SOCIEDAD

Nuevo juicio a un fusilamiento

Desde mañana, el asesinato a quemarropa del Frente Vital tendrá nuevas audiencias. El ex sargento bonaerense Sosa en el banquillo.

Supuestamente, mañana, el ex sargento de la Bonaerense Héctor “el Paraguayo” Sosa debería presentarse al juicio en el que se lo acusa por segunda vez del homicidio de Víctor “Frente” Vital, cometido en febrero del ’99, en el partido de San Fernando. Según las pericias forenses, el Paraguayo fusiló a quemarropa al chico, de 17 años, que se encontraba desarmado debajo de una cama, intentando ocultarse de la persecución policial después de protagonizar un asalto. El Paraguayo inicialmente salió en libertad, gracias a que logró un juicio abreviado tras un acuerdo con el fiscal en el que Sosa terminó condenado a tres años por exceso en la legítima defensa. El fallo fue apelado y Casación decidió anularlo. Mañana, a las 10, en el Tribunal 3 de San Isidro, se inicia el nuevo juicio.
El 6 de febrero del ‘99, Víctor Manuel “Frente” Vital, de 17 años, fue fusilado a quemarropa mientras intentaba ocultarse bajo una cama de una casilla de la Villa San Francisco. Lo perseguía el equipo del patrullero 12179, de la Bonaerense, compuesto por el sargento Héctor Sosa y los cabos Gabriel Arroyo y Juan Gómez. El Frente huía de los uniformados después de cometer un asalto a pocas cuadras. Los policías lograron seguirle el rastro muy de cerca, y según los testimonios, entraron a la casilla. El Paraguayo pateó la cama y dejó al descubierto al Frente y a uno de sus amigos que logró huir, mientras las balas empezaban a sonar en el pequeño cuarto. El Frente recibió cinco balas; dos las recibió en la cara después de atravesarle las manos. Según las pericias, el Paraguayo lo fusiló a quemarropa.
Sabina Sotelo, madre del Frente, fue representada por María del Carmen Verdú, de la Correpi. Inicialmente, el juez Juan Makintach, de San Isidro, procesó por homicidio simple al Paraguayo y elevó a juicio. El caso debía tratarse el 22 de noviembre de 2001 en juicio oral. Pero Sotelo y la Correpi se enteraron de que días antes el fiscal Martín Etchegoyen Lynch acordó con la defensa del policía el juicio abreviado. Juicio que fue el martirologio del sargento: actuó en legítima defensa en un tiroteo. Lo acusaron de exceso en legítima defensa y los jueces Juan Tarsia, Ernesto García Maañón y Carlos Olázar del Tribunal 1 lo dejaron libre. La familia apeló y Casación consideró contundentes las pericias del fusilamiento y anuló el juicio.
El caso volverá a ser tratado en juicio oral y público ante el Tribunal 3. No hay demasiadas garantías de Justicia. El Tribunal 3 condenó apenas a 8 años al cabo Emir Champonois por fusilar a Mariano Witis y lo absolvió por fusilar al ladronzuelo Darío Riquelme en el mismo hecho. La semana pasada, Casación anuló la absolución porque consideró que fusilar a un ladrón indefenso y fusilar a un rehén inocente constan de la misma acción: fusilamiento.

Compartir: 

Twitter
 

Víctor “Frente” Vital se convirtió en un santo.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.