SOCIEDAD › DOCE AñOS DE PRISION POR CORRUPCION DE MENORES A UN EX DOCENTE DEL COLEGIO MARIANISTA

Un ex religioso, condenado por abuso

Un tribunal consideró probado que Fernando Picciochi abusó de dos alumnos cuando estaban a su cargo en 1989 en la escuela del barrio de Caballito. Las víctimas lo denunciaron diez años después de los hechos. Estuvo prófugo en Estados Unidos.

La Justicia condenó ayer a doce años de prisión a un docente religioso católico que abusó sexualmente de dos estudiantes que concurrían al Colegio Marianista, en el barrio porteño de Caballito. El Tribunal Oral en lo Criminal Nº 8, presidido por Rodolfo Madariaga e integrado por los jueces Alejandro Sañudo y Ricardo Basílico, consideró culpable a Fernando Picciochi de los delitos de “corrupción de menores agravada, reiterada y calificada” en perjuicio de dos víctimas que concurrían al establecimiento educativo.

En este sentido, los magistrados consideraron que el imputado cometió nueve hechos de abuso contra Sebastián Cuattromo, que recién una década después del ataque sufrido decidió denunciar el hecho. Los jueces, además, indicaron que Picciochi agredió sexualmente a otro estudiante, Fernando, cuyo apellido fue mantenido en reserva durante el proceso judicial por su propio pedido.

“Fue un fallo liberador que nos sacó de encima una mochila que Sebastián y yo cargamos durante 22 de nuestros 36 años de vida”, dijo anoche Fernando, tras conocerse el veredicto del Tribunal. Indicó además que “en estos 22 años desde que ocurrieron los hechos tanto a Sebastián como a mí nos pasaron muchas cosas, armamos y perdimos parejas, porque es entendible que haya gente que no pueda ayudarte a cargar una mochila así, pero siempre estuvo la familia a nuestro lado”.

“Para nosotros –explicó– este fallo es también ejemplificador y esperamos que libere a un montón de otros compañeros que pasaron por lo mismo con este tipo y no se animaron a denunciarlo.”

El fiscal Andrés Madrea había solicitado en su alegato de ayer que el acusado fuera condenado a 13 años de cárcel, en tanto que los abogados defensores de Cuattromo, en representación de la querella, habían pedido 12 años de prisión. Los fundamentos del fallo se darán a conocer el próximo martes, según informaron los jueces que integraron el tribunal.

Los abusos denunciados fueron cometidos en 1989 por el ex sacerdote cuando los por entonces adolescentes de 13 años cursaban en el Colegio Marianista. Los denunciantes rompieron el silencio diez años después y se animaron a llevar el caso a la Justicia. Uno de ellos, Sebastián Cuattromo, dedicó los últimos doce años de su vida a impulsar el expediente para que el acusado llegara a juicio. “Me considero un militante que quiere resignificar esta larga historia de sufrimiento y de lucha, en función de la defensa y promoción de los derechos de niñas, niños y adolescentes. Y, en particular, quiero reivindicar el derecho que tienen a recibir una educación sexual integral, como la que fuera sancionada en 2006 en nuestro país, con clara perspectiva de derechos humanos y con fuerte potencial transformador”, había contado Cuattromo a Página/12 en vísperas del inicio del juicio.

En septiembre de 2000 el religioso, que ya había dejado los hábitos, fue procesado en primera instancia. Picciochi apeló la sentencia, que fue ratificada por la Cámara pero, al ir a detenerlo, ya no se encontraba en su domicilio, ni en el país, por lo que se libró una orden de captura nacional e internacional.

En 2001, una comunicación de Interpol notificó que estaba en Estados Unidos. Cuattromo mismo se encargó de impulsar la causa para que finalmente se enviara el pedido de extradición. El ex religioso fue detenido en Estados Unidos, permaneció alrededor de tres años preso en ese país y en septiembre de 2010 fue extraditado finalmente a la Argentina. El juicio oral a Picciochi comenzó el 22 de agosto y se llevaron adelante nueve audiencias en las cuales, además de los abusos a los dos denunciantes, se mencionaron otros tres casos.

Cuattromo, en tanto, recordó que en los “años de lucha” que vivió luego del abuso logró que el Colegio Marianista “tuviese que asumir su responsabilidad civil por lo sucedido” frente a una “pretensión de silenciamiento por parte de la institución religiosa”.

Para el abogado Diego Freedman, el fallo le pareció “lógico” ya que “es muy importante que la pena haya reflejado todos los vaivenes de esta causa”. “Hay que subrayar que Picciochi estuvo prófugo durante diez años y aun en las audiencias agredió verbalmente a sus víctimas.”

El condenado fue llevado a prisión, pero no obstante fuentes judiciales explicaron que Picciochi podría salir en pocos meses de la cárcel. En este sentido detallaron que “cuando la causa comenzó, en 1999, todavía estaba vigente el denominado dos por uno, por lo que si se contasen como dobles los tres años de prisión que cumplió en Estados Unidos y se sumaran a los dos años que cumplió luego de la extradición, ya estaría cerca de los dos tercios de la condena, el requisito mínimo para solicitar la libertad condicional”.

Compartir: 

Twitter
 

Desde que lo denunció, Sebastián Cuattromo impulsó la causa para que el religioso llegara a juicio.
Imagen: Pablo Piovano
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared