EL PAíS › LOS ESTATALES BONAERENSES HICIERON AYER UNA HUELGA DE 24 HORAS

Primer paro contra las cuotas

 Por Laura Vales

Los estatales bonaerenses realizaron su primera jornada de protesta contra el pago fraccionado del aguinaldo. Empleados judiciales, trabajadores de la administración pública, médicos y auxiliares docentes pararon por 24 horas y, para dar mayor repercusión a la medida, se movilizaron. Hicieron marchas a la Gobernación, la Casa de la Provincia de Buenos Aires y a las plazas de los principales municipios, y en algunos lugares cortaron calles.

Los gremios exigieron así al gobernador Daniel Scioli que dé marcha atrás con la decisión de pagar en cuatro cuotas el medio sueldo anual complementario. El fraccionamiento fue traducido por todo el arco gremial como un ajuste que licuará los ingresos de los trabajadores que dependen laboralmente del Estado y que tendrá un impacto social. Los dirigentes plantearon en ese sentido que este recorte se hace a sueldos que ya están afectados por el tope en el cobro de las asignaciones familiares y por el bajo piso del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias.

En el día de reclamo coincidieron los gremios estatales de las dos CTA, lideradas a nivel nacional por Hugo Yasky y Pablo Micheli, aunque la coordinación fue de tiempo pero no de lugar, ya que cada sector manifestó por separado.

Durante la jornada, Scioli evitó hacer comentarios sobre la protesta, que los sindicatos aseguraron logró alta adhesión. Sin embargo, al terminar el día, la Jefatura de Gabinete bonaerense anunció una serie de medidas de ahorro administrativo dirigidas a contrarrestar las críticas a que los recortes se hayan hecho a los salarios. En el paquete anunciado por la provincia figuran la reducción “al mínimo” de la publicidad, el uso de papel y la entrega de subsidios a la educación privada. Otra novedad vinculada con el tema fue que las autoridades de la Cámara de Diputados bonaerense también resolvieron pagar a los empleados legislativos el medio aguinaldo en cuatro cuotas, tal como el Poder Ejecutivo y el Senado provincial.

Los bonaerenses de la CTA de Yasky concentraron frente al edificio del Congreso nacional, donde primero cortaron la avenida Callao y después marcharon a la Casa de la Provincia de Buenos Aires, a dos cuadras de distancia. Al hablar sobre los motivos de la manifestación, el dirigente docente enfocó sus críticas en la figura de Scioli y consideró “absolutamente injusto” que una provincia que “se vio beneficiada con una cantidad de transferencias de la Nación, que vivió nueve años de crecimiento económico y que es una de las jurisdicciones que más recaudan en el país, les meta la tijera a los salarios de los docentes y el resto de los trabajadores estatales”.

El titular de los docentes de Suteba, Roberto Baradel, agregó que “si el pago del aguinaldo no se resuelve”, los maestros “no vamos a comenzar el ciclo lectivo después de las vacaciones”. Baradel es también titular de la CTA Buenos Aires y anunció que el viernes la Central hará paro en la provincia.

A su vez, el sector de Micheli se concentró en La Plata frente al edificio de la Gobernación. Ante una concentración que tuvo una fuerte presencia de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Micheli se diferenció extendiendo los cuestionamientos al gobierno nacional. En ese sentido, remarcó “la necesidad de construir una unidad de acción para que hagamos un paro nacional donde nadie vaya a trabajar y el que salga de la casa sea para reventar la Plaza de Mayo”. Luego, el bonaerense Hugo Godoy aseguró que “hay una rebelión en la provincia y en todo el territorio nacional porque el gobierno central nos quiere imponer un ajuste con la complicidad de los gobernadores como Daniel Scioli”.

Las dos alas de ATE, la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) y la Asociación Gremial de Profesionales de la Salud (la ex Cicop), estimaron que la medida había tenido “alto acatamiento”. Entre las acciones informadas por los gremios en otros puntos de la provincia se puede mencionar un corte de la Ruta 3 en Punta Alta, movilizaciones en Bahía Blanca y Mar del Plata y paro de los médicos en los 77 hospitales públicos del distrito bonaerense.

Las protestas continuarán hoy, con el paro de un gremio docente integrante de la CGT, y más fuertemente mañana cuando directamente no habrá clases ni en las escuelas públicas ni en las privadas. Las cinco entidades que integran el Frente Gremial Docente ratificaron la huelga de 24 horas para mañana, día en que también pararán los trece sindicatos de la Federación de Gremios Estatales y Particulares de la Provincia de Buenos Aires (Fegeppba) y la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN), el gremio de estatales más numeroso de la provincia.

Compartir: 

Twitter
 

Además de parar, los estatales hicieron varias movilizaciones.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.