libero

Lunes, 9 de mayo de 2005

TENIS

Gladiadores

Guillermo Coria perdió una final épica en Roma, otra vez ante Rafael Nadal, como en Montecarlo. Después de 5 horas y 15 minutos de partido, cayó por apenas dos puntos...

Por Lorenzo Martinez
Desde Roma

“Me siento un poco desilusionado, porque tras correr y correr cinco horas, dar todo, duele perder por dos puntos. Pero tengo que estar contento por cómo jugué. Me faltó la suerte del campeón en los momentos decisivos, pues jugué un gran tenis.” Guillermo Coria cayó 6-4, 3-6, 6-3, 4-6, 7-6 (7-5), en 5 horas y 14 minutos, ante Rafael Nadal, en la final del Masters Series de Roma. Fue el quinto título de la temporada para el español: “Fue un partido increíble, el más emocionante de mi carrera, el más duro de mi vida. Tengo que felicitar a Coria, pues jugó un gran encuentro y mostró que es uno de los mejores del mundo sobre polvo de ladrillo”.
Nadal, que disputaba su tercera final consecutiva (Montecarlo y Barcelona), su sexta del año (ganó en Costa do Saipe y Acapulco y cayó en la de Miami), ve aumentar su impresionante racha a 17 victorias consecutivas. “Nadal es sorprendente –opinó Coria–. Mi táctica era aguantar, porque pensaba que en algún momento él iba a ceder físicamente. Pero no fue así, al contrario, terminó pegando con gran potencia y agarró varias líneas. Tiene un físico increíble.”
Realizaron un partido increíble, emocionante e impresionante. Tanto que con sus 5 horas y 14 minutos de duración batió el record del torneo romano, que estaba en 4 horas y 53 minutos y correspondía al enfrentamiento de 1979 entre Vitas Gerulaitis y Guillermo Vilas. Eso sí, el de 1979 es el record de juegos disputados, con un total de 57 (6-7, 7-6, 6-7, 6-4, 6-2).
“No hubo un instante en que pensara que iba a perder el partido –señaló Coria–. Incluso en el juego decisivo pensaba que ganaría. El triunfo pudo ser para cualquiera.”
Nadal reconoció que en su remontada del último set “tuvo gran importancia” el público. “Le debo el triunfo al público, pues cuando iba perdiendo por 0-3 en el quinto juego, me levantó con sus ánimos. Se lo agradezco, pues me hizo ir hacia arriba.”
Datos que evidencian lo increíble y disputado de un partido que pudo caer de uno u otro lado, que vio vislumbrar en momentos a Coria como ganador. Era el tercer encuentro entre ambos jugadores (ahora 2-1 para Nadal) y significaba la revancha para Coria de la derrota sufrida hace poco menos de un mes en la final de Montecarlo. El argentino estuvo cerca, pues los dos se castigaron con potencia y toque de clase, sin dejar de correr durante el maratónico encuentro.
“En la final de Montecarlo, también contra Nadal, no jugué como venía haciéndolo –apuntó el santafesino–. Aquí jugué un buen tenis y aguanté físicamente hasta el final, aunque en el cuarto set me notaba muy cansado. Tuve cerca la oportunidad de ganarle. Espero hacerlo la próxima vez y si es en Roland Garros, mejor. Estamos contentos por cómo estamos trabajando (con el técnico español José Perlas) y ojalá también me lleve como a Carlos Moyá y Albert Costa a ganar en París.”
Después de cuatro sets repartidos, se fue a un quinto con luz artificial y con ambos jugadores muy castigados físicamente. Coria parecía más entero y se puso con un favorable 3-0. Apoyado por el público, Nadal igualó 3-3. En el duodécimo juego, con 6-5 a su favor y saque de Coria, desaprovechó su primer match-point. Se llegaba al tie-break por primera vez en el torneo romano para decidir el ganador final. Y las cosas se iniciaron bien para el español, que se puso con un favorable 5-1.
Pero ante un Coria que llegaba a todo, aún debería sufrir Nadal, que vio al argentino levantar otras tres bolas de partido, la segunda con doble falta del español. Se llegó al empate 6-6. Pero el español estuvo más atinado en los dos siguientes puntos. “Gané en el tie-break creo que porque decidí jugar más agresivo, sin miedo y pegando duro y angulado a la pelota. Me salió bien”, añadió Nadal.
Era el final de un partido excelente, que brinda el mejor servicio y anuncio al tenis. Un partido maratónico, que terminó bajo los grandes aplausos del público para los dos gladiadores del Foro: Nadal y Coria. Se lo merecían.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.