libero

Lunes, 9 de mayo de 2005

FUTBOL › EMPATE SIN GOLES CONTRA LANUS

Cuando no grita Pavone, no pasa nada con Estudiantes

Lanús es endeble atrás y no tiene peso ofensivo, y por lo tanto no le alcanza con las buenas intenciones que muestra en el medio. Estudiantes piensa más que nada en defender y no aporta demasiado para el espectáculo. Empataron sin goles.

 Por Juan José Panno

Mariano Pavone no hizo goles o, lo que viene a ser casi lo mismo, Estudiantes se quedó zapatero. El delantero, que llevaba marcados 14 de los 22 goles de su equipo, pudo aumentar su registro personal en el primer tiempo, pero se lo impidió uno de los palos que cubría Bossio en la llegada más clara de todo el partido.
Claudio Graf, que es el goleador de Lanús, no jugó porque está suspendido y entonces la potencia ofensiva de su equipo se redujo notablemente; la mejor llegada fue un remate de media distancia de Carboni que sacó Herrera volando espectacularmente.
Esas dos jugadas fueron condimentadas con un par de sustos más en las cercanías de Bossio y Herrera para que el juego tomara algún gustito. El segundo tiempo, en cambio, tuvo, como el bolero, sabor a nada. La síntesis es que hubo una sola seudo situación de gol: centro de Román Díaz que inesperadamente toma una comba y casi se mete.
Primer tiempo apenas discretito, segundo muy malo y dos arcos vírgenes dejan como balance la idea de una tarde absurdamente perdida.
Estudiantes juega de una manera de local y de otra manera de visitante. tal como lo denuncian estos números:
Goles de local: 14.
Goles recibidos como local: 11.
Goles de visitante: 8.
Goles recibidos de visitante: 1.
En su cancha va al frente, arriesga, se expone; cuando sale, amarretea, especula y parte en velocidad para el contraataque, buscando a su figurita del momento. A Pavone casi no le llegó la pelota en los 45m finales; en los 45m iniciales participó en las acciones más peligrosas de los suyos, pero esta vez no se le dio. El cuadro de Merlo juega con Pedro Picapiedra y Pablo Mármol en el medio (Bastía y Meléndez, que le dicen), con laterales que no suben, con una profunda conciencia solidaria y con firme vocación de marca. Para entrarle, el rival tiene que mostrar variantes ofensivas: buenos cabeceadores, jugadores que le peguen de media distancia, delanteros talentosos para el toque y la gambeta. Lanús exhibió poquito de todo eso.
El cuadro de Néstor Gorosito también tiene números curiosos.
Goles en los primeros tiempos: 4.
Goles recibidos en los primeros tiempos: 5.
Goles marcados en los segundos tiempos: 18.
Goles recibidos en los segundos tiempos: 15.
Sin embargo, ayer en el último tramo del partido no generó peligros ni los sufrió. Tuvo más la pelota, aunque no lo tradujo en llegadas claras. Mostró algunas buenas intenciones; se quedó en eso. Rodrigo, el más habilidoso de los Díaz, la pisa lindo, pero las quiere hacer todas de lujo. Y encima no tiene mucho acompañamiento. Atrás, Lanús no es muy sólido y eso también contribuye a desdibujar su imagen.
Equipo amarrete más rival sin ideas suele producir resultados como el de ayer: cero.

Lanus 0
Bossio; Graieb; Gioda; Romero; Velázquez; Iribarren; Carboni; Román Díaz; Rodrigo Díaz; Obolo; Fabbiani.
DT: Gorosito.

Estudiantes 0
Herrera; Romero; Ortiz; Cáceres; Krupoviesa; Braña; Bastía; Meléndez; Sosa; Pavone; Maggiolo.
DT: Merlo.

Estadio: Lanús.

Arbitro: Gustavo Bassi.

Cambios: 54m, Chatruc (5) por Braña (E); 66m, Manicero por Obolo (L); 67m, Maceratesi por Maggiolo (E); 68m, De Bruno por Rodrigo Díaz (L).

Compartir: 

Twitter
 

Fabbiani y Romero buscan la pelota. no paso nada.
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.