SOCIEDAD

La familia de Dalmasso acusa a un albañil y reclama que lo detengan

El acusado dijo que es inocente y que fue presionado por la policía para inculparse. El fiscal aseguró que “por ahora” no lo detendrá. Anoche se hizo la reconstrucción del crimen.

Los abogados de la familia de Nora Dalmasso solicitaron a los fiscales que investigan la muerte de la mujer que detengan como presunto asesino a un albañil y pintor que trabajó en la casa de la víctima en el barrio Villa Golf de Río Cuarto. Se trata, tal como reveló ayer Página/12, de una de las pistas más firmes que tienen los investigadores, junto a las hipótesis que culpan al hijo de un vecino del barrio, por un lado, y a un supuesto amante, por otro. En el entorno del viudo aseguran que existen siete personas que culparon al albañil en sus declaraciones. Sin embargo, el fiscal Javier Di Santo dijo que “por ahora” no ordenará la detención del sospechoso.

Este diario ya informó también que Gastón Zárate, el albañil sindicado por la familia, habría intentado vender un teléfono celular que faltó de la escena del crimen. Según versiones que llegaron a los investigadores, además habría confesado el crimen ante su novia y allegados. El hombre, de todos modos, sostuvo ayer que sus dichos no eran más que“un chiste” entre amigos.

Zárate, de 27 años, habló públicamente para decir que no tiene “nada que ver” con el homicidio. El hombre aseguró que lo incriminan porque llegó el día de la reconstrucción del crimen cometido a fines de noviembre del año pasado y “no tienen a quién acusar”, y denunció que tres policías lo presionaron para confesar el hecho.

“Han armado todo para incriminarme, pero yo le he dicho a la policía que soy inocente y que me hagan los estudios que quieran”, dijo en diálogo con Radio Universidad de Córdoba. Tras reconocer que realizaba trabajos de pintura en la casa de la víctima, Zárate admitió haber conversado “un montón de veces” con Nora Dalmasso, pues “ella me mandaba a hacer algunos retoques; era una excelente persona, una señora tranquila” y consideró que “la han hecho quedar mal en todos lados”.

Admitió haberse sorprendido por lo sucedido y opinó: “Todos los que trabajábamos allí pensamos que había sido alguno que andaba con ella o que le tenía bronca; pero nunca pensé que nos iban a culpar a nosotros y menos a mí”. “Los que armaron todo esto fueron los tres policías de Córdoba que antes de ayer me llevaron acá a cuatro cuadras cuando en realidad yo pensaba que me iban a llevar a la seccional como corresponde y me dijeron que mi amigo Carrizo la había matado”, contó.

Según sostuvo, los efectivos le dijeron que su amigo le había “dado el celular (de la víctima) para venderlo, pero yo les dije que me querían sacar de mentira verdad y les dije que mi amigo no fue y que no me dio nunca nada, pues el celular que tenía días antes era de mi hermana”.

En tanto, los fiscales y los investigadores policiales del caso realizaban anoche –y seguían esta madrugada– la reconstrucción del asesinato en la lujosa casa del exclusivo barrio de Río Cuarto.

La solicitud de detención de Zárate fue formalizada por los abogados querellantes Benjamín Sonzini Astudillo y Rubén Tirso Pereyra ante los fiscales Di Santo, Fernando Moine y Marcelo Hidalgo, y el fiscal general adjunto de la provincia, Hugo Píttaro.

Al término de la reunión, el fiscal Di Santo explicó a la prensa que si bien la pista de Zárate fue considerada importante, “por ahora” no ordenará que se lo detenga, debido a que aún restan corroborar varios datos. Di Santo calificó al proceso de investigación como “firme” y aseguró que “se está trabajando sobre una pista muy importante”. El fiscal descartó presiones de la policía hacia el supuesto homicida y puntualizó que “hay declaraciones tomadas en la Unidad Judicial y con presencia nuestra”.

Compartir: 

Twitter
 

El albañil Gastón Zárate, sindicado por la familia de Dalmasso como el homicida de la mujer.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared