SOCIEDAD › EL JEFE DE LA BONAERENSE SE REUNIO CON LOS FAMILIARES DE MARISOL OYHANART

Marcha y reunión en Saladillo

El jefe de la Bonaerense, Hugo Matzkin, se reunió con los familiares de Marisol Oyhanart, hallada asesinada, poco antes de que se desarrollara una marcha en reclamo de justicia. Las hipótesis están abiertas. Buscan el celular de la mujer que no fue hallado.

Con precisión de cirujano, ayer el jefe de la Bonaerense, Hugo Matzkin, dijo en Saladillo: “Esto es un homicidio, una muerte no deseada y provocada. Las hipótesis son varias”. Se refería al crimen de Marisol Oyhanart, cuyos restos eran velados mientras familiares y vecinos marchaban en la ciudad bonaerense reclamando justicia y se concentraban frente a la municipalidad. Una allegada a la familia leyó una carta que representaba de algún modo el motivo de la marcha.

“Pedimos justicia por esta mujer común, una madre que realmente no se merecía esto. Esto que sucedió es un hecho realmente tremendo para nuestro pueblo, algo que ha conmovido a todo Saladillo, a todo el país”, comenzó a leer. La mujer continuó diciendo que “esto que le pasó a Marisol le puede pasar a cualquier otra persona y la muerte es algo muy doloroso e irreversible. Pero realmente créannos que, cuando se trata de un asesinato nos invade además del tremendo dolor, la incertidumbre; quién fue realmente el que cometió este semejante hecho”, agregó. “Sabemos que nuestra ansiedad nunca va al mismo tiempo que la justicia, pero confiamos y esperemos que lleguen hasta las últimas consecuencias y no se olviden que mientras estamos pidiendo justicia, hay un asesino suelto”, concluyó.

Delmar Oyhanart, hermano de Marisol, se mostró “conforme” con la reunión que la familia mantuvo con el jefe de la Policía Bonaerense, Hugo Matzkin, y dijo que van a ser “pacientes” y a “dejarlos que trabajen tranquilos”. Sobre los motivos del crimen, sostuvo que “es un misterio” y que “todo el pueblo está conmocionado”, porque no saben qué pensar acerca de lo ocurrido. El joven agradeció el acompañamiento de la gente y dijo que tiene “la esperanza de que se haga justicia”.

José, hermano del marido de Marisol, dijo que “estuvimos reunidos, estamos conformes, no queremos interrumpir esta investigación, dejemos que laburen, no es una pavada, los tipos necesitan su tiempo”, reflexionó.

El jefe de la Bonaerense, Hugo Matzkin, viajó a la ciudad de Saladillo para reunirse con los familiares de Oyhanart, ante quienes se comprometió a desplegar las tareas necesarias para esclarecer el crimen. “Queremos darle eficacia a la investigación y no terminalidad, de eso hablamos con la familia, nosotros queremos darle la justicia con lo que ellos nos dan la confianza de aportar las pruebas, y que el o los autores del hecho realmente no salgan nunca más de la cárcel”, expresó Matzkin, anticipándose a cualquier fallo judicial.

Junto al intendente de Saladillo, Carlos Gorosito, el jefe policial aseguró que “se están usando las mejores herramientas científicas y tecnológicas con las que cuenta la provincia de Buenos Aires. Es una situación muy delicada, con lo cual desde el minuto cero, tanto en la búsqueda inicial como en la implementación de la mesa de crisis investigativa, la provincia de Buenos Aires ha puesto su excelencia al respecto para la agente fiscal y el juez de Garantías, que son los jefes de la investigación”, añadió. Matzkin dijo que la mesa de crisis está integrada por un equipo interdisciplinario que está dedicado a obtener pruebas, aunque aclaró que él no dará información respecto de la causa para no entorpecer la pesquisa.

Sobre la marcha que realizaron, Matzkin dijo, antes de que se iniciara, que “todo reclamo, y más aún cuando es pidiendo justicia y seguridad, es legítimo. Estoy seguro de que esta comunidad busca ese fin deseado y estamos hablando con ellos sobre que ningún agente extraño va a manchar el pedido de justicia, que nosotros también hacemos”.

Finalmente, dijo que “se trabaja en todas las hipótesis”, que todas ellas “tienen que valorarse con la misma seriedad”, pero que “sólo una de ellas será la verdad”. Por otro lado, los restos de Marisol Oyhanart fueron inhumados en el cementerio local. En tanto, se analizaba realizar un nuevo allanamiento en busca del celular de O-yhanart que no fue encontrado en la escena del crimen. El esposo de la mujer, Sergio Rachit, fue liberado el miércoles tras declarar ante la Justicia y permanecer más de doce horas demorado e incomunicado en la comisaría local.

Compartir: 

Twitter
 

La marcha frente a la Municipalidad de Saladillo en reclamo de justicia por parte de los familiares de Marisol.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.