SOCIEDAD › FAMILIARES DE LAS VICTIMAS PIDEN LA DETENCION DE UN DIPUTADO

Un tema que llegó a la Corte

La tía de Leyla Nazar acusó al diputado del PJ Carlos “Pololo” Anahuate de estar involucrado en el caso. Los abogados de la familia estudian denunciarlo formalmente y pedir su captura.

 Por Alejandra Dandan

En medio de una crisis de nervios y frente al Hospital Independencia, Mirta Nazar, la tía de Leyla, acusó ayer con nombre y apellido a uno de los diputados locales de estar “involucrado en la muerte” de su sobrina. “Fue ‘Pololo’ Anahuate –dijo–. El es el que está involucrado en todo esto”, volvió a decir, refiriéndose puntualmente a los crímenes de las dos jóvenes santiagueñas envueltas en un misterio de sexo, fiestas y drogas. Carlos Alberto Anahuate, conocido en la zona como “Pololo”, es uno de los diputados más importantes de la estructura política del juarismo. Su nombre fue mencionado por distintos testigos en la causa como una de las personas relacionadas con Leyla. Su tía sostuvo ayer que la chica lo había “escupido hace dos años en la calle cuando caminaba conmigo”. Los abogados de la familia preparan ahora una denuncia formal contra el legislador. Esta mañana le presentarán al juez un pedido de captura en su contra.
El nombre del diputado apareció mencionado en el expediente por varios testigos en los primeros meses de la investigación. Los testimonios de Mariana Contreras y Javier Juárez, por ejemplo, lo sindican como supuestamente vinculado al entorno de concurrentes a Saravah, uno de los bares nocturnos donde se congregan los hombres de la noche santiagueña. Ese sitio aparece como clave de la investigación porque era una de las paradas habituales de Leyla, donde ella se conectaba con sus clientes, y porque ese sitio fue el lugar donde fue vista por última vez.
“Pololo” Anahuate fue mencionado también como presuntamente vinculado a Walter Omar Contreras, el remisero detenido la semana pasada por el juez Dardo Herrera. Según Néstor Diganchi, uno de los últimos testigos de la causa, Contreras trabajaría para el diputado. Con todos estos datos, la tía de Leyla le confió el nombre de Anahuate al ministro del Interior durante la entrevista que mantuvo en Buenos Aires. “Yo se lo había dicho a (Gustavo) Beliz el lunes –dijo ayer–; pero hasta ese momento no tenía pruebas, eran todos comentarios, cosas que me iban diciendo, cosas que creía pero no tenía cómo mantenerlas.”
La semana pasada, en la marcha del silencio, Mirta Nazar pronunció en público la primera acusación contra el diputado. Ayer decidió profundizarla: “El les pagó a cuatro chicas –dijo– para que salgan a decir cualquier cosa en la causa, para que ensucien a mi sobrina y no lo impliquen”. Durante una pequeña entrevista con Página/12, Mirta aseguró que esa versión se la dio una de esas mujeres, una persona ligada al mundo de la noche que no habría aceptado el supuesto contrato.
La tía de Leyla mencionó además la escena en la que su sobrina le habría lanzado un escupitajo al diputado. Lo habría hecho hace dos años, en la calle y mientras caminaba con ella en busca de zapatos. “Fue exactamente en el cruce de Avellaneda y la calle Buenos Aires –dijo–, puedo hasta ponerme a hacer memoria para tratar de recordar exactamente los días.” ¿Por qué un escupitajo? Mirta asegura que Leyla, para entonces, buscaba trabajo como empleada municipal. Por ese motivo se habrían puesto en contacto. Hasta ese momento, según los relatos de la tía, las únicas chances que tenía Leyla de conseguir trabajo era a través de otro contacto con el escuadrón de mujeres de la rama femenina del juarismo. “Pero le pedían 300 afiliados para tomarla”, dice. “Para mí que él después quiso ensuciarla, se la llevó y la metió en esas cosas y es el que ahora quiere tapar todo lo que ha pasado.” Y agregó: “Que me diga el comisario de la 12 –uno de los encargados de la investigación–, que me diga si Anahuate no fue quien lo llamó para que pare el caso”.
Luis Santucho, abogado de la familia de Patricia Villalba, comenzó anoche con las gestiones para formalizar durante esta mañana el pedido dedetención del diputado. La acusación está fundada en dos aspectos: el primero es la denuncia de Mirta Nazar y el segundo es lo que llama “la conexión con el remisero Contreras”. Página/12 intentó ubicar a Anahuate, pero no tuvo éxito. Su secretario no se quiso identificar. Sólo aseguró que eran “difamaciones” que se “aclararán en la Justicia”.

Compartir: 

Twitter
 

Los padres de María Soledad se encontraron en Santiago con familiares de las dos chicas muertas.
SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.