EL PAíS › LA PALABRA DE LOS FAMILIARES DE LAS VICTIMAS

“Tendría que estar preso”

 Por Adriana Meyer

“Son las paradojas que generó la impunidad en este país, que se haya cuestionado su diploma por su actuación y finalmente se resuelva a su favor tiene que ver con que durante todos estos años a las víctimas se les negó la justicia, y si en este país las instituciones funcionaran (Luis) Patti tendría que estar preso.” Así, con inocultable indignación, opinó sobre el dictamen de la Procuración la abogada de HIJOS de Rosario, Ana Oberlin. El mismo sentimiento recogió Página/12 en diálogo con Manuel Gonçalves y Juana Muñiz Barreto, hijos de dos de las víctimas del torturador aspirante a diputado.

“Es un retroceso como lo fue el dictamen de la Corte sobre Bussi, y se está dando un mensaje contradictorio: promovemos juicios que se reabren, instamos a la participación de los testigos y los animamos dándoles confianza, incluso algunas resoluciones de la Corte van en ese sentido, pero un dictamen como éste vuelve a generar impunidad. Y me preocupa ese mensaje en este momento clave en que socialmente se está debatiendo las consecuencias de la dictadura en el presente, es volver para atrás con el acierto del año pasado de la Cámara”, completó Oberlin, querellante en varios procesos en los que está imputado Patti. “Por algo los jueces tienen tanto temor con este personaje, por lo menos son cuatro que no hacen nada. Y ahora va a hacer aún más difícil pero vamos a seguir peleándola”, anticipó.

El hijo del desaparecido Gastón Gonçalves recordó que no sólo el problema está en la Justicia. “Los proyectos de ley para impedir las candidaturas de represores aparecieron con el caso Bussi y con el caso Patti pero ahora duermen en los cajones”, expresó. “Hay intereses que no conozco y con una elección acá nomás si no hay decisión de fondo esto va a seguir sucediendo”, agregó Manuel Gonçalves, que participó del proceso de impugnación de Patti en la Cámara de Diputados. “Fueron tres meses en el Congreso para lograr algo válido, y pensamos que la Justicia nos iba a acompañar pero me siento horrible... la gente tuvo que contar las atrocidades que vivió varias veces y alguien desde un escritorio ahora dice que esto no va. Parece todo un circo”, se quejó Gonçalves. La causa por el séxtuple homicidio de sus padres y otros cuatro militantes de la Juventud Peronista pasó del juzgado de San Nicolás al de Campana, de ahí a la Cámara de Rosario por un conflicto de competencia, y finalmente recayó en la justicia federal de San Martín. “Esto grafica mucho lo que pasa, dos años, tres jueces, dos cámaras, todo dilatado. El fiscal (Juan Murray) pidió su detención, y (Patti) ya estaría preso, ya habría condena. Pero da mucho trabajo porque tiene poder”, concluyó.

Consultada sobre el dictamen, la hija del desaparecido diputado justicialista Diego Muñiz Barreto manifestó que le parece “una verdadera vergüenza”. Y agregó: “Mi padre fue una víctima más de la falta de legalidad, así que no voy a dejar de batallar porque estoy segura de que éste es el mejor legado que puedo dejarles a mis hijos”.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.