SOCIEDAD › UNO DE CADA DOS CREE QUE SERá TORTURADO SI ES DETENIDO

Para no naturalizar la tortura

Una encuesta de Amnesty International en 21 países arrojó que sólo uno de cada tres argentinos no teme ser torturado de ser detenido. La mitad, en cambio, lo cree posible. El 15 por ciento justifica las torturas y el 76 por ciento las rechaza de plano.

 Por Horacio Cecchi

Una encuesta de Amnesty International sobre la tortura en 21 países entre los que se encuentra la Argentina indica que sólo uno de cada tres encuestados confía en que si es detenido por fuerzas de seguridad no sufrirá torturas. El estudio revela que el miedo a la tortura es general, ya que de los más de 21 mil participantes en los 21 países, el 44 por ciento temió ser torturado en caso de detención. La encuesta fue realizada en el marco de la campaña Basta de Tortura, que AI lanzará hoy en todo el mundo. La preocupación por la prevención de la tortura es un tema instalado en el país a nivel nacional y en algunas provincias: recientemente fue reglamentada la ley 26.827, promulgada en enero de 2013, que establece un Sistema Nacional de Prevención de la Tortura.

La encuesta de Amnesty International consistió en tres preguntas y contó con 21.221 participantes en 21 países: Argentina, Brasil, Chile y Perú; México, Canadá y Estados Unidos; Alemania, Gran Bretaña, España, Grecia, Rusia y Turquía; India, Indonesia y Pakistán; Corea del Sur y China; Australia; Kenia y Nigeria. En la Argentina fueron encuestadas 1012 personas entre el 17 y el 27 de enero de 2014.

Sólo el 34 por ciento de los encuestados en la Argentina respondió a la primera pregunta que confiaba en que, de ser detenido, no sufriría torturas por parte de fuerzas de seguridad. El promedio entre los 21 países a la misma respuesta es más alto: el 48 por ciento. En cambio, en la Argentina la mitad (el 49 por ciento) teme que sería torturada en caso de detención. El promedio indica que el 44 por ciento global teme que sería torturado. Los extremos son Brasil, donde apenas el 18 por ciento cree que no será torturado, y el 80 por ciento está convencido de que sí lo será. Y en el otro extremo, Australia y el Reino Unido, en los que el 83 por ciento descarta ser torturado, y el 16 y el 15 por ciento, respectivamente, supone que sí lo será.

Otra pregunta revela la parte con rémoras paleozoicas de la sociedad: el 15 por ciento de los encuestados en la Argentina cree que la tortura está justificada en algunos casos, contra el 76 por ciento que está en contra. Argentina, en ese aspecto, aparece en el extremo positivo. En la otra punta, China e India mostraron un 74 por ciento de encuestados a favor de la aplicación de torturas según sea el caso, contra el 25 y el 16 por ciento respectivamente.

La tercera pregunta refirió a si considera o no necesario que existan o no normas internacionales claras contra la tortura. En la Argentina, el 72 por ciento de los consultados respondió que sí. La cifra es baja en relación con la cantidad expuesta en el promedio global, que llega al 82 por ciento.

En la Argentina recientemente fue reglamentada la ley 26.827, que puso en funcionamiento los Mecanismos de Prevención de la Tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. Argentina fue el primer país de Latinoamérica en ratificar el Protocolo contra la Tortura dispuesto como tratado por las Naciones Unidas, en 2004. A partir de entonces comenzó a correr el tiempo para crear los mecanismos de prevención en la práctica. Finalmente, en enero de 2013, la ley sancionada a fines de 2012 fue promulgada y, a principios de abril de este año, reglamentada.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

El 49 por ciento de los encuestados en el país cree posible que las fuerzas de seguridad torturen.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.