SOCIEDAD › SALIó UN JOVEN CONDENADO EN SANTA FE A PERPETUA Y SIN DEFENSA

Libre por inconstitucionalidad

El joven Cabrera, cuyo caso fue informado por Página/12, salió libre ayer. Ahora deberá buscar una buena defensa.

 Por Horacio Cecchi

Ayer a la madrugada, Diego Cabrera salió liberado del penal de Coronda, donde se encontraba condenado a perpetua por un delito cometido siendo menor de 18. El caso tomó relevancia pública luego de que Página/12 publicara, el 24 de octubre pasado, la historia de indefensión del joven, imputado de un homicidio, que según los peritajes no cometió directamente, y según su propio defensor oficial, Antonio Martínez, sí. La Corte provincial ordenó la revisión de la condena luego de que la defensora general de Cámaras, Silvia Siri, realizara el pedido, en octubre pasado, dos años después de que se hubiera dictado la condena, y dos meses después de haber pedido ella misma no la revisión por inconstitucional, sino la reducción por demasiado abultada, que no es lo mismo. En el fallo, en el que la Corte provincial devolvió los derechos a Cabrera, no se hizo mención a la demorada pero zigzagueante actuación de la defensora, dependiente del jefe de los fiscales, el procurador Miguel Angel Molinari. De todos modos, toda la historia de la (in)defensa de Cabrera figura en el expediente.

La decisión de la Corte provincial puso en orden el galimatías indefensivo en el que se encontraba Cabrera y que motivó la nota de este diario. Cabrera fue condenado a perpetua por la jueza de menores de Santa Fe Ana Elvira, en junio de 2010, pese a que los peritos habían demostrado que no fue el autor directo del homicidio, y él mismo se declaraba inocente del disparo. La jueza ordenó un careo, ya que el tío de Cabrera, a quien se imputaba el disparo, acusaba al adolescente. Durante el careo, en el que curiosamente Cabrera no contó con defensor y la jueza lo admitió como válido, el adolescente dio vuelta su declaración y admitió lo que decía su tío. Con esa declaración, el defensor ausente sostuvo que “atento a la confesión, me veo obligado a admitir su autoría”. De ahí a la perpetua sólo se interpusieron un par de firmas. La condena se dictó el 1º de junio de 2010. Durante dos años, la defensora Siri no cotejó la actividad nula de sus subordinados y pasó por alto la defensa, hasta que pidió hace dos meses la reducción de pena de Cabrera. Y en octubre pasado se expidió por la revisión, a solicitud del propio Cabrera, que se quejó por falta de aplicación de justicia ante la propia Corte nacional.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

La Corte provincial dispuso la realización de un nuevo juicio.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.