueblo de Canadá. Para la donación, recibió medicación para estimular los ovarios y, en el momento preciso de su ciclo, viajó a la India para que extrajeran los óvulos. El siguiente paso fue elegir a la portadora del embarazo, quien les alquilaría el vientre. En el primer intento la gestación no prosperó y decidieron elegir a otra portadora, una joven también de 27 años, casada. El embarazo llegó a su fin. Tobías nació el viernes último. Desde el domingo, día en que le dieron el alta, vive con sus papás. Pronto los tres estarán en Argentina.

Compartir: 

Twitter
 

Los padres de Tobías esperan el DNI del niño para volver a la Argentina.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.