SOCIEDAD

Según los médicos bonaerenses, los hospitales se vacían de especialistas

Los profesionales denunciaron que están dando de baja a un 70 por ciento de los médicos concurrentes para ahorrar insumos. El gobierno dice que es dar lugar a los recién recibidos.

Un 70 por ciento de los médicos concurrentes que trabajan “ad honorem” en los hospitales bonaerenses serán dados de baja, según denunció el secretario general de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (Cicop), Jorge Yabkowski. La noticia generó polémica. Mientras el gremio advirtió que la medida vaciará de especialistas los centros de salud y busca limitar las prestaciones y ahorrar insumos, el gobierno provincial informó que quiere dejarles vacantes a los médicos recién recibidos para que puedan completar su formación.
Según informó a Página/12 el subsecretario de Coordinación y Atención de la Salud, Oscar Fariña, hay alrededor de 3600 profesionales bajo el régimen de concurrencia, una especie de residencia no rentada, con menos carga horaria, que les permite a los flamantes graduados adquirir especialización en un servicio hospitalario. La normativa vigente establece que las concurrencias no pueden extenderse más allá de tres años. Pero, en la práctica, en los últimos años se han prolongado por más tiempo, lo que ha dado lugar a dos tipos de concurrentes: los que ingresan “bajo programa” y buscan formarse en una especialidad, generalmente porque no consiguieron puntaje para ser residentes o no pueden cumplir con ocho horas diarias, y aquellos médicos ya formados, que hace más de tres años trabajan gratuitamente en los servicios por vocación social o para mantenerse actualizados. A estos últimos, confirmó Fariña, no se les renovará la concurrencia. Tampoco tendrán la posibilidad de incorporarse a la planta rentada, ya que no hay concursos y las vacantes están congeladas.
La resolución provincial ya está afectando a los hospitales. Un ejemplo es el Servicio de Oftalmología del Hospital Gandulfo, de Lomas de Zamora. “Ahí trabajan cuatro médicos rentados y siete concurrentes, de los cuales a cuatro les acaban de revocar la concurrencia. Si con once profesionales estaban dando turnos para dentro de seis meses, no sé ahora cuánto va a tener que esperar la gente para ser atendida”, alertó la médica Mónica Malchiodi, presidenta de la seccional Gandulfo de la Cicop. La oftalmóloga Graciela Riedel es una de las concurrentes afectadas. “Este es mi cuarto año y me respondieron verbalmente en La Plata que no me lo van a convalidar”, comentó a Página/12. Riedel ingresó al Gandulfo para perfeccionarse. Su servicio no es el único con problemas en ese hospital: de los 38 concurrentes que trabajan en distintas áreas, a una veintena ya le rebotaron la renovación de la concurrencia, acotó Malchiodi.
La visión de Fariña es otra. “El número de concurrentes debe estar en proporción al de los médicos de planta. De lo contrario, el hospital deja de ser un lugar de formación para médicos recién recibidos. La concurrencia tiene un límite de 3 años y no se van a renovar más allá de ese plazo, aunque estamos estudiando cada caso y puede haber excepciones”, señaló el funcionario del Ministerio de Salud provincial. A su entender, los concurrentes no pueden superar el 30 por ciento de los médicos de planta.
Se calcula que hay “entre 30 y 60 médicos ad honorem en los hospitales grandes y entre 5 y 6 en los hospitales chicos”, señaló la CICOP. Según la entidad gremial, la decisión del gobierno de dejar afuera a los que ya están formados provocará que no puedan atender el creciente número de pacientes que están recibiendo como consecuencia de la caída de afiliados de las obras sociales y las prepagas. “Cuando los hospitales están desbordados por la demanda, centenares de profesionales sin renta colaboran para evitar el colapso del sistema de salud. Con esta baja se hará la quinta parte de las operaciones, la quinta parte de las consultas y así se reducirá el gasto en los hospitales. Y quedará mucha gente sin atención”, opinó Yabkowski.
La reducción de los planteles de profesionales no será el único problema derivado de la decisión del gobierno de acotar a tres años el trabajo de los concurrentes. “El Colegio Médico de la Provincia exige cinco años deconcurrencia para otorgar el título de especialista y así va a ser imposible obtenerlo”, advirtió Riedel.

Compartir: 

Twitter
 

Los médicos concurrentes, que trabajan ad honorem, se ocupan de buena parte de la atención.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.