SOCIEDAD

Romano, el peluquero de ricas y famosas, está preso por estafas

Lo acusan de organizar una asociación para robar con tarjetas de crédito. Como estaba internado en una clínica recuperándose de una operación, quedó con custodia. Hay otros 13 detenidos.

Miguel Romano, el peluquero favorito de las famosas, está preso. Aún se repone de una operación en su cama del Instituto del Diagnóstico de la Capital, pero incomunicado y con un policía en la puerta de la habitación. El estilista fue detenido ayer acusado de “organizar” una asociación ilícita dedicada principalmente al robo de tarjetas de crédito que luego eran utilizadas para efectuar compras abultadas que incluían desde electrodomésticos hasta vinos finos y champagnes. Por la misma causa, se realizaron en los últimos días quince allanamientos en Capital Federal y Gran Buenos Aires en los que se detuvo a trece personas, todos miembros de la supuesta asociación. Según aseguraron fuentes judiciales a Página/12, la situación de Romano sería “muy comprometida” y aún restaría capturar a entre 15 y 20 integrantes más de la banda.
“Estoy sorprendido y molesto”, “Desconozco de qué me hablan”, dicen que dijo el coiffeur preferido de Susana Giménez, Moria Casán y Nacha Guevara, entre otras divas, cuando el subcomisario Daniel Villar le comunicaba oficialmente la detención dentro mismo de la habitación 317 del Instituto, donde Romano se restablece de una operación en la rodilla. Su arresto, por los presuntos delitos de “estafas reiteradas y asociación ilícita”, fue ordenado por el juez de instrucción Mariano Bergés, quien se basó en dos años de investigaciones llevadas a cabo por la Fiscalía de Circuito de Saavedra, a cargo de los fiscales José María Campagnoli e Ignacio Rodríguez Varela, y la división Robos y Hurtos de la Policía Federal.
Respecto de la composición de la supuesta asociación ilícita, fuentes judiciales señalaron a este diario que “se trataría de una banda integrada por cerca de 30 personas que se distribuían las funciones: unos se dedicaban al hurto de carteras en bares y restaurantes, otros verificaban telefónicamente si el robo de las tarjetas de crédito había sido denunciado y los últimos a utilizar las tarjetas en comercios de conocidos y vender a bajo precio los efectos comprados”. “Además, se sospecha que habría dos líderes, uno de los cuales sería dueño de un comercio en la calle Libertad, donde se comercializarían algunas de las joyas robadas”, detallaron las fuentes. Las víctimas eran básicamente personas de alto poder adquisitivo y extranjeros, con lo que los delincuentes se aseguraban poder realizar compras abultadas, que rondaban los dos y tres mil pesos.
Según pudo saber Página/12, las investigaciones incluyeron escuchas telefónicas en las que aparecería el propio peluquero dando instrucciones a terceros acerca de los productos a comprar, exigiendo vinos finos y champagnes y hasta una heladera. También se lo escucharía indicando la ropa con la que debían vestirse quienes se dedicaban al trabajo “sucio”, de manera de pasar desapercibidos en los restaurantes y bares que frecuentaban. “En las conversaciones de terceros se lo menciona solamente como ‘el peluca’, así que no fue tan fácil identificarlo”, comentaron las fuentes, que explicaron que a través de las escuchas se supo que Romano pensaba en irse a Estados Unidos, “por lo que se aceleró la investigación”.
Entre los denunciantes también aparecen ex clientas de los exclusivos locales de Romano, a quienes se las habría estafado simulando el extravío de sus tarjetas de crédito. “Las acusaciones por estafas superan los cien casos. Incluso en los allanamientos realizados en la propia peluquería se encontró una boleta por 3 mil pesos en concepto de servicios nunca brindados”. El operativo fue realizado en domicilios de los barrios de La Boca, Constitución, Belgrano, Palermo y en las localidades de Temperley, San Isidro y otros lugares del conurbano bonaerense. También se realizaron pericias en el local de la calle Libertad al 400, supuestamente perteneciente a uno de los líderes de la asociación.
Ahora, una vez que los médicos del Instituto del Diagnóstico consideren que se encuentra en condiciones de hacerlo, Romano deberá prestar declaración indagatoria ante el juez Mariano Bergés, ya en condición de detenido, aunque aún no tras las rejas.

Compartir: 

Twitter
 

Romano se hizo famoso como peluquero personal de Susana Giménez y otras estrellas.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.