SOCIEDAD › FINALIZO LA INSCRIPCION ON LINE EN LAS ESCUELAS

Con las dudas del inicio

Según el Ministerio de Educación porteño, se anotaron más de 77 mil alumnos. La vacante será confirmada a partir del 9 de diciembre. Persisten las incógnitas sobre el sistema.

En la medianoche de ayer finalizó la inscripción on line de alumnos para los niveles inicial, primario, secundario y terciario en las escuelas públicas porteñas. En la tarde de ayer, cuando continuaba el envío de solicitudes de ingreso, se habían contabilizado más de 77 mil estudiantes anotados, según el Ministerio de Educación de la Ciudad, que aseguró además que sus previsiones rondaban las 50 mil inscripciones. Fuentes del gobierno porteño aseguraron que habrá vacantes “para un número mayor de alumnos que los previstos inicialmente”. Gustavo Lesgueberis, de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, una de las entidades que, junto con los gremios docentes, viene cuestionando el nuevo sistema, señaló que “la hora de la verdad va a llegar cuando se sepa de manera fehaciente cuántas vacantes tenemos y si hay chicos que se quedan afuera de la escuela pública; ése es el problema de fondo”.

La Defensoría y la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) habían solicitado –sin éxito– que la Justicia suspendiera la inscripción on line por considerar que los padres de los chicos perdían “la posibilidad de elegir la escuela a la que querían mandar a sus hijos”, dado que ahora tuvieron que dar cinco opciones y después serán las propias autoridades ministeriales las que decidirán dónde quedan inscriptos los chicos. Ante las quejas de los padres, el Ministerio de Educación porteño envió “facilitadores”, personal contratado de apuro para presentarse en los colegios y dialogar con los padres para darles información directa sobre el sistema. Uno de ellos terminó denunciado por acoso a una chica que se fue a inscribir al secundario.

“Nosotros estuvimos presentes en varias escuelas y vimos cómo estos ‘facilitadores’, que pertenecen a una empresa que ganó una licitación para realizar la tarea, no tenían el tiempo suficiente de formación para dar respuesta a todos los planteos”, afirmó Lesgueberis en diálogo con Página/12. Otro tema que llamó la atención de los observadores designados por la Defensoría es que “muchos padres entregaron documentación a los empleados contratados por el gobierno porteño, para informar acerca de su lugar de residencia, datos personales de la familia y de los chicos, incluyendo si habían tenido enfermedades importantes”.

“Lo preocupante –sostuvo Lesgueberis– es que ninguno de los familiares recibió una constancia de la entrega de esa documentación, de manera que esos datos no quedaron asentados en ningún lado y no está claro de qué manera van a ser tenidos en cuenta cuando se confirmen o no las inscripciones.” Lesgueberis insistió en que todo se hizo “con una gran desprolijidad y ahora lo que falta saber es lo más importante: si hay vacantes para todos y si se van a respetar los pedidos prioritarios de las familias respecto del colegio elegido” como primera opción, teniendo en cuenta el abordaje pedagógico y también la proximidad con el domicilio de cada uno de los alumnos.

El sistema on line estaba destinado sólo para los estudiantes que ingresan al nivel inicial o que se anotan para empezar el primario, el secundario o el terciario. El Ministerio de Educación porteño dijo, a través de un vocero, que es posible que “se hayan inscripto on line alumnos que no tenían que hacerlo, porque no es necesario entre los que pasan de grado, por ejemplo, pero de todas maneras vamos a tener más vacantes que las previstas inicialmente”, que rondaban las 50 mil plazas.

Tanto la Defensoría como la UTE habían cuestionado que no se tuviera información acerca de la necesidad de que se garantizara la inscripción al mismo colegio de los hermanos de los chicos que concurren a un colegio determinado, para evitar la dispersión del núcleo familiar y complicar el traslado por parte de los padres. Otra de las dudas que se plantearon era respecto de la fecha en que se confirmarán las inscripciones. Al principio se dijo que recién se darían a conocer en febrero, pero el Ministerio de Educación porteño aseguró que se hará a partir del 9 de diciembre.

Entre los que debían inscribirse figuran los chicos que provengan de escuelas públicas del Gran Buenos Aires que quieran seguir cursando en la Capital Federal, y los que quieran pasarse de establecimientos privados a escuelas públicas. “Son muchas las dudas que quedaron flotando, sin respuesta clara por parte de las autoridades porteñas, pero lo más preocupante es saber cuántas vacantes vamos a tener y si van a quedar chicos fuera de la escuela pública porteña.”

Compartir: 

Twitter
 

El ministerio no informó si se respetará la opción de colegio elegida en primer lugar.
Imagen: Alejandro Elias
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.