SOCIEDAD › WIKIPEDIA EXPULSA A CIENTOS DE EDITORES POR COBRAR A EMPRESAS

Elogios o escraches tarifados

La enciclopedia desmanteló una red de 381 perfiles que escribían artículos de personas y compañías a cambio de dinero y luego las extorsionaban. La trama, descubierta por otros editores de Wikipedia, era coordinada para burlar los mecanismos de corrección.

 Por José Manuel Abad Liñan *

Jimmy Wales, el fundador de la enciclopedia digital más grande del mundo, manifestó hace unos meses que no planteaba la posibilidad de que los editores de la Wikipedia recibieran ningún tipo de retribución por su trabajo. “No es algo que nos haya pedido nuestra comunidad”, señaló. Ahora, 381 perfiles de editores fueron expulsados de la enciclopedia en su versión en inglés por fraude y extorsión, al venderse a empresas y particulares para crear artículos sobre ellos.

Wikipedia permite que un editor mantenga un vínculo con las entidades y personas sobre las que escribe, pero debe declararlo expresamente al publicar un artículo. No es el caso de los expulsados, que violentaron el espíritu altruista y colaborador de la web, y de manera organizada. Es habitual que los editores detecten y eliminen artículos que incumplen las normas de la enciclopedia y que sirven para dar relevancia a entidades y personas que –en comparación con la mayoría de los demás textos– no las merecen, pero resulta extraordinario que el portal dé la orden de un despido masivo de perfiles por considerarlos títeres o sockpuppets (cuentas creadas específicamente para publicar artículos saltándose las normas). No obstante, este año ya se desmanteló otra red, Wiki-PR, compuesta por 323 cuentas títere, según informó la revista estadounidense The Atlantic.

Hasta la fecha, en la actuación contra Orangemuddy –el nombre con el que Wikipedia bautizó a la red–, se eliminaron 254 artículos creados por estos títeres. La enciclopedia publicó su lista completa y aclaró que en su mayoría se trata de contribuciones relacionadas con pequeñas empresas o con artistas poco conocidos. Una vez revisados, tan sólo dos de los protagonistas de los artículos merecieron un nuevo texto en la enciclopedia, creado ya observando sus reglas.

La trama, descubierta por otros editores de Wikipedia, actuaba de manera coordinada para burlar los mecanismos de corrección de la enciclopedia: unos editores daban el visto bueno a los artículos de otros escritos por miembros de la misma red, y a la vez daban entrada y validaban con buenas opiniones el trabajo de edición de los nuevos miembros. Una vez publicados los artículos sesgados, algunos editores reclamaban una cuota de 30 dólares (27 euros) mensuales a los protagonistas para mantenerlos en línea, según indica uno de los wikipedistas que ayudó a desenmascarar la red.

Wikipedia se financia a partir de donaciones que gestiona una fundación en Estados Unidos, sede central del proyecto. Diversas organizaciones y asociaciones civiles en otros países actúan como sus capítulos nacionales.

Un estudio del Instituto Smithsonian calcula que el portal, de estar en venta, tendría un valor de “decenas de miles de millones de dólares” y un costo de reemplazo de 6600 millones de dólares.

* De El País, de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.