SOCIEDAD

De Japón a Hawaii

A los 62 años, el piloto suizo André Borschberg entró en la historia de la aviación con un vuelo en solitario entre Japón y Hawaii, al mando del Solar Impulse 2, en un trayecto que calificó de “viaje interior”. En medio del océano Pacífico, encajado en una cabina que sólo le permite estar sentado o tumbado, el piloto pasó en el aire unas 120 horas, en la etapa más larga de la vuelta al mundo a bordo del avión solar. “El sueño se hizo realidad”, tuiteó Borschberg tras recorrer 8200 kilómetros y aterrizar en la isla de Oahu, en poco menos de cinco días y cinco noches. El jueves pasado batió el record mundial de vuelo en solitario, muy por delante del precedente establecido por Steven Fosset, quien voló durante 76 horas y 45 minutos, poco más de tres días. Antes del despegue, Borschberg aseguró que la travesía sería una “ocasión extraordinaria” para descubrirse a sí mismo. En estos días, el piloto no pudo dormir más de 20 minutos seguidos. Durante esos breves reposos, unos brazaletes vibradores conectados al piloto automático se encargaban de despertarlo ante la menor anomalía. El Solar Impulse 2 salió el 9 de marzo de Abu Dabi para dar una vuelta al mundo de 35 mil kilómetros y promover el uso de las energías renovables, en particular la energía solar.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.