SOCIEDAD › EL GOBIERNO PORTEÑO ASEGURA QUE SE PUEDE DAR CLASES

Alumnos tomaron una escuela

Un grupo de alumnos de la Escuela Normal Nº 9, del centro porteño, continuó ayer una protesta por la caída de mampostería de los cielorrasos y otras deficiencias edilicias. Por la mañana sacaron los pupitres sobre la avenida Callao, donde cortaron tres carriles durante más de cuatro horas, luego tomaron en forma pacífica una entrada del establecimiento y algunos decidieron pernoctar en el establecimiento. Desde el gobierno porteño, las autoridades educativas informaron que hoy llamarán a los padres de los estudiantes involucrados en la movida para intentar buscar una salida al conflicto. Además, aseguran que están garantizadas las condiciones edilicias para un normal dictado de clases.
Anoche, uno de los manifestantes anunció que un grupo se quedará en el edificio de la avenida Callao casi esquina Corrientes “hasta que las autoridades nos den una respuesta a nuestros reclamos”. En el día de ayer, técnicos de la Dirección de Infraestructura y Mantenimiento del gobierno porteño realizaron una recorrida por el antiguo establecimiento y afirmaron que “no presenta situaciones que impliquen riesgo para el normal desempeño de la actividad educativa escolar”. Las clases, ayer, se dictaron con normalidad en los niveles inicial, primario y terciario, a pesar de la protesta protagonizada por un grupo de estudiantes.
El conflicto, iniciado el miércoles con un extenso corte de la avenida Corrientes, generó un entredicho entre el ministro del Interior, Aníbal Fernández, y el polémico fiscal adjunto en lo Contravencional y de Faltas de la Ciudad, Luis Cevasco. En declaraciones a una radio, Cevasco se refirió a la protesta callejera y aseguró que en el reclamo debía actuar la Policía Federal, fuerza que se encuentra bajo la órbita de Fernández. El ministro le respondió, calificándolo de “irrespetuoso” y “falto de palabra”, porque –relató– el 21 de febrero último mantuvieron un encuentro en la Casa de Gobierno en el que también participó el fiscal general porteño José Luis Mandalunis “para elaborar un trabajo conjunto, día a día si es necesario, acerca de cómo ordenar el tema de las protestas callejeras”.
Luego del segundo día consecutivo de reclamos de parte de los alumnos secundarios, desde la Secretaría de Educación se resolvió llamar a los padres para buscar una salida al conflicto y la semana entrante convocar al Consejo de Convivencia que funciona en la escuela, “porque hay cosas que los alumnos no pueden hacer”, según evaluó un vocero de esa área del gobierno porteño.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.