SOCIEDAD › PROPONEN CREAR UN BANCO DE DATOS GENéTICOS PARA LOS DELITOS DE TRATA

Muestras contra las redes

El proyecto plantea concentrar datos de personas desaparecidas que podrían estar en manos de redes de explotación sexual.

El fiscal Marcelo Colombo, a cargo de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), junto con la ONG Acciones Coordinadas Contra la Trata (ACCT), impulsa la creación de un banco nacional de datos genéticos que ayude a resolver casos de personas desaparecidas que puedan haber sido víctimas de redes de trata con fines de explotación sexual. “Hay una información que hoy no existe y que hay que producir, y ahí aparece la idea de una base de datos de ADN, que es información que va a ingresar por dos vías: las denuncias sobre personas que desaparecen y los protocolos de procedimiento”, explicó Colombo.

Ambas entidades se encuentran desarrollando un protocolo de recolección de datos centralizados, para contar con información comparable de las denuncias de de-

saparición de personas que se registran en todo el país y, al mismo tiempo, de quienes aparecen como NN, se trate de personas vivas o de cuerpos cuya identidad se desconoce. También permitirá recabar mejor las condiciones de desaparición de esas personas.

La idea es crear un banco de datos en el que los familiares que realizan la denuncia por desaparición puedan dejar muestras de material genético que posteriormente contribuyan a la tarea de identificación. Colombo aseguró que “hay una necesidad evidente de romper con la modalidad de analizar uno por uno los casos. Es necesario hacer ese cruce de información en casos con alguna presunción de las familias de que podrían haber sido víctimas de trata; la idea es poder cruzar esos dos grupos”.

El proyecto de formar una base de datos está inspirado en la exitosa trayectoria del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) en la tarea de identificación de los cuerpos NN que dejó la última dictadura cívico-militar. Celeste Perosino, una de las creadoras de ACCT, trabajó en el EAAF; su experiencia y la de Protex en la lucha contra la trata son capitalizadas en este nuevo proyecto. Perosino señaló: “Aún no se piensa lo forense con una mirada sobre la trata, por eso las herramientas que están en otras dimensiones de delitos no se utilizan aquí, y tampoco está la posibilidad de pensar en un NN como un cuerpo que habla de trata, lo mismo que ante un NN vivo”.

Por su parte, el fiscal explicó que “intentamos avanzar porque para los mayores de 18 años no hay una suerte de censo de todas las denuncias a nivel país, dada la dispersión de fuerzas nacionales y provinciales, y tampoco existe conexión entre personas que puedan estar apareciendo como indocumentadas o como NN en morgues, psiquiátricos, hospitales o en algunos otros sitios”. Al respecto, Luciano Uzal, de ACCT, aseguró: “Cuando se afrontan delitos tan complejos como la trata de personas, las mejoras no pueden venir de un solo frente. Nosotros abordamos este tema desde la antropología, con herramientas ya desarrolladas por el EAAF, que tienen el potencial para adaptar esas técnicas a lo judicial”,

Uno de los mayores inconvenientes que deberán sortear para el desarrollo de un banco de datos genéticos es el elevado presupuesto que requieren los instrumentos y mecanismos para recoger las muestras y preservarlas. Otra complicación es la sistematización de la información que surge de las diferentes provincias. La Protex libró oficios a todas las provincias para pedir las denuncias de paradero realizadas desde 1990 en adelante y trece jurisdicciones ya respondieron sobre 1500 casos, pero hay una disparidad de criterios que dificulta estructurar y utilizar toda la información.

Compartir: 

Twitter
 

El proyecto busca cotejar los datos de víctimas de la trata.
Imagen: Leandro Teysseire
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.