SOCIEDAD › AL MENOS DOCE MUERTOS POR UNA AVALANCHA EN EL MONTE MAS ALTO DEL MUNDO

Alud y tragedia en el Everest

El grupo afectado realizaba tareas de abastecimiento para la inminente temporada de escalada en el Himalaya. Todas las víctimas fatales son sherpas, pobladores de la zona que ayudan a los montañistas. Siete de ellos pudieron ser rescatados con vida.

Un alud provocó uno de los accidentes más graves en la historia del monte Everest, la cumbre más alta del mundo, dado que se confirmó la muerte de al menos 12 guías nepaleses que habían salido ayer por la mañana, con carpas, alimentos y sogas, adelantándose al comienzo de la temporada fuerte de alpinismo en el Himalaya, prevista para fines de mes. El grupo de sherpas (gente del este), como se llama a los habitantes de las regiones montañosas de Nepal, estaba compuesto por unas 50 personas, 7 de las cuales fueron rescatadas con vida a pesar de que estaban cubiertas por el hielo y la nieve. El alud se produjo a las 6.45, hora local, a 5 mil metros de altura, en la zona que lleva al glaciar de Khumbu. “Hasta ahora sacamos 12 cadáveres de la nieve; no sabemos cuántos más se encuentran atrapados”, dijo Dipendra Paudel, funcionario del Ministerio de Turismo nepalés. El número de muertos podría ser mayor.

Un equipo de socorristas, con la ayuda de varios helicópteros, continuaba con la búsqueda de sobrevivientes, además de los 7 que ya fueron sacados con vida. Fuentes del equipo de rescate que trabaja en el campo base de la cima de 8848 metros de altura estimaron que “el total de muertos podría llegar a 14”.

“Vi 11 cuerpos que trajeron al campo base, nos han dicho que debemos esperar tres más”, afirmó por teléfono uno de los miembros de la Asociación de Rescate en el Himalaya. Elizabeth Hawley, considerada como la principal experta mundial en la escalada del Himalaya, afirmó que ésta es una de las “catástrofes más mortíferas” en la historia del montañismo en el Himalaya.

Hasta ahora, más de 300 personas murieron en el Everest y otras montañas vecinas, incluso desde antes de la primera ascensión con éxito a cargo de Edmund Hillary y Tenzing Norgay, en 1953. El peor accidente en la historia de Nepal se produjo en 1995, cuando un alud sepultó prácticamente el campamento de un grupo japonés y mató a 42 personas. Al año siguiente fallecieron 8 personas durante una tormenta que duró dos días.

En esa ocasión, las víctimas estaban tratando de llegar a la cumbre del Everest. Ahora, en cambio, el grupo afectado se encontraba realizando tareas de abastecimiento previas al lanzamiento de la temporada de alpinismo en el Himalaya.

Nepal, un país pobre del Himalaya, cuenta con 8 de las 14 cimas más altas del mundo, con más de 8 mil metros de altitud. Este verano, el gobierno nepalés otorgó licencias a 734 personas, incluyendo 400 guías, para ascender al monte Everest.

La empresa Himalayan Climbing Guides de Nepal, con sede en Katmandú, confirmó que dos de sus guías se encontraban entre los muertos del accidente de ayer y que cuatro estaban desaparecidos. “Cuando nuestros guías partieron del campo base no nevaba, el tiempo era fantástico”, aseguró el gerente de operaciones de la firma, Bhim Paudel. Comentó que “docenas de guías” de otras agencias había cruzado por el mismo paso sin problemas, poco antes de ocurrido el alud.

“Esperábamos seguirlos, no recibimos ningún alerta”, aseguró. Todos los veranos, cientos de alpinistas de todo el mundo tratan de escalar cumbres en el Himalaya, cuando las condiciones climáticas son favorables. El accidente puso en evidencia los enormes riesgos que corren los guías sherpas, que llevan carpas, alimentos, reparan las escaleras y colocan las cuerdas para ayudar a los alpinistas extranjeros que pagan decenas de miles de dólares para llegar a la cima.

Los sherpas son los que ayudan en la escalada a los montañistas y ayer se dirigían a un campamento base ubicado a unos 6 mil metros de altura. Se supo que a ellos se habían unido algunos escaladores extranjeros, que tenían la intención de ir aclimatándose, con vista al inicio inminente de las actividades de escalamiento. Aunque la temporada, en teoría, se abrió en marzo, recién hacia fines de abril comienzan las expediciones.

Los rescatistas estimaban ayer que podrían encontrar más personas fallecidas en la llamada “zona muerta”, donde el oxígeno en el aire no es suficiente. Los historiadores recordaron ayer que las primeras víctimas del Everest fueron 7 sherpas que cayeron sepultados en 1924 por un alud en la pared del collado Norte, durante la tercera expedición británica a la montaña, mucho antes de conquistarse la cima en 1953.

En el accidente más grande, el de 1995, también perdieron la vida 14 sherpas, además de los integrantes de la expedición japonesa. En todos los accidentes grandes fallecieron los nepaleses que habitan en las zonas montañosas y que subsisten realizando este tipo de tareas durante la temporada de alpinismo. Hubo 18 muertos en una expedición francesa en octubre de 2005 y otros 15 expedicionarios murieron en 1972, en la montaña de Manaslu, como parte de una incursión realizada por alpinistas coreanos.

Compartir: 

Twitter
 

Hasta ahora, más de 300 personas murieron en el Everest y otras montañas vecinas.
Imagen: EFE
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.