SOCIEDAD › AUNQUE EL RíO URUGUAY SIGUE EN BAJANTE, EL PARANá SE MANTIENE ESTACIONARIO

El agua se resiste a bajar

En Entre Ríos la situación mejoró en Concordia y las otras ciudades más afectadas, pero hay alerta porque el Uruguay crece en Salto Grande. El Paraná tuvo un repunte en Corrientes y tiene un comportamiento irregular a lo largo de la cuenca.

Aun con oscilaciones, en las costas de la provincia de Entre Ríos el río Uruguay continúa en bajante, mientras que el Paraná permanece estacionario. Por su parte, en la provincia de Corrientes, donde seis localidades siguen en etapa de evacuación y una en alerta, el Paraná mostró un comportamiento irregular a lo largo de la cuenca.

En Entre Ríos, según informó la Prefectura Naval, el Uruguay bajó en Concordia, Gualeguaychú, Colón, Federación y Concepción del Uruguay, pero creció en Salto Grande. Por su parte, el Paraná se mantiene estacionario en Santa Elena, Diamante, La Paz, Hernandarias y Paraná, aunque creció en Victoria, donde el panorama sigue complicado y se agrava, con 100 personas evacuadas y autoevacuadas que reciben asistencia y contención.

Concordia, la ciudad más afectada por la crecida del Uruguay con más de 11 mil personas damnificadas, inició en la semana el “operativo retorno” y paulatinamente las familias vuelven a sus hogares, donde se realizan tareas sanitarias y eléctricas. El Uruguay ya descendió más de un metro, salió del nivel de evacuación y “tiende a estabilizarse en 11 metros”. Asimismo, el río seguía bajando en Colón –que tuvo más de 750 evacuados– y marcó 7,39 metros. Y en Concepción del Uruguay, con más de 154 familias evacuadas, el nivel se ubicó en 6,19 metros. Mientras tanto, en Gualeguaychú, los autoevacuados ya retornaron a sus hogares.

En la ciudad de Paraná, con varias familias autoevacuadas y la costanera anegada, el río homónimo tuvo varias fluctuaciones y se ubicó en 6,13 metros. A la altura de Hernandarias, donde si bien superó el nivel de evacuación –estipulado en 6 metros–, el río se mantiene estacionado en 7 metros, al igual que en la localidad de Santa Elena. Con unas 50 familias y cerca de 200 personas asistidas, en La Paz el río tendía a estar estacionado las próximas horas. Y en Diamante, otra de las ciudades afectadas, el Parque Nacional Pre Delta sigue cerrado desde hace ya varias semanas.

En Corrientes, la ciudad de Goya y la capital son las más complicadas por el repunte del Paraná. La única localidad que registra un alivio a la crecida es Ituzaingó, pero en la aledaña isla Apipé más de 20 familias debieron ser evacuadas, así como el ganado de los productores primarios. Por otra parte, en la costa del río Uruguay se registra una bajante de ritmo constante y muchos puertos salieron del alerta, aunque Paso de los Libres, con 8,06 metros, sigue a 50 centímetros del alivio definitivo.

Por último, en Chaco, otras 98 familias debieron ser evacuadas en las localidades de Puerto Bermejo y General Vedia como consecuencia del desborde y filtraciones de las defensas contra el río Paraguay.

Compartir: 

Twitter
 

El Uruguay ya descendió más de un metro en Entre Ríos y salió del nivel de evacuación.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.