SOCIEDAD › HABIA DESAPARECIDO EL LUNES EN EL PEREYRA IRAOLA

Una chica asesinada en el parque

El cuerpo fue encontrado en una bolsa, cerca de un destacamento policial. El caso generó preocupación en el gobierno nacional.

Después de cuatro días de búsqueda, ayer, alrededor de las nueve de la noche, hallaron el cuerpo de Natalia Fabrizio, de 16 años, envuelto en una bolsa de nylon y con golpes en la cabeza, en un descampado y a unos 300 metros del Subcomando de Patrullas de Gutiérrez, ubicado en el cruce del Camino General Belgrano y Camino Centenario. Que el caso preocupaba al presidente Néstor Kirchner quedó demostrado con su comunicación con la familia de la chica aun antes de que se conociera el desenlace. La madre de la joven había sugerido que en la Justicia todos estaban de vacaciones. La presencia del secretario de Seguridad, Norberto Quantín, el 31 poco antes de la medianoche y durante la tarde de ayer junto a la familia, y su posterior reunión con el fiscal general de Quilmes, Marcelo Dragui, parecen indicar que la intervención presidencial pasó más allá de la simple preocupación. Existen muy fuertes sospechas sobre la historia relatada por el novio de Natalia.
Desde el lunes, la desaparición de Natalia Fabrizio mantuvo en vilo no sólo a su familia sino también al propio presidente Kirchner. La historia relatada por el único testigo de los hechos, un joven conocido de Natalia, dejaba abiertas demasiadas sospechas. Según las declaraciones realizadas por el testigo a los investigadores, el hecho se inició en la madrugada del lunes pasado, cuando la adolescente se encontraba con él en su auto, detenido en uno de los accesos al Parque, y fueron sorprendidos por un hombre armado. El sujeto, siempre según las declaraciones del amigo de Natalia, rompió uno de los vidrios del vehículo y lo obligó a introducirse en el baúl para luego huir llevándose a su acompañante.
Desde el principio, los padres de Natalia, Hilda y Juan, desmintieron que el testigo fuera novio de su hija, y sospecharon de su relato. El tío de la chica llegó a decir que “él reconoció a la policía que tenía antecedentes pero no sabemos por qué delitos”. La búsqueda recayó en la fiscalía de Claudio Pelayo. Se produjeron algunas desinteligencias con la familia. Según la madre de la chica, en la fiscalía no avanzaban porque “están de vacaciones”. A todo esto, el propio presidente Kirchner se había comunicado con los padres para ofrecerles todo lo que estuviera a su disposición. El secretario de Seguridad Norberto Quantín estuvo con la familia el 31 por la noche hasta media hora antes de las campanadas. Y volvió ayer por la tarde. Entre líneas parecía obvio que la intervención de Kirchner resultaba una virtual presión sobre la fiscalía. Ayer mismo, un centenar y medio de policías a caballo, a pie y con perros, salió a rastrillar el parque.
Se había anunciado que por la noche se realizaría la reconstrucción del hecho en el mismo lugar de la desaparición, próximo a una de las entradas del parque. Quantín llegó a informar que para el caso se había incorporado un experto de la Policía Federal.
Pero antes de iniciarse la reconstrucción, un llamado anónimo alertó que en un descampado, detrás de una parrilla, había una bolsa con un cuerpo dentro. La bolsa se encontraba a unos 300 metros de una de las entradas del parque Pereyra Iraola y a la misma distancia del Subcomando de Patrullas de Quilmes, ubicado en la rotonda de Gutiérrez. El cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición y mostraba evidentes golpes en su cabeza. Poco después, los investigadores informaban que el cadáver pertenecía a la joven Natalia.

Compartir: 

Twitter
 

Tras cuatro días de búsqueda, apareció el cuerpo de Natalia Fabrizio en una bolsa de nylon.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.