SOCIEDAD › POLéMICA POR EL PROYECTO PARA PROHIBIR LAS ESTéTICAS A MENORES DE 18

Cirugías no aptas para menores

Para la autora, la diputada Mara Brawer, la iniciativa apunta a “evitar el abuso de poder de un mercado que exige cuerpos normados”. Especialistas en adolescencia y cirugía plástica no creen que la prohibición sea el camino para proteger a los adolescentes.

 Por Mariana Carbajal

Un proyecto de la diputada Mara Brawer (Frente para la Victoria), que propone prohibir las cirugías estéticas a menores de 18 años, despertó polémica. La iniciativa excluye a las intervenciones quirúrgicas reparadoras, terapéuticas o de adecuación a la identidad de género. “Las cirugías estéticas producen marcas corporales, promueven y consolidan estereotipos y patrones culturales homogeneizadores y ponen en riesgo la salud física y emocional. Es en este marco que es preciso llevar adelante una política de Estado con el fin de garantizar la salud, el bienestar y la integridad física y emocional de los niños, niñas y adolescentes”, escribió la legisladora en los fundamentos del proyecto, que será presentado el jueves. Brawer aclaró a Página/12 que la regulación apunta a evitar que haya chicas que se sometan a cirugías de aumento mamario antes de la mayoría de edad. Aunque comparten el espíritu de la iniciativa, especialistas en pediatría, adolescencia y cirugía plástica la cuestionaron por entender que la “prohibición” no sería el camino para proteger a las adolescentes frente a los abusos de ese tipo de intervenciones.

El proyecto –precisó Brawer– fue elaborado a partir de la inquietud que la trasmitieron muchos padres y madres sobre la disconformidad que veían en sus hijas adolescentes en relación con su propio cuerpo. “Cuando desde el Ministerio de Educación hicimos los materiales de educación sexual para trabajar en familia (Brawer fue secretaria de Equidad de la cartera nacional), testeamos con los padres los temas que les interesaban y surgió, en paralelo con el embarazo adolescente, la falta de aceptación de las adolescentes de su cuerpo. Algunas lo odian, por la exigencia social de ciertos parámetros estéticos y la discriminación que sufrían por eso”, señaló a este diario. “Este proyecto de ley procura evitar el abuso de poder de un mercado que exige cuerpos normados”, dice en los fundamentos. Brawer aclaró que la restricción no alcanza a las cirugías reparadoras o aquellas que apuntan a corregir alguna característica física que afecta el desarrollo psicosocial del o la adolescente. En los fundamentos se subraya que “la cantidad de adolescentes que se someten a cirugías con motivos estéticos es cada vez más alta en nuestro país. Si bien se carece de estadísticas nacionales desagregadas por edad, distintos profesionales, asociaciones médicas y artículos periodísticos hacen referencia al continuo incremento de cirugías estéticas en general, y en las adolescentes en particular”.

Para su elaboración, la diputada contó con el asesoramiento del psicoanalista especializado en niñez Juan Carlos Volnovich, la abogada e investigadora del Conicet Mara Herrera y el subjefe de Servicio de Cirugía Plástica del Hospital de Quemados de la Ciudad de Buenos Aires, Armando Pomerane.

Distintas voces, sin embargo, expresaron su desacuerdo no tanto con el espíritu de la propuesta, sino con su contenido. “Todo lo que signifique prohibir puede generar un efecto inverso. Para mí es mejor sentarse a charlar con el o la adolescente que quiere una cirugía estética, para ver por qué siente una necesidad de operarse y poder reflexionar sobre el tema”, opinó el pediatra especialista en adolescentes Carlos Sanz, jefe de servicio en un hospital porteño. “No tenemos demasiadas consultas de chicas que se quieran hacer una cirugía estética. Puede haber algunos casos puntuales. Y en esos casos se les plantea esperar unos años. Más que prohibir, el eje se tendría que poner en que llegue a las aulas la educación sexual integral para trabajar temas como la no discriminación, desarmar los estereotipos de género”, opinó ante este diario la pediatra Rosa Pappolla, del equipo de Adolescencia del Hospital Penna, y asesora del Comité de Adolescencia de la Sociedad Argentina de Pediatría.

El cirujano plástico Jorge Pedro, del Hospital de Clínicas, también objetó el proyecto: “No se puede prohibir. A los 15 años nunca voy a operar a una adolescente para ponerle prótesis mamarias. Pero considero que se le tiene que dar la oportunidad al médico especialista de que con su sano criterio tome la decisión frente a una operación. El problema es que hoy el Ministerio de Salud permite que un médico que no es especialista en cirugía plástica pueda operar. Eso es lo que hay que legislar”, consideró Pedro, integrante de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética. Pedro aclaró que para decidir una operación en una joven evalúa, más allá de su edad, que la paciente tenga maduración física y psicológica, descartar que sufra de disforia corporal, de bulimia o de anorexia, y que no tenga una imagen alterada de sí misma. “Siempre pido que haya acompañamiento de la familia. Aun cuando tienen ya 18 años o más”, precisó. No obstante, consideró que es “un mito que sea una moda que se regalen cirugías de aumento mamario a los 15 años”. No es tan habitual, apuntó. “Pero puede ocurrir, que venga un chico de 16 años y quiera operarse sus orejas en asa, como Dumbo, o una nariz que le produce muchos problemas de socialización. O un chico de 12 años, como uno que atendí, que tenía mamas muy desarrolladas y por eso vivía encerrado en su casa, no tenía amigos y no quería que lo vieran en una pileta o en una playa. La operación le cambió la vida.”

Consultados por este diario, el cirujano plástico Pomerane y la abogada Herrera defendieron la iniciativa desde el punto de vista médico y legal, respectivamente: “La idea es posponer una cirugía plástica hasta que se complete el desarrollo corporal de la persona”, explicó Pomerane. “Apunta a volver a poner al Estado en el lugar de la prevención. No se prohíbe para siempre, sino hasta que el adolescente sea realmente autónomo y pueda tomar una decisión propia.”

Compartir: 

Twitter
 

El objetivo es evitar que las chicas se sometan a cirugías de aumento mamario antes de la mayoría de edad.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.