SOCIEDAD › MICHAEL DOUGLAS HABLO DE LA RELACION ENTRE EL CANCER DE GARGANTA Y EL VPH

Los riesgos del sexo oral

El actor reveló en una entrevista que la enfermedad que padeció puede originarse por transmisión sexual. Especialistas advierten sobre la alta incidencia del origen sexual en el cáncer de garganta.

Mientras daba una entrevista acerca de su última película, el actor Michael Douglas aseguró que el cáncer de garganta que le diagnosticaron tres años atrás había sido provocado por la práctica de sexo oral. “Sin entrar en detalles, este cáncer muy específico está provocado por el virus del papiloma humano (VPH) y proviene del cunnilingus”, explicó el artista norteamericano, que aclaró que inicialmente creía que el origen de su cáncer había sido el estrés de ver a su hijo encarcelado por un asunto de drogas. Consultados por este diario, profesionales de la salud especializados en cáncer y en enfermedades inmunoprevenibles explicaron que la conexión entre el desarrollo de un tumor en la laringe y la infección con VPH, de tramsmisión sexual, es posible, porque “es el mismo agente que genera el cáncer de cuello de útero”. Por otro lado, explicaron, los estudios científicos internacionales dan cuenta de que la manera de evitar contagios de VPH es vacunando tempranamente a la población femenina, lo que genera un “efecto rebaño” al beneficiar a la población masculina aunque no sea vacunada. En Argentina, la vacunación para prevenir el VPH es gratuita y obligatoria para las niñas de 11 años.

Durante una entrevista concedida al diario inglés The Guardian para promocionar la biografía del pianista Liberace, que protagoniza en cine, Michael Douglas contó que el cáncer de garganta que le habían diagnosticado hace tres años remitió “y ahora es todo normal”, a condición de que se someta a controles cada seis meses. En su momento, Douglas había atribuido el tumor a su hábito de tomar alcohol, pero también al estrés del juicio contra su hijo Cameron, que actualmente cumple condena de diez años en prisión por posesión y tráfico de droga. “Estaba preocupado por saber si los problemas causados por el encarcelamiento de mi hijo no habrían contribuido a desencadenar el cáncer, pero no, en realidad se debe a una enfermedad sexualmente transmisible”, explicó. El origen de su tumor, dijo está en la práctica de sexo oral, mediante la cual se contagió VPH.

“Es perfectamente cierto que puede haberlo tenido a causa de practicar sexo oral”, aseguró el subjefe de Oncología Clínica del Hospital Italiano y secretario general de la Asociación Argentina de Oncología Clínica, José Lastiri. El VPH puede causar cáncer de garganta “porque se contagia el mismo agente que da cáncer de cuello uterino”. Está demostrado en estudios publicados en revistas científicas que “las causas más comunes para el cáncer de cabeza y cuello, es decir, boca, faringe, son el alcohol, el tabaco y el VPH”. En todos los casos, una vez desarrollado el cáncer, “se trata con quimioterapia o radioterapia, y por otro lado el porcentaje de curados por cáncer desarrollado a partir del VPH es mayor que en los casos de alcohol o tabaco, porque son más sensibles al tratamiento”. La incidencia de la enfermedad “es reportada hace años, y últimamente se reporta de manera más frecuente”, señaló Lastiri.

El VPH “puede generar una infección persistente y evolucionar al carcinoma en lugares como útero, ano, pene y garganta”, detalló la jefa del Programa Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles del Ministerio de Salud, Carla Vizzotti. De todos modos, aclaró, “no es el VPH la causa más frecuente de cáncer de garganta, sino el alcohol o el cigarrillo”. En Argentina, desde 2011 la vacuna para VPH es gratuita y obligatoria para las niñas de 11 años. La incidencia más alta del VPH “en Argentina y el mundo es el cáncer cérvico-uterino”, por lo que el objetivo para la salud pública “es disminuir la mortalidad por cáncer de cuello uterino, que registra cuatro mil nuevos casos y dos mil muertes por año”.

La vacunación para VHP se realiza a niñas de 11 años “porque cuanto más joven la mujer, mejor respuesta inmune va a tener, más defensas va a generar. Además, es importante recibir la vacuna antes del contacto con el virus, algo que a los 11 años suele cumplirse”. El objetivo desde el Ministerio de Salud, explicó Vizzotti, es reducir el impacto del VPH, “y ése es el objetivo por el que se vacuna a las mujeres”. “Está demostrado que teniendo elevadas coberturas de vacunación en mujeres se benefician también los hombres, porque disminuye la circulación del virus”, lo que recibe el nombre de “efecto rebaño, que quiere decir que vacunada la población objetivo, se beneficia otra población no vacunada”, aunque en el caso del VPH ese efecto puede no ser tan marcado “porque entre la infección y el desarrollo del cáncer pasan 20 años, es una infección persistente hasta que se desarrolla el cáncer”. En el esquema de abordaje del VPH, la vacunación de las niñas se complementa con la realización del Papanicolau a “todas las mujeres de entre 25 y 65” años. Por otra parte, el VPH se detecta mediante una colposcopía. De todos modos, “el impacto en cáncer de esta estrategia se va a ver en mucho tiempo, porque quienes tienen ya la infección persistente no se benefician de esto. Es una estrategia preventiva, no terapéutica” para casos preexistentes.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared