SOCIEDAD

Maradona podrá ir a Cuba si Fidel garantiza que hará el tratamiento

Tras la audiencia de conciliación entre la familia de Maradona y sus abogados, el juez espera una certificación de la embajada cubana de que el paciente se atenderá en una clínica cerrada.

 Por Pedro Lipcovich

“La única solución posible, la que aceptarían los jueces, es que el comandante Fidel Castro se haga cargo de Diego; que diga: ‘En Cuba y bajo mi responsabilidad, va a cumplir el tratamiento’. Fidel lo quiere a Diego. que a su vez lo respeta y que, bajo esas condiciones, no va a hacer locuras.” Así, una fuente muy próxima a Diego Maradona resumió para este diario la situación, tal como quedó planteada después de la reunión que el Tribunal de Familia Nº 2 de Morón efectuó con los abogados de Maradona y con sus familiares. En sintonía con esta fórmula, una fuente del gobierno nacional anticipó que “la embajada cubana se dispone a extender una certificación de que Maradona se atenderá en una clínica cerrada” de ese país. Mientras tanto, Diego continúa internado en la clínica psiquiátrica Del Parque, en Ituzaingó. El tribunal ya tomó la decisión de que no siga allí, pero sólo autorizará su traslado “a un país que brinde todas las garantías de que el tratamiento se va a cumplir; somos conscientes de que es la última oportunidad que le queda de seguir viviendo”, afirmó una fuente del juzgado.
El juez Norberto García Vedia, titular del Tribunal de Familia Nº 2 de Morón –integrado también por Ernesto Pisani y Alicia Gagliardi–, presidió la reunión en la que participaron los padres del ex futbolista, Claudia Villafañe –la ex esposa, que representa a las hijas–, su hija Giannina y su abogado, Héctor Leguizamón. Luego de la audiencia, el Tribunal emitió un breve comunicado según el cual “por no ser el momento procesal oportuno, no existe aún resolución”, sin perjuicio de lo cual “se mantuvo un correcto intercambio de ideas”.
Técnicamente, la función del Tribunal se denomina “control judicial de internación”, esto es, que los jueces intervienen, no porque haya un litigio sino porque una persona, Diego, puede presentar “riesgo para sí mismo o para terceros”. Maradona no está inhabilitado; los familiares no son parte en la causa y la búsqueda de un consenso con ellos es una decisión privativa del tribunal, que eventualmente podría revocarla.
El tribunal de familia es de hecho un equipo interdisciplinario que incluye psiquiatra, asistente social y un defensor especial, todos los cuales se pronunciaron en favor de que Diego salga de la clínica psiquiátrica Del Parque, en Ituzaingó, y pase a estar internado en un lugar cerrado. Este criterio no se va a modificar.
“Diego quiere ir a Cuba y no hay que dejar de lado que allí tiene dispuesto un nivel importante de contención afectiva: allí está su actual novia, con la que tiene una relación estable; es una chica de pueblo, que tiene a su vez una familia que quiere a Diego y que está absolutamente alejada de todo contacto con drogas peligrosas. Ella sin duda lo va a acompañar en su lugar de internación, que puede ser el Cesam (Centro de Salud Mental) o bien Olguín; no ya La Pradera, donde estuvo anteriormente y tenía menor grado de aislamiento”, sostuvo la fuente próxima a Maradona.
Los familiares de Diego en la Argentina preferirían que se quedara, pero “estarían dispuestos a aceptar su traslado a Cuba si va acompañado de suficientes garantías”, según reveló uno de los participantes en la reunión de ayer. Y “el juez aceptaría el traslado a otro país si en éste se brindaran todas las garantías de que el tratamiento se va a cumplir; somos conscientes de que es la última oportunidad que le queda de seguir viviendo”, afirmó una fuente del juzgado.
Pero el tribunal no puede gestionar por sí mismo esas garantías, ya que su jurisdicción no va más allá de la provincia de Buenos Aires. Una fuente del gobierno nacional reveló a este diario que “la embajada cubana se dispone a extender una certificación donde constará que la clínica adonde irá Maradona es cerrada y que ese país lo recibe con los brazos abiertos”. “El gobierno nacional no intervino, dado que no fue necesario”, agregó.
Según la fuente muy próxima a Diego Maradona, “lo que los jueces quieren, y es posible, es que el comandante Fidel Castro se haga cargo de él; que diga: ‘Diego se viene a Cuba y, bajo mi responsabilidad, va a cumplir el tratamiento’. Entonces, sí. Porque Fidel lo quiere a Diego, y Diego lo respeta y no va a hacer locuras”.

Compartir: 

Twitter
 

Claudia Villafañe y Giannina Maradona participaron de la audiencia en los Tribunales de Morón.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.