SOCIEDAD › EL CANTANTE DE CALLEJEROS
CULPO A CHABAN Y A LOS FUNCIONARIOS

“No cerré el local, ni lo habilité”

Patricio Santos Fontanet fue el primer integrante del grupo en declarar ante la Justicia. En la semana lo hará el resto. Pato negó que la banda alentara el uso de pirotecnia y dijo que el gobierno porteño la avalaba. También habló de corrupción y falta de control.

 Por Carlos Rodríguez

El cantante del grupo Callejeros, Patricio “Pato” Santos Fontanet, se presentó ayer en el peor escenario posible. Ante la Justicia, imputado por “homicidio culposo” por la muerte de 193 personas en el incendio del boliche República Cromañón, Pato reiteró lo que había dicho ante la prensa: que nunca alentaron el uso de bengalas en sus recitales, que el gobierno porteño nunca hizo nada contra esa práctica y que el otro gran responsable es Omar Chabán, gerenciador del local. “Yo no hice nada para que pasara lo que pasó. No coloqué el techo, no cerré ninguna puerta, no pagué coimas, no habilité un lugar que debía estar clausurado”, aseguró el músico ante el juez Julio Lucini. “La responsabilidad es del dueño del local, que no tenía habilitación, algo que no dependía de nosotros, y del gobierno porteño, que permite la corrupción”, fue otra de las frases que dijo Santos Fontanet. El líder de Callejeros, cuya novia, Mariana Silotta, murió en el siniestro, aseguró que “esto no hubiera pasado si los funcionarios hubieran hecho lo que debían hacer: controlar”.
El cantante de la banda fue el encargado de iniciar la ronda de testimonios. Ahora seguirán, en lo que resta de la semana, el guitarrista Elio Delgado, el baterista Eduardo Vázquez, el bajista Cristian Torrejón, el saxofonista Juan Carbone y el otro guitarrista, Maximiliano Djerfy. Patricio “Pato” Santos Fontanet insistió en que el uso de bengalas “es algo común en los recitales de rock de distintas bandas, desde hace diez años, y el gobierno porteño nunca suspendió ningún recital por ese motivo”. Para sustentar sus dichos, la defensa del cantante entregó un video donde se observa cómo el público enciende pirotecnia en unos quince shows de otros grupos de rock y aportó un ejemplar de la revista Soy Rock, con una reseña de lo sucedido en la materia en el “Quilmes Rock”.
En la tapa de Soy Rock entregada al magistrado se puede ver una foto con bengalas encendidas, bajo el título “Fuegos de Octubre”. En el interior del ejemplar hay avisos que llaman a participar de la movida, con el auspicio del Gobierno de la Ciudad. “El gobierno de (Aníbal) Ibarra nunca suspendió ningún recital por el uso de pirotecnia”, reiteró Patricio Santos Fontanet ante Lucini. Trascendió que en el video aportado por los defensores del cantante, Julio Virgolini y Mariano Silvestroni, se observa “al cantante de otro grupo encendiendo una bengala en el escenario”.
En otro momento de su declaración indagatoria, el músico afirmó que el gobierno de Ibarra “además de no prohibir el uso de pirotecnia, también lo fomentaba, tal como lo hizo en más de una oportunidad para promocionar los shows que contaban con su auspicio”. Insistió en que los Callejeros nunca incitaron a sus seguidores a encender bengalas. En la entrada al Palacio de Tribunales, antes de declarar, Patricio Santos Fontanet aseguró ante los periodistas que nunca salió al escenario diciendo “prendan bengalas”, aunque reconoció que “como una ironía, dije que no se prendieran menos de 150 bengalas por tema”.
En la indagatoria, el cantante del grupo de rock le apuntó duro a Omar Chabán y a su mano derecha, Raúl Villarreal. “Nosotros no fuimos los que cerramos la puerta de emergencia, ni los que colocamos el material inflamable en el techo, ni los que dijimos que en el local podían entrar cuatro mil personas”. El imputado sostuvo que si ellos hubieran tenido conocimiento previo de “algunos de esos problemas, el recital se hubiera suspendido porque nosotros no subíamos al escenario”. La defensa aportó un reportaje realizado, antes del siniestro, a la cúpula de la Superintendencia de Bomberos y de Defensa Civil sobre las previsiones que debían tomarse ante un hecho como el incendio que provocó la destrucción de un shopping en Asunción.
“Si los funcionarios hubieran actuado como corresponde, esto no pasaba, pero nunca hicieron lo que tenían que hacer y por eso pasó lo que pasó”. En su contacto previo con los periodistas, Patricio Santos Fontanetinsinuó que a los dueños del boliche y a los funcionarios no les importa aportar a la verdad de lo ocurrido. “A los únicos que nos importa lo que pasó es a nosotros y a los familiares. Al resto les chupa un huevo, incluso a los medios de prensa, que les importa solamente mostrar esto como si fuera un zoológico”, declaró.
“Lo que la prensa pueda pensar de nosotros, no va a cambiar lo que nos pasa realmente, quede procesado o no, no va a resucitar a nadie de los que murió, ni de nuestras familias, ni del público que estaba esa noche”, agregó. Entre los familiares, hay posiciones divididas: los que se agrupan detrás del abogado José Iglesias creen que Callejeros tiene “un cierto grado de responsabilidad”. Otros querellantes, en cambio, afirman que los responsables son “Chabán y el gobierno porteño”. La semana próxima se hará la audiencia en la Cámara de Casación como paso previo a resolver el pedido de la defensa de Diego Argañaraz, el manager de Callejeros, para que se deje sin efecto su procesamiento por “homicidio culposo”. Iglesias, como querellante, va a pedir que sigan procesados él y el responsable de seguridad de la banda, Lorenzo Bussi.

Compartir: 

Twitter
 

Callejeros arrancó su desfile ante el juez con su cara más conocida: el Pato Fontanet.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.