EL PAíS › KIRCHNER REPUDIO LA MURALLA QUE LEVANTA EL GOBIERNO DE BUSH

“Una afrenta para Latinoamérica”

Después de agradecerle al pueblo mexicano por “abrirles la puerta” a los exiliados argentinos durante la dictadura, el Presidente condenó “el indigno muro” que los Estados Unidos están construyendo en la frontera con México.

 Por Fernando Cibeira
desde México D. F.

El discurso del presidente Néstor Kirchner en el recinto del Senado mexicano volvía sobre los tópicos en los que insiste desde que pisó el DF: los deseos de lograr una mayor integración y destacar las coincidencias alcanzadas entre ambos países. Pero, como suele suceder, cuando se apartó de la letra escrita llegó lo más sustancioso. Entonces agradeció al pueblo mexicano por “abrirles las puertas” a los exiliados argentinos de la dictadura y, hablando de derechos humanos, condenó enérgicamente el muro que la administración de George Bush pretende levantar en la frontera con México. “Quiero dejar en claro el repudio del pueblo argentino, de quien les habla y de quienes me acompañan, a la construcción del indigno muro que se está construyendo entre la hermana nación mexicana y la nación de Estados Unidos”, sostuvo el Presidente, que no pudo terminar la frase, interrumpido por los aplausos de los legisladores.

Kirchner profundizó sobre la cuestión. Dijo que la decisión del gobierno norteamericano “no es solamente una afrenta para la hermana nación mexicana, sino que es una afrenta para todos los pueblos de Latinoamérica y todos los pueblos del mundo”.

El muro en la frontera entre México y Estados Unidos es un proyecto de los legisladores republicanos pensado como muestra extrema de su intención de frenar la inmigración ilegal. Se estima que en Estados Unidos viven unos once millones de mexicanos y que la mitad habría ingresado ilegalmente. Con esos datos, el Congreso norteamericano votó a favor de la iniciativa que prevé la construcción de un muro de 1125 kilómetros de largo, a través de los estados de Texas, Nuevo México, Arizona y California. En rigor, ese muro –en forma de gigantescas alambradas, zanjas, casetas de vigilancia y también paredes de hormigón– ya existe en varios tramos de la frontera.

El presidente de México, Felipe Calderón –como lo había hecho su antecesor, Vicente Fox– se plantó contra la iniciativa planificada por su socio en el Nafta. También otros presidentes, líderes sociales y hasta el Consejo de Derechos Humanos expresaron su oposición. El jefe de gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, dos semanas atrás, también de visita en México, sostuvo que “no hay muro por alto, ancho o largo que sea, y cualquiera que sea el material que lo conforme, que pueda imponerse al sueño de una vida mejor”.

Hasta ahora, el gobierno argentino no había hecho una condena tan explícita. Kirchner recordó en voz alta el día y la fecha de ayer para “dejar sentada con absoluta claridad nuestra posición. Y rogamos que quienes están construyendo esta actitud, este muro de la vergüenza, recapaciten y entiendan que el mundo se tiene que manejar por otros caminos: el de la paz, la conciliación, el respeto a la diversidad, el respeto a las naciones del mundo”.

Sin papeles

La visita de Kirchner coincidió con el receso del Congreso de México. Aquí es verano y plena época de vacaciones. Por eso al Presidente lo recibió ayer una Comisión Permanente que sesiona durante este período y que preside el senador del PRI Manlio Beltrones Rivera. Kirchner llegó acompañado de su esposa, Cristina Fernández. Además, participaron los presidentes de las dos cámaras, el diputado Alberto Balestrini y el senador José Pampuro, más el diputado Miguel Bonasso y el senador Miguel Angel Pichetto.

El edificio del Senado, a una cuadra de la Cámara de Diputados, está en el centro histórico de la capital y en sus orígenes, allá por el 1600, fue un colegio seminario. En su entrada tiene una estatua del “mártir del Senado”, Belisario Domínguez, asesinado por el régimen tiránico de Victoriano Huerta. Como es de rigor, al ingresar Kirchner depositó a sus pies una ofrenda floral con los colores argentinos.

Beltrones Rivera realizó un discurso muy elogioso de Kirchner al que llamó “abogado del justicialismo y gobernante ejemplar”. El mexicano resaltó que pese a la alianza de su país con Estados Unidos “no debe restringir la mirada hacia el sur”. “Debemos buscar la integración y la unidad latinoamericana siempre”, destacó.

Kirchner comenzó leyendo su mensaje, en el que puso de relieve el Acuerdo de Asociación que firmó con Felipe Calderón. “Creemos que México constituye un socio estratégico”, definió. “Quiero hacer un profundo reconocimiento al pueblo mexicano y a sus distintos gobiernos que se sucedieron cuando a nuestro pueblo le tocó vivir la última horrible dictadura de 1976. México abrió sus puertas, sus corazones, a miles de intelectuales, estudiantes y trabajadores comprometidos con la construcción de naciones justas, independientes y democráticas, que eran expulsados y si no eran asesinados en nuestra propia nación. Tenemos un agradecimiento eterno, nunca podremos olvidar este gesto”, afirmó el Presidente. Y destacó que ahora los responsables de la dictadura pueden ser juzgados sin trabas porque “gracias a Dios se terminaron todas las leyes de impunidad”. Hasta ahora, Kirchner tocó el tema en todos sus discursos en México, aunque nunca tan en extenso como ayer en el Senado.

La respuesta fue el primer aplauso de parte de los legisladores mexicanos que siguieron la sesión.

Después continuó con un mensaje fuerte a favor de la integración del continente. “Sin luchas tontas por liderazgos que no vale la pena discutir, no impidan más la construcción de ese espacio latinoamericano que necesitamos”, en lo que pareció una alusión a la histórica desconfianza entre México y Brasil, los dos grandes del continente. “Trabajamos fuertemente en la inserción de México en la región latinoamericana juntamente con todos los pueblos de América del Sur, sé que lo vamos a lograr”, dijo. Para luego cerrar con la cuestión del muro, un punto en el que dijo hablar “no ya como presidente, como militante político comprometido toda la vida con un concepto de integración entre los pueblos”.

Los diarios mexicanos habían destacado la invitación de Kirchner a México a integrarse al Mercosur. Ya por la tarde, los portales de los principales medios destacaban la condena del Presidente en un tema muy sensible para los mexicanos.

Compartir: 

Twitter
 

“Rogamos que quienes están construyendo este muro de la vergüenza recapaciten”, dijo Kirchner.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.