SOCIEDAD

Una plegaria por Carrascosa

 Por Horacio Cecchi

Por primera vez, desde que los pitutos saltaron a la opinión pública, los más cercanos a Carrascosa se lanzaron a una manifestación callejera. No fue marcha ni piquete sino reunión, y no fue reclamo sino plegaria, la mecánica más habitual de manifestar en Zona Norte. Medio centenar de amigos del viudo y familiares de María Marta rezaron durante unos minutos frente a la puerta de los tribunales de San Isidro, y se leyó una carta en la que aseguraron creer en la Justicia mientras, curiosamente, consideraban injusto al fallo judicial de la condena. No fueron los únicos. El fiscal Molina Pico también se opuso al fallo. No fue en plegaria al cielo, sino en apelación a Casación: pidió que se condenara a Carrascosa por homicidio. Por separado, denunció por homicidio a Bártoli e Irene Hurtig; por encubrimiento al fiscal de Casación y amigo de la familia, Romero Victorica, y al vigilador Pedro Ortiz; y por falta de ética durante el alegato, a los defensores del viudo.

Fueron alrededor de unas treinta a cuarenta personas, no más de diez equipos de polo, entre amigos, familiares y vecinos. Se concentraron sobre el hall de entrada de los tribunales de San Isidro. Portaban una imagen de una virgen y una enorme foto de María Marta, sonriente. Antes del rezo, un amigo del matrimonio, Guillermo Sánchez Saravia, leyó una breve carta en la que mencionó varias veces la detención injusta de Carrascosa en un curioso ejercicio de “creer en la Justicia”.

Los medios también fueron criticados, como lo fueron a lo largo del caso, cuando mencionó que la condena llegó “por la presión de los medios”. Idea que difundió a través de los medios.

Durante la lectura de la carta se pudo escuchar que “lo único que ha hecho Carlos fue creer que su mujer había muerto en un terrible accidente y eso no es un delito”; “como amigos de ambos, siempre fuimos muy respetuosos del accionar de la Justicia”; “Carlos está muerto en vida, le han matado a la mujer y encima tiene que estar preso cumpliendo una condena totalmente injusta”; “quienes lo conocimos y lo conocemos pedimos que se esclarezca el crimen de María Marta y que se libere a Carlos de su injusta detención”. Después, invitó a la plegaria.

El mismo día, el fiscal Diego Molina Pico presentó su apelación ante Casación provincial. En ella sostuvo la idea de que se condenara a Carrascosa por homicidio y señaló contradicciones del Tribunal 6, que condenó al viudo: mantuvo la argumentación de que el viudo no fue capaz de explicar sus actos en los minutos clave; sostuvo, igual que durante el juicio, que no actuó solo y que Bártoli e Irene Hurtig participaron junto a él. A ambos los denunció por cuerda aparte como partícipes del homicidio; al fiscal de Casación Romero Victorica y al vigilador Pedro Ortiz, por encubrimiento; y a los defensores Hernán Ferrari, Alberto Cafetzoglus y Gustavo Hechem, por faltas éticas al incluir testimonios prohibidos por el tribunal durante sus alegatos.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.